Las barajas hot que ya son un negocio en UY (cupones sexuales picantes para parejas)

Lo que primero fue un regalo de cumpleaños original e íntimo, ahora es un emprendimiento que va creciendo comercialmente en muchos ámbitos, sobre todo en los que salir de la rutina -sex shop, lencerías, hoteles- es parte de un juego. Se trata, concretamente, de Hotline, un mazo de 50 cartas con consignas sexuales que, según su creadora Anny Álvarez, “puede llevar las cosas a otro nivel”.

Image description
Image description

La idea y diseño original es de Anny Álvarez, quien nunca se imaginó que el regalo de cumpleaños que ella creó para su pareja se convertiría en un emprendimiento comercial que, primero de boca en boca y ahora a través de redes, lleva ya cerca de 1.000 mazos vendidos.

Se trata de Hotline, un juego de naipes cuyo mayor desafío es salir de la rutina, de la zona de confort, de los lugares comunes. De hecho, según Álvarez dijo a InfoNegocios, “lo más provocativo que tiene el mazo de cartas es que te lleva a ser creativo, por más que una consigna sea muy lineal, como una carta que dice masaje hot u otra que dice se mira… no se toca, el tema acá es cómo querés jugar el juego”.
 


Según la creadora de Hotline, los primeros 100 mazos de 50 cartas -que salieron en febrero de 2021- se vendieron en muy pocas semanas, lo que la llevó a apostar por imprimir una cantidad mucho mayor y comercializar el producto más incisivamente.

“Me di cuenta en seguida que las cartas funcionaban muy bien -sostuvo Álvarez-, ya sea por curiosidad o por necesidad, las personas cada vez eran más las preguntaba por Hotline, seguramente porque a todos nos hace bien o mucho mejor tener una vida sexual mucho más picante, que es a lo que te invitan estos cupones con sus mensajes”.

Con esta idea, Álvarez salió al ruedo de una venta por mayor, logrando colocar inmediatamente cerca de 1.000 mazos en sex shop, lencerías y hoteles de alta rotatividad.
 


“De golpe -remarcó la emprendedora- pasé de vender un juego acá y otro allá y otra más allá, a vender 50 mazos en un solo local, a enviar un pedido de otros 100 en un local nuevo y así. Es más, el 70% de las ventas de Hotline ahora son por mayor y el 30% restante al por menor”.

Cada mazo de Hotline vale $ 450, y según Álvarez, no hay ningún otro tipo de naipe similar en el país, “lo único que vi parecido, hace mucho tiempo, fueron una especie de fichas de Kamasutra o unos tipos de vale un poco ingenuos, estilo combo cine más cena más hotel, cartas como las de Hotline, con cupones sexuales picantes para sorprender a tu pareja, no hay”.
 


Según Álvarez, la idea ahora es producir un número mayor de mazos para cubrir la demanda y empezar a diseñar versiones que se adapten a otras preferencias sexuales, por si bien Hotline es muy amplio y genérico, “mi plan a futuro es crear una versión de cartas con cupones para LGTB y BDSM, lo mismo que crear una app y algún otro juego”, concluyó la emprendedora.

En suma, parafraseando el primer tema del lado B del disco Nada personal de Soda Stereo, con Hotline le podés decir a tu pareja “te llevaré hasta el extremo, abrazame, este es el juego de seducción”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: