Colonia fue una fiesta y a algunos se les fue la mano

Miles de colonienses y allegados de otros departamentos uruguayos e incluso extranjeros vivieron un fin de semana de fiesta. Todo el sector gastronómico le sacó el jugo a la nostalgia (más de uno se pasó de la raya y pedía por una botella de Johnnie Walker Etiqueta Negra 2.500 pesos) al punto que boliches y restaurantes lucieron a tope el domingo por la noche. El lunes, la fiesta se trasladó al hipódromo del Real de San Carlos, totalmente remozado, donde miles de personas disfrutaron de trece carreras con caballos de primera. Entre carrera y carrera parte del equipo de InfoNegocios estuvo tratando de traer alguna novedad, como de costumbre. Y efectivamente nos enteramos, de buenas fuentes burreras, que en el edificio de Maroñas Entertainment del Centro montevideano (ex diario El Día) se viene una remodelación que sumará un tercer piso donde habrá un restaurante y más máquinas de juego. ¿Qué tul?