Ser y parecer: también para los impuestos es relevante

No solo en Uruguay se cuestionaron estructuras tributarias sin sustancia o propósito de negocios. En la última década, hemos presenciado una adecuación de nuestras normas en esta materia. Hoy, vemos que estas exigencias de la comunidad internacional han llegado para quedarse y que las reglas del juego tienen que ser parejas para todos.

Image description

A fines de 2019, el gobierno de Bermudas aprobó la denominada “ley de sustancia económica”, que ya entró en vigor. La nueva norma regula el uso de entidades holding, de actividades de financiamiento, de seguros y de transporte marítimo.

Por su parte, y luego de una revisión de la OCDE, Barbados reemplazó una ley que regulaba el tema de la sustancia económica desde 2018 y que quedaba a mitad de camino para resolver el desafío de que las rentas tributen en el país donde se genera valor y se realizan las actividades de negocios. Las guías publicadas por las autoridades de ese país buscan dar claridad a las compañías que residen allí para la interpretación de los conceptos de residencia fiscal, adecuación de número de empleados y en qué medida determinadas actividades pueden ser tercerizadas.

Pero como no solo en América existen déficits en el cumplimiento de estándares, Emiratos Árabes Unidos también dictó normas en esta materia en la primera semana de 2020. En esta jurisdicción deberán llevarse a cabo evaluaciones cuantitativas y cualitativas de la sustancia, considerando aspectos operativos, financieros, tributarios y legales.

Por eso es clave ser. La apariencia ya no es suficiente. 

Por: Eliana Sartori, directora de Asesoramiento Tributario, Legal y Contable de PwC Uruguay.

LinkedIn | Twitter

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: