La disyuntiva entre la sostenibilidad y la rentabilidad.

Las empresas actualmente sienten una gran presión por incluir en su operativa aspectos de ESG (ambientales, sociales y de gobernanza, por sus siglas en inglés) dadas las grandes ventajas competitivas y la demanda que generan sus grupos de interés, pero, al mismo tiempo, tienen que cumplir con inversores que no están dispuestos a bajar su rentabilidad, y con clientes que no están dispuestos a asumir mayores costos.

 

Dada esta situación, las empresas y los inversores deben encontrar un equilibrio entre las exigencias a corto plazo y las iniciativas necesarias para llevar a cabo sus objetivos a largo plazo. Para lograrlo se deben seguir una serie de pasos:

  1. Identificar cuál es el propósito de sostenibilidad, es decir, implementar las actividades que definan la identidad de la empresa o si simplemente el fin es cumplir con exigencias regulatorias. 

  2. Buscar una manera de combinar las necesidades de los grupos de interés, o sea, definir hacia dónde se dirige la empresa, el por qué y cómo llegar hasta ahí. 

  3. Generar confianza. Si bien los inversores ven la sostenibilidad como una prioridad, exigen mayor control financiero y transparencia. 

  4. Invertir donde se genera el impacto. Según un estudio de PwC sobre la inversión en tecnología climática, la mayoría del dinero que se destina a esta tecnología no está alineado con el impacto del carbono.

La importancia de la comunicación de estos puntos analizados por parte de los directivos a los inversores, en donde se explica el por qué es importante priorizar la sostenibilidad y qué aspectos son necesarios para poder ser competitivos a largo plazo, es fundamental para evitar esta disyuntiva.

Fuente: “El nuevo mandato en materia de sostenibilidad”, Ideas PwC.

Noelia Lopez, gerente de Auditoría de PwC Uruguay.

LinkedIn

Boss Pádel lanzará una liga para todos los socios en sus clubes (¿Cuánto cuesta una cancha de pádel?)

¡Las canchas de pádel están on fire en los últimos cinco años! Pero, ¿cuánto billete se necesita para tener la tuya?
Joaquín Pérez, uno de los socios de Boss Pádel, empresa que las importa y monta, y con cuatro clubes a su nombre, nos tiró el dato: ¡alrededor de 30.000 dólares!  ¡Ahí te dejamos el dato por si estás pensando en sumarte al club del pádel o simplemente experimentar el deporte!

Cinco amigos de diferentes profesiones que en unos años consolidaron a Claustrofobia dentro de los mejores escapes room del país (prepárense para un nuevo misterio)

(Por Antonella Echenique) Un contador, un ingeniero, un actor y dos médicos, amigos y apasionados por los juegos de rol y enigmas, hace seis años tuvieron la idea de crear un escape room en Montevideo. Uno de los médicos, en su travesía de viajes por el mundo descubrió los fascinantes juegos de escape y llevó la idea sobre la mesa a los demás.