Uruguay es el país donde más se consume figuritas