Probamos una SUV a la española; 5 estrellas

(Por Meta Fierro) SEAT, vuelve al Uruguay, ahora importada y representada por Homero de León, empresa con gran trayectoria en el sector que apuesta fuerte en ampliar la oferta de mercado. Es por ello que incorpora un nuevo producto dentro del segmento, Ateca, un SUV que tiene que hablar; y toma nombre de un pueblo de Aragón. España, más allá de que su origen de fabricación es desde una de las plantas del grupo VW, en  Kvasiny, República Checa (Skoda). 

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Ateca, completa la gama del segmento SUV de la marca española, entre Arona -SUVs- y Terraco -7 pasajero-. A nuestro país viene en una única versión -Style- que contempla la gran mayoría de las especificaciones que un cliente necesita y quiere tener en un vehículo de estas características. Su plataforma es la internamente llamada MQB-A, que comparte con VW Tiguan y Seat León.

No solo su estética es robusta, sino que su arquitectura también lo es; Ateca como el resto de los productos SEAT, demuestra el diferencial que tiene un vehículo de producción europea al regional. Si bien, el regional está mejorando mucho, mal que nos pese, aún, todos los componentes asociados al producto final, se presentan un escalón arriba en las unidades con origen viejo continente al nuestro.

Este vehículo cuenta con un diseño elegante sin opulencias; un frontal voluptuoso, bien aparente que le brinda esa imagen robusta, agresiva para devorar kilómetros. Faros de buen porte full led, más marco interior led diurno automático que se mantiene encendido como posición con resto de luces y se transforma en naranja al accionar el señalero. La parrilla “principal” con marco cromado acompaña las dimensiones, mientras que en la parte inferior, se lleva la mirada otra parrilla de mayor cuerpo, estando a su lado, -en cada punta- embutidos (es todo el conjunto del paragolpes) los camineros rectangulares que aportan estética y luminosidad extra, tanto cuando están encendidos o, circulando en la noche y se enciende el del lado que esta doblando como luz de curva. Por otra parte generan un “corte” y anexan un aditamento plástico de color negro con otro en plata mate, que junto a unas entradas de aire, concluyen una trompa más que interesante, con esa facha off road que tanto gusta en este estilo de vehículos.

Su lateral es lineal, sobrio destacando el diseño de las llantas rodado 17 en dos tonos y zócalo negro más ribetes en guarda barros que acompañan y/o comienzan desde el frontal, hasta atrás. Todo el lateral en color carrocería o negro, lo cual lo vuelve aún más sobrio; también las barras en el techo. La parte posterior se apropia de un tinte sport con spoiler con tercera luz de freno, luneta bastante moderada (tranquilos, tiene cámara de retroceso, ampliaremos) y juega con diferentes volúmenes y figuras en el portón que junto a sus faros de lindo diseño exterior y mejor aún el verlos encendidos con su has de luz led, concluyen en una estética global armónica y deseada. Sin dejar de olvidar el “pretil” inferior de plástico negro (en definitiva bordea toda la plataforma del vehículo) y detalles en gris mate. El “ATECA” centrado debajo de la matrícula, llama a atención.

Ingresas al coche y encuentras un habitáculo muy acogedor por su simpleza y pureza; mantiene claramente el estilo elegante pero no por ello, deja de ser funcional y tecnológico.

Su llave es inteligente, por lo cual se ingresa simplemente accionando la manija; a su vez cuando uno cierra la Ateca, los espejos se pliegan, y si se vuelve a apretar al instante el botón, las ventanillas y techo, si estaban abiertos, se cierran. A tener en cuenta también que los espejos se pueden plegar manualmente desde el interior.

Ya ubicados en el interior, el primer paso es  acomodar la butaca y volante; estos cuentan con gran regulación en todos los sentidos, por lo cual, el conductor sea de la talla que sea, encontrará la posición de manejo optima fácilmente; a su vez las butacas delanteras son envolventes, manteniendo ajustado a ella al ocupante y transmitiendo confort. Siguiendo con la línea de asientos, las plazas traseras tienen gran espacio y claramente los dos extremos son muy cómodos y la parte central en general siempre es algo más rígida y elevada, proporcionando un poco menos de confort que el resto; a su vez, éste se transforma en un excelente posa brazos con 2 porta vasos y amplia capacidad de carga para objetos largos, al abrirse una “escotilla” que une con el valijero (muy interesante). En definitiva el espacio interior en ambas plazas es muy apropiado e ideal para 4 adultos y un niño/adolecente; o sea pueden viajar 5 personas confortablemente y seguras cualquier tipo de recorrido. Cabe destacar que las 5 plazas tienen cinturones inerciales de 3 puntas, apoya cabezas ajustables y 2 sistemas de anclaje para sillas infantiles.

Respecto al tablero y panel de instrumentos, es el verdadero ejemplo de lo clásico; buenos materiales con esferas y agujas que en este caso son rojas, dando un touch diferente. De hecho prevalece el negro ligado a números en blanco y diferentes detalles en rojo que se apropian de un tinte sport. Entre las esferas la ya infaltable pantalla “computador de abordo” que indica variedad de información útil para el conductor como advertencia temperatura aceite y refrigerante, consumo instantáneo y medio, velocidad digital, tiempo de viaje, velocidad promedio del trayecto, autonomía (cuantos kilómetros puedes hacer con el combustible que queda en el tanque). Una particularidad fue ver cambiar los números del cuenta kilómetro -odómetro- , tal si fuera la vieja “rueda” mecánica. Por otra parte la intensidad de la iluminación general, varía automáticamente dependiendo la luz exterior; eso facilita a que uno no tiene que destinar tiempo en regular la misma, si se anda de noche o de día.

A la derecha y bien a la mano, la pantalla táctil de buen tamaño (8 pulgadas), además de la posición justa, está integrada de la mejor manera al resto del tablero, al ras, estando a sus lados las salidas de aire del climatizador bi-zona. Debajo la consola central cuenta con un espacio ideal para colocar el celular que cuenta con superficie de goma para así no se deslice y a su vez no haga ruido (detalle no menor); allí también dos entradas USB, AUX., y 12 V. cabe destacar que también los porta vasos y seguramente porta llave (inteligente) tienen esa superficie de goma. El vehículo se enciende y apaga con botón y el freno de mano es electrónico y automático. El apoya brazos es regulable y es un buen lugar para guardar de todo.

Punto aparte es la posibilidad que nos da la Ateca a desempolvar los viejos y queridos discos compactos “CDS”, Siiii, en la guantera se encuentra una compactera, sistema ideal para una generación que viene asumiendo los cambios tecnológicos por doquier. Volviendo a la pantalla, ya que desde allí se controlan diferentes funciones, tanto del vehículo como del audio (excelente fidelidad de sonido). En ella se fusionan (enchufados) los smart phone, Android Auto, Apple Car Play, MirrorLink, a su vez mp3, bluetooth y audio streaming;  como así cámara de marcha atrás (sensores traseros) y visión 360, Un elemento fuerte de esta “radio” es el accionar por vos, se puede pedir una llamada, contestar la entrante, escuchar, responder y enviar un mensaje simplemente pidiéndoselo; eso sin duda ayuda mucho al no distraer la atención a la conducción. (excelente). Esta pantalla es quién también al apagar el auto, te deja un mensaje para que no te olvides del celular.

Otros aspectos que se ven en vehículos europeos y este no es la excepción, es la ambientación lumínica tenue que genera un hábitat relajado; también todas las luces interiores son led. Así mismo los dos para soles con espejo y luz.

El tapizado nos hubiera gustado sea de cuero, pero  la tela elegida es muy suave lo que brinda calidez y confort.

Un punto que gusta mucho es el techo vidriado doble y corredizo como pivotante, es así que por ejemplo a la tardecita y noche con temperaturas agradables, el circular con él abierto, es un deleite extra.

Otro detalle es contar con 2 USB y salida de aire en las plazas traseras.

El valijero tiene buenas dimensiones propiamente dicho, ampliando capacidad de carga al rebatir respaldos de las plazas traseras y lo que comentábamos anteriormente de la “escotilla” para trasladar objetos largos sin necesitad de hacer maniobras interiores raras que rayen el cielo raso o bajar todo el respaldo (cómodo y diferencial para la gama). 

Comencemos a hablar de la parte dinámica; esta Ateca, contempla un impulsor de última tecnología, de 1.4 litros, con turbo alcanzando los 150 HP; esto lo convierte en un vehículo dinámico, ágil tanto en el tránsito como en ruta y eficiente respecto al consumo de combustible. La caja de cambios acoplada al TSI, es una caja  automática Tiptronic de 8 velocidades que se la puede utilizar en forma secuencial con levas en el volante (multifunción) que logran un conjunto excepcional para todo momento y diferentes tipos de conducción. La unidad que utilizamos, tenía apenas 1.600 kms., en ella realizamos cientos de kilómetros; algunos en ciudad, otros en ruta y en las sierras de Lavalleja y fue así que en esta líneas podemos comentar que los consumos citadinos con buen tránsito, atascos incluidos nos rindió (seguramente mejore) en el eje de los 11 kilómetros por litro; ya con algo de rambla mejora al menos un 10% y en ruta entre los 90 y 110 kilómetros por hora, recorres el país con un tanque (sentido figurado), ciertamente da la posibilidad de circular 100 kilómetros con tan solo 6 litros de combustible. Excelente, más teniendo en cuenta el porte de la Ateca. Esto establece una media  más que apropiada para el propietario. No hay que dejar de decir que parte de la eficiencia está dada con el star-stop, sistema que cuando uno frena en un semáforo (el mismo se puede desactivar), apaga el vehículo manteniendo en funcionamiento todo el resto (AA, radio, etc) y al soltar el freno, se enciende nuevamente y se sigue la marcha; esto fue creado justamente para optimizar el combustible que por transitiva genera menos emisiones de Co2.

Su andar es algo mas aplomado que otras SUV, que hemos conducido, gracias al conjunto de suspensión; se la nota algo durito que junto a la excelente selectora y motor, presentan un espíritu algo deportivo a un vehículo familiar, que varios como nosotros tanto disfrutarán.

Destacable es el poder de frenado que brindan los 4 discos con sistema ABS, EBD y HBA, más asistencia en frenado de emergencia; a su vez control de tracción y de estabilidad, más bloqueo de diferencial electrónico. Y si de seguridad hablamos, 7 son los air bag que incorpora esta Ateca. Por algo logró la máxima puntuación en las pruebas Euro NCAP. 

En balance, Seat Ateca es un producto muy bien logrado, equilibrado en su todo, un vehículo de tamaño justo y motor ideal. Con gran equipamiento de confort y seguridad; con versatilidad para el día a día y ni que hablar para disfrutar los fin de semana o vacaciones con un valijero de 510 litros de capacidad.

5 estrellas (máximo) en seguridad Euro NCAP, presenta un accionar robusto y confiable, eficiente y divertido de conducir con tecnología de punta tanto en la plata impulsora, caja de cambios y “amenities” en su interior. Es funcional de fisonomía que prevalece la elegancia que mirándola en perspectiva se destaca frente a sus rivales, inspirando el salir y disfrutar cada kilometro recorrido sea cual sea.

Demostración de su robustez, es la garantía de 5 años o 100.000 kms. Su precio es de U$D 44.950.- Un precio que penaliza con los aranceles extra zona, pero que se posiciona bien si vemos la variedad de competidores como Chevrolet Equinox, Mitsubishi Eclipse Cross, Peugeot 3008, Nissan Qashqai, Citroën C5 air cross, VW Tiguan, Honda CRV, entre otros.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: