Si te roban el auto andá al bar de la plaza más cercana.

Según nos cuenta Juan Carlos Yost, gerente general de Sancor Seguros, es muy común que los ladrones realicen una operatoria algo extraña cuando roban un auto: se van a tomar un café en pleno centro dejando el vehículo robado unos 30 minutos estacionado en un lugar desde donde pueden verlo sin levantar sospechas. De esta manera, los malhechores se aseguran que el vehículo no tenga ningún sistema de rastreo satelital y así una vez que pasó el tiempo y nadie lo vino a buscar, se suben nuevamente y continúan con "la operación".