COVID-19 y el mercado de trabajo

La pandemia provocó una caída tanto de la oferta como la demanda, y esto se ha traducido en un fuerte impacto en el mercado laboral a escala global. 

Image description

En Estados Unidos se perdieron 20,5 millones de empleos en solo un mes (abril), 33,5 millones de personas han solicitado seguro de desempleo desde mediados de marzo y la tasa de desocupación trepó al 14,7% (apenas dos meses atrás estaba en un 3,5%, su nivel más bajo en 50 años). En China, mientras que en 2019 la tasa oficial de desempleo urbano nunca superó el 5,3%, el indicador saltó al 6,2% en febrero (máximo histórico) y se mantuvo en torno al 6% en los siguientes dos meses. 

En Uruguay, los datos del Banco de Previsión Social muestran que entre marzo y el 25 de mayo se ingresaron 175.540 solicitudes de desempleo (predominan la suspensión y, en menor medida, la reducción horaria, mientras que solo 9 de cada 100 solicitudes corresponden a despido).

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística reveló que la tasa de desempleo se elevó un 10,1% en marzo, lo que equivale a 172.000 personas desocupadas. El organismo estimó que el 9,4% de los ocupados estaban ausentes de sus lugares de trabajo (la cifra fue casi 1 de cada 5 en la última semana de marzo). Respecto a los motivos de ausencia, el 21,8% declaró no haber trabajado por la suspensión de su labor debido a la emergencia sanitaria, mientras que un 21,5% se encontraba en seguro de paro común o especial en marzo. 

Por: Matilde Morales, gerente de Consultoría Económica de PwC Uruguay.

LinkedIn | Twitter

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: