No hay sequía que pare la remisión de leche.

Pese a la crisis forrajera, la remisión de leche a plantas de Conaprole continúa siendo superior a la de igual fecha del año pasado en un 6,37%, alcanzando 1.900.000 litros diarios. Si bien las lluvias caídas vinieron muy bien al sector, es muy difícil revertir la situación, por lo que habrá que esperar cerca de 60 días para ver los efectos en la producción de leche.