La residencia fiscal en UY es muy tentadora para las empresas del exterior (pero podría mejorar mucho más en corto plazo)

“Tax holiday” de 5 años y exigencias poco complicadas para obtener la residencia fiscal en Uruguay. Automáticamente se otorga por un valor superior en inmueble a US$ 1.800.000, o una empresa superior a US$ 5.300.000, aunque se espera que el nuevo gobierno baje estos montos.

Image description

¿Cuáles son los requisitos legales para obtener una residencia fiscal en Uruguay? A mediados de este mes la contadora especialista en impuestos internacionales Ana Inés Montaldo de RSM dará una charla en Recoleta Grand Hotel de Buenos Aires sobre ello. Para conocer detalles, InfoNegocios le hizo una breve entrevista:

Si lo comparamos con Argentina y Paraguay por ejemplo, ¿qué lugar ocupa Uruguay en cuanto a simplicidad y carga impositiva a la hora de fijar una residencia fiscal?

Por su condición de país importador de capitales Uruguay tiene normas y exigencias que si bien están alineadas con los estándares internacionales, no son complicadas al momento de tramitar una residencia fiscal.

A esto se agrega las ventajas fiscales que ofrece a aquellos que invierten en el país. Como primer medida a todos aquellos que se hagan residentes fiscales uruguayos, le otorga una exoneración o “tax holiday” por un periodo de cinco años en el cual no tributan impuesto a la renta sobre rentas de carácter internacional.

En relación a las empresas que se instalen en Uruguay son varias las ventajas, ya que el país tiene un sistema de imposición a la renta territorial no gravando con impuestos los ingresos generados fuera del país; así como tampoco grava con impuestos los bienes que se encuentran radicados en el exterior.

Existe libre circulación de bienes y capitales, libertad cambiaria, no hay retenciones a las exportaciones, y se otorgan exoneraciones a la inversión en determinadas circunstancias.

¿Qué se sabe de los planes del nuevo presidente en este tema? Que imagina que va a cambiar?

Lo que es de público conocimiento es que el nuevo gobierno tiene intenciones de captar más inversores extranjeros y lo que manifestó fue querer flexibilizar los requisitos para que más gente venga a vivir a Uruguay, siempre respetando las exigencias internacionales.

Entendemos que los cambios van a ser relativos a la disminución de los montos que se exigen de inversión ya sea en inmuebles como en una empresa. Actualmente dichos valores se sitúan, para inmuebles en US$ 1.800.000 y para empresas en US$ 5.300.000 aproximadamente.

¿Cómo variaron en los últimos 50 años los requisitos para adquirir una residencia fiscal en cuanto a marco legal y exigencias económicas en Uruguay?

Este régimen se encuentra vigente en nuestro país desde la reforma tributaria de 2007, o sea hace 13 años y no ha habido cambios en los conceptos básicos.

En 2016 se incorporaron opciones para que una persona física obtenga la residencia fiscal sobre la base de intereses económicos. Es decir se podrá acreditar la residencia fiscal quien posea en el territorio nacional una inversión en inmuebles por un valor superior a US$ 1.800.000, o una empresa por un valor superior a US$ 5.300.000. En este caso no es necesario cumplir con otros requisitos de días de estadía o que el cónyuge e hijos vivan en el país.

¿En cuál rubro empresarial o industrial es más fácil obtener una residencia fiscal y en cual rubro más difícil?

Los requisitos para la obtención del certificado de residencia fiscal no difieren en función del rubro empresarial, pero sí entendemos que lo más sencillo sería realizar una inversión inmobiliaria de acuerdo a los valores comentados anteriormente.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: