Conocé el nuevo C300e de Mercedes-Benz

(Por Meta Fierro) El fin de semana pasado, disfrutamos del nuevo C300e, de Mercedes-Benz, un sedán híbrido que despierta pasión.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Mercedes-Benz, en agosto del año pasado, presentó la línea EQ; una “marca” que representa a los productos híbridos o 100% eléctricos y también identifica la movilidad inteligente.

En esta oportunidad Autolider, empresa que importa, representa y respalda la marca de la estrella, nos entregó la cuarta generación del afamado sedan clase C, en su versión 300e; un vehículo híbrido enchufable muy conveniente.

La clase C, es la opción de sedanes más pequeña de Mercedes que deriva del reconocido 190 de los años ´80, hasta que a comienzos de los ´90 surge para perdurar en el tiempo la denominación C, para el sedán compacto que, ya no lo es tanto en esta última generación. Al pasar de los años las dimensiones crecen para así lograr aún mayor confort para sus ocupantes.

Este C300e, es un producto que se comenzó a producir en la planta de East London, en Sudáfrica y es desde allí que llega a nuestro mercado. Eso sí, sin dejar la casa matriz, Bremen, como también hay trazado un objetivo de ir sumando otros continentes para su fabricación y facilitar, optimizar el abastecimiento a diferentes países.

Comencemos a comentarles diferentes aspectos y opiniones sobre esta 4 generación del sedan de mayor volumen de ventas de la marca alemana.

Su estética claramente cambió y se modernizó lo suficiente para plantarse dentro de los sedanes elegantes que deslizan líneas fuera de lo común, mostrando un diseño inteligente y que agrada mucho dado sus principales rasgos y el sesgo deportivo de un largo capot, un cockpit ubicado bastante atrás que da un cierre con el parante C al valijero corto al estilo de alguna coupé de la estrella. Todo es armónico, bastante dinámico y circular, sin esos quiebres que se utilizaban en diseños de épocas anteriores. 

Su trompa es sin duda la que impone el ADN sport de la marca con su vasta trayectoria en Fórmula Uno y diferentes categorías de turismo mundial con la presencia en la sección baja del paragolpe de spoiler, alas embutidos con grandes entradas de aire; en la parte superior, una parrilla con listones plata que distingue a la marca y la estrella central maciza; todo esto en diferentes volúmenes que aplican a presencia robusta y sport para este sedán premium. A esto, hay que sumarle su largo capot que porque no, inspira recordar  los antiguos Fórmula Uno que conducía el quíntuple campeón, Juan Manuel Fangio. Destacable también es el conjunto óptico full LED diurno (se transforman en el señalero) automático e iluminaria LED High performance. Por su parte el capot juega con un volumen central mayor partiendo desde la parrilla y los laterales algo por debajo desde las ópticas que confluyen al parante A, por su parte el lateral es suave y simple con el enmarcado del área vidriada en cromado que resalta su estilo, a su vez el posterior presenta ópticas con luces LED y una barra cromada por encima de la matricula que cierra los detalles en esa terminación en una conjunto más que elegante. Bien por debajo no podemos dejar de destacar la doble salida de escapes que quedan muy agradables. Sus llantas en aleación son de 5 rayos dobles hechas a medida; hace tiempo que no encontrábamos un diseño al cual no se le visualizara un estilo que en algún punto no se le quisiera cambiar algo; muy acorde al resto del vehículo, realmente impecables. Su rodado es 17 y calzan neumáticos 245-45, con propiedades de rodaje de emergencia. Otro detalle que nos gustó también, es el formato de la tercera luz de freno, larga, finita, casi imperceptible en la bandeja trasera bien al ras.

Destacamos también donde se encuentra el enchufe para recargar las baterías; el mismo se ubica en paragolpe trasero, lugar interesante para una más fácil manipulación.

Interiorizándonos en el equipamiento, (larga lista) este C300e, es un vehículo premium con excelentes materiales y mejores terminaciones generales con tecnologíade avanzada, hoy a disposición de los ocupantes. Respecto a la seguridad y sistemas de asistencia a la conducción destacamos la incorporación de 7 Airbag, frontales, laterales, de cortina y de rodillas sistema i-Size para el anclaje de hasta dos sillas de niños, Programa electrónico de estabilidad (ESP®) con servofreno de emergencia (BAS) y aumento en la fuerza de frenado si se detecta una frenada de emergencia. 5 apoya cabezas regulables y 5 cinturones de tres puntas inerciales.

Tren de rodaje, AGILITY CONTROL con sistema de amortiguación selectivo, ATTENTION ASSIST, por el cual se puede detectar síntomas típicos de fatiga del conductor analizando su comportamiento y advertirle de un aumento del cansancio o alguna falta de atención, ADAPTIVE BRAKE, función de llenado anticipado y función frenos secos al conducir bajo la lluvia, TEMPOMAT con limitador variable de velocidad, Dirección directa con servoasistencia variable en función de la velocidad y desmultiplicación variable del engranaje de la dirección, alerta con un triángulo rojo dentro del velocímetro de acercamiento a un vehículo que circula adelante entre otros aspectos interesantes para la seguridad.

Con respecto al confort, podemos decir que cuenta con climatización automática THERMATIC bi zona con ventilación de las plazas traseras con difusor individual en la consola central, Sistema de mantenimiento activo ASSYST

Volante multifunción en napa de gran agarre y 2 botones de control táctil más varios tradicionales, Interface para subir y bajar las 4 ventanillas sosteniendo apretado el botón correspondiente a la función abrir-cerrar en la llave, luz para parking nocturno (enciende luz de posición trasera y delantera del lado contrario al cordón), sensor de lluvia para los limpia parabrisas, sensor para encendido y apagado de luces automaticamente, pantalla bastante pequeña, pero funcional -no táctil-, ya que todas las funciones se manejan desde un joystick touch y perilla circular en consola cental, la cual si incorpora cámara para retroceso con referencias y  conectividad para smartphone compatible con Android Auto y Apple CarPlay™.

El tablero es tradicional con doble aro y agujas que cobijan una pantalla a color como computador de abordo que está destinada a mantener informado al conductor de infinidad de aspectos importantes como consumos de batería y combustible, rangos de consumos, tiempos, presión de neumáticos, etc.

Dinamicamente hablando, lo primero que debemos destacar es la posición de manejo que rápidamente se consolida gracias a la múltiple regulación y la comodidad de la butaca; a su vez el resto de los ocupantes -hasta 5-, 4 de ellas cuentan con gran comodidad, no tanto así la central de la plaza posterior. Nos extraño que no cuente con sensores para facilitar el estacionamiento.

Como dijimos, esta es una versión EQ, híbrida enchufable que combina un motor a nafta 2.0 de 4 cilindros que eroga 211 hp de potencia y 350 Nm de par motor, más  un motor eléctrico de 90 kW con 122 hp y 400 Nm; lo que combinados producen unos 320 cv de potencia y 700 Nm de par motor. (este último número es mayor a un 63 AMG); los que desliza que independientemente de más o menos potencia, la reacción que tiene este sedan señorial al pisar el acelerador a fondo, es absolutamente picante y merecedora de aplicarlo como sport. A su vez, cuenta con variables para la configuración en su accionar, que va desde ECO, Confort, Sport , Sport+ y personalizado para así cambiar el grado de performance. Un punto alto para el dinamismo de este C300e. al impulsor a combustión se le anexa una caja de cambios 9G-TRONIC, automática secuencial con levas en el volante que indudablemente definen la perfección en el accionar general del auto.

La recarga de las baterías es muy simple; en formato doméstico, uno debe enchufar el kit que trae el coche a un enchufe schuko y en aproximadamente 4 horas y media, consolida una full recarga. También existen varios puntos, estaciones de suministro de energía enclavados en puntos estratégicos de la ciudad e interior del país por UTE, para realizar cargas rápidas; en una hora y media usando los wllbox. Con baterías completas, uno logrará transitar aproximadamente 50 kilómetros, lo que significa que para la media diaria es más que suficiente para circular 100% eléctrico sin emitir Co2, ayudando a no polucionar y a muy bajo costo. En ruta mayormente se activa el motor naftero con ciertos descansos donde el eléctrico le toma su lugar. Cada uno de ellos hacen que el C300e, viaje, circule muy cómodo y ágil; pero juntos logran una reacción y potencia que dan ganas de no dejar de andar como así también seguridad en ruta para sobre pasos. Destacable también es lo bien que frena y el andar confortable; ni que hablar que viajar de noche con las luces que incorpora, es impecable.

Lo conducimos por más de 500 kilómetros en ciudad y ruta entregando a los 4 ocupantes gran placer y comodidad a lo que se le suma, la tranquilidad y seguridad global con la que cuenta el vehículo. Si nos ponemos estrictos, dado su diseño dinámico, una persona algo más alta del metro 70, seguramente al ingresar en las plazas traseras pueda tener cierta dificultad con el parante C; luego en el interior, se olvidará de ello por la amplitud reinante. Respecto al rendimiento del motor naftero, como buen 2.0, el consumo medio está cercano a los 9 kilómetros por litro -lógico y bueno- que en mix con el eléctrico cambia bastante la ecuación y logras gran autonomía. 

En conclusión este Mercedes-Benz C300e, de la línea EQ, es un sedán compacto premuim; señorial, elegante con aspectos que le brindan deportividad y picor cuando los dos motores se acoplan.

  • Un producto que logra trasmitir emociones y placer en diferentes momentos o juntos. Gran equipamiento de confort, pero principalmente en asistentes a la conducción que diferencian al producto y brindan al consumidor tranquilidad al circular en él, más allá que la marca de la estrella es sinónimo de perfección. 
  • Un vehículo con buena marcha, buen espacio interior y un valijero de 300 litros que podría ser más grande sin las baterías, que de todas formas da para cargar suficiente.
  • En nuestro mercado se comercializan dos versiones, la probada Avantgarde y la AMG line.
  • Ambas con 2 años de garantía sin límite de kilometraje y 8 años o 160.000 kilómetros para las baterías y el motor eléctrico.
  • El precio del que probamos es de U$D 62.990 y el AMG Line pasa a costar U$D 79.990
  • Su principal rival, tomando en cuenta la característica híbrida es el BMW 330e iPerformance, en sus dos versiones Sport line o M Sport.
  • Sobrio elegante con detalles en gris plata mate en combinación con negros brillantes.
  • Aviso con triángulo rojo dentro del velocímetro de cercanía con vehículo adelante.
  • Un sedan elegante señorial pero picante gracias a los dos motores.
  • Muy buen audio.
  • Excelente posición de manejo.
  • Función ECO Confort Sport Sport+.
  • Levas.
  • Espejos eléctricos pero no rebatibles ellos cuentan con ampliación de ángulo en sus vértices y así ampliar la visual.
  • El cargador traba con la llave.
  • Carga simple com enchufe schuko doméstico en unas 4 horas aprox., y unos 50 kms de autonomía 100% en modo eléctrico con una combinación híbrida enchufable: un motor naftero 2.0 que genera 211 cv de potencia y 350 Nm de par motor, junto a uno eléctrico de 90 kW (122 cv) y 400 Nm. Combinados producen 320 cv de potencia y 700 Nm de par motor.
  • Luz en el valijero mas roja en portón. Valijero en dos niveles.
  • Luz led diurna que se transroma en la luz de giro.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: