Con Luis Muto, Director de Studio Muto

En InfoNegocios una vez a la semana almorzamos con empresarios de relevancia con el objetivo de saber de primera mano qué está pasando en el mundo de los negocios en Uruguay. En esta oportunidad compartimos un almuerzo de Plantado, el restaurante de Hyatt Centric Montevideo, con Luis Muto, Director de Studio Muto y recogimos algunas frases de su paso por Te Invito a Comer:

Image description

Studio Muto es una empresa familiar ¿cómo está conformada al día de hoy?

Hoy la integro junto a mi hermano Pablo, originalmente estaba mi padre también pero hoy está más retirado de la actividad. La fabricación se divide entre Studio Muto y Muto Magazzino, que es la otra pata del negocio. En total somos unas ocho personas trabajan en corte, diseño y confección, y nosotros dos.

¿Qué es Muto Magazzino?

Es otra línea de negocio por la que se vende ropa Prêt-à-porter (lista para llevar) que traemos de Italia. Se vende en el local de Pocitos

¿Los trajes hechos a medida son mucho más caros que uno industrial?

Una cosa es “caro” y otra es “costoso”. La ropa a medida tiene distintos procesos de elaboración con otros costos que la ropa industrial, y es algo que atiende un gusto personal, algo que es para uno. Se toman medidas especiales, se hacen moldes especiales, la materia prima es de primera calidad, importada, y el proceso es distinto. Por ejemplo, hacemos una clase de puntada que lleva mucho más tiempo: hacer un saco con esa terminación lleva 36 horas sin parar, si lo llevas a 8 horas diarias estás varios días trabajando sólo con esa prenda. Eso hace que al final el costo sea más elevado.

En 2022 encontraron un nicho en las producciones audiovisuales ¿cómo fue y qué desafíos tiene?

Para nosotros fue un año bueno, estabilizador, donde salimos de la etapa de la pandemia. Pudimos tener la creatividad necesaria para crear más alternativas. Algunas productoras que vinieron a Uruguay a filmar nos contrataron para proveerles vestuario, encontramos un nicho y hoy continúa. Es difícil proveer vestuario para una película, tenés que tener mucha variedad ya hecha o la velocidad necesaria para responder a la demanda.  Pueden precisar un traje violeta para mañana a las 3 de la tarde; en otros países hay galpones enteros con vestuario ya hecho, acá tenés que tener mucho stock o una rápida respuesta. 

¿Cómo ves al rubro dentro de unos años?

Creo que la sastrería va hacia lo que pudo ser en un inicio, para clases sociales altas, de esa forma empezó el oficio. Después se fue masificando hasta que en los años 80 se llegó a que los diseñadores europeos e italianos hicieron que la posibilidad de vestirse con ropa fina estuviera al alcance de la mayoría de las personas. Ahora creo que por la falta de mano de obra capacitada la artesanía va a volver a quedar para un grupo que pueda acceder a ropa de alta calidad. Por otro lado, la ropa industrial se va a seguir masificando porque la gente cada vez busca más practicidad y no presta tanta atención a detalles como el largo del pantalón o de una manga.. 

Tu opinión enriquece este artículo:

Boss Pádel lanzará una liga para todos los socios en sus clubes (¿Cuánto cuesta una cancha de pádel?)

¡Las canchas de pádel están on fire en los últimos cinco años! Pero, ¿cuánto billete se necesita para tener la tuya?
Joaquín Pérez, uno de los socios de Boss Pádel, empresa que las importa y monta, y con cuatro clubes a su nombre, nos tiró el dato: ¡alrededor de 30.000 dólares!  ¡Ahí te dejamos el dato por si estás pensando en sumarte al club del pádel o simplemente experimentar el deporte!

Cinco amigos de diferentes profesiones que en unos años consolidaron a Claustrofobia dentro de los mejores escapes room del país (prepárense para un nuevo misterio)

(Por Antonella Echenique) Un contador, un ingeniero, un actor y dos médicos, amigos y apasionados por los juegos de rol y enigmas, hace seis años tuvieron la idea de crear un escape room en Montevideo. Uno de los médicos, en su travesía de viajes por el mundo descubrió los fascinantes juegos de escape y llevó la idea sobre la mesa a los demás.