El Consejo Directivo de Peñarol le retiró toda la confianza al Ejecutivo de la Asociación Uruguaya de Fútbol tras el polémico arbitraje de Andrés Cunha el sábado en el partido frente a Wanderers.