Se bancarizó la mesada.

Los bancos salen a la caza del segmento más joven, aunque con distintas modalidades. Hace unos días te contábamos que Discount lanzaba Green, una cuenta exclusiva para jóvenes con la finalidad de introducirlos en el mundo del ahorro; y ahora el Itaú se despachó con Junior, una tarjeta de débito con la cual los menores tienen acceso a la cuenta de sus padres, eso sí, con límites prefijados.