Un lavado de cara para salir campeón (Inca participó en la renovación del Centenario)

En el marco de las finales de las copas Sudamericana y Libertadores -esta última se juega mañana- y con el compromiso que implica la protección de un emblemático monumento nacional y mundial del fútbol, Inca brindó asesoramiento técnico y suministró toda la pintura en la obra de renovación del Estadio Centenario, en la que fueron necesarios 12.000 litros de pintura Premium.

Image description
Image description

La compañía del grupo AkzoNobel fue el proveedor oficial de pinturas en el proyecto de refacción del Estadio Centenario, sede de las finales de las Copas Sudamericana y Libertadores de la CONMEBOL, la primera disputada el pasado sábado, en la que Athletico Paranaense le ganó 1 a 0 a Bragantino y se coronó campeón, ya la segunda que se juega mañana, entre Flamengo y Palmeiras.

El punto es que AkzoNobel, a través de Inca, no solo hizo la pintura del estadio, sino que asumió la responsabilidad que implica la protección de un emblemático monumento nacional y mundial del fútbol como es el Centenario, sede de la primera Copa del Mundo en 1930.
 


“Para AkzoNobel es un verdadero orgullo poder volcar todo el conocimiento de los calificados profesionales que integran el equipo de Inca y la experiencia generada durante más de siete décadas de trabajo ininterrumpido en el país, en uno de los principales símbolos del fútbol”, dijo Juan Arocena, gerente comercial de pinturas Inca AkzoNobel Uruguay.

“Nos llena de alegría -remarcó Arocena- saber que todo lo realizado permitirá que este estadio, de gran valor histórico a nivel mundial, será disfrutado por el pueblo uruguayo”.

Para el color de la tradicional Torre de los Homenajes, símbolo de este estadio y del fútbol uruguayo, se utilizó la línea Incamur, en un color que respeta la esencia y el diseño original realizado por el arquitecto Juan Antonio Scasso, donde el cemento es la base estética del proyecto.
 


Los exteriores y tribunas también fueron protegidas con este producto, mientras que los vestuarios, el túnel y las zonas interiores de calentamiento recibieron pinturas de la línea Incalex Ultralavable. Para llevar adelante esta obra, fueron necesarios unos 12.000 litros de pintura Premium, además de la participación de casi 500 personas durante 60 días.

La renovación del Estadio Centenario, que tuvo la aprobación y supervisión de la Comisión Nacional de Patrimonio, de la Comisión Administradora del Field Oficial (CAFO), la AUF y CONMEBOL, incluyó el cambio total del césped de la cancha y la instalación de un moderno sistema de iluminación LED para el campo de juego y el exterior del edificio, con especial atención a la Torre de los Homenajes.
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: