Inflación baja: ¿acaso una ventana de oportunidad?

Con el último dato conocido al momento de escribir este artículo, la inflación en los 12 meses cerrados en septiembre alcanzó una cifra de 3,8%. Tenemos una inflación propia “del primer mundo”. 

 

Image description

respuesta, de acuerdo a nuestras proyecciones indica que hacia final del año vamos a ver una leve aceleración de los precios, aunque ubicándose en niveles históricamente bajos: algo por encima del 5%. Y recién a partir del segundo semestre del próximo año veremos una inflación acercándose al 7%.  

Sin entrar en una compleja explicación teórica para el lector, debemos señalar que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) es a la inflación lo que el termómetro es a la fiebre. Esa sutileza separa a los economistas en cuanto al análisis e incluso en las herramientas de solución para los problemas de inflación: unos dicen que se arreglan bajando costos o precios (“heterodoxos”) y otros dicen que se arregla llevando un control adecuado de la cantidad de dinero (ortodoxos). 

Si bien quien escribe adhiere a esta última causa, no es menor el importante carácter de indexación de la economía uruguaya, que se manifiesta por ejemplo en la incorporación de la inflación esperada en la negociación salarial. Y a partir de esto surge una interesante pregunta: ¿Qué inflación esperada debería incorporarse en las actuales negociaciones? ¿la actual cifra y usarla de ancla futura o asumir -como decíamos- que va a estar algo más arriba? 

Uruguay ha consolidado tener una inflación baja como una política de estado, y esto es reciente en términos históricos. Desde finales de la década de los noventa y lo han defendido todos los gobiernos. Sin embargo, es necesario dar más pasos hacia una nueva institucionalidad con una sintonía más fina. Inflación baja, sí. Inflación estable, aún más, sí. Inflación previsible, importantísima para las empresas. 

Ramón Pampín, gerente de Consultoría Económica de PwC Uruguay.

Linkedin

Twitter

Tu opinión enriquece este artículo:

Una apuesta que salió muy bien (invirtieron 3.000 dólares y hoy son los representantes exclusivos de Sabonis en Uruguay)

(Por Antonella Echenique) Florencia Toledo, escribana, junto a su esposo, Rodrigo Piñero, diseñador de muebles, fueron los pioneros en establecer la marca internacional Sabonis en el país. Con una trayectoria de más de 15 años, distribuyen a más de 600 clientes en todo el país una amplia gama de artículos, que incluyen escritura, útiles escolares, insumos para oficina, merchandising y regalos empresariales.

Cuando la responsabilidad se toma, no se delega (llega InspiraPro para un liderazgo en mayúscula)

De la mano de un equipo con sólida experiencia en el mundo corporativo, encabezado por Santiago Illa, la consultora especializada en temas de liderazgo, coaching & equipos, InspiraPro, sale a escena en el mercado con servicios destinados específicamente a empresas. Para conocer más de esta firma, InfoNegocios dialogó con Illa, docente de Liderazgo en el MBA y en el Master en Finanzas de UCU Business School.