Cuentos chinos en la ceremonia inaugural de Beijing 2008.

Casi 4.000 millones de espectadores vieron el alucinante comienzo de los juegos olímpicos, pero muchos ignoran que hubo imágenes trucadas, según Le Monde. El director musical del espectáculo admitió que la niña china cantó en playback al cambiarla por la verdadera intérprete por razones estéticas. También hubo imágenes trucadas de los fuegos artificiales y la espectacular escena de las huellas de pies gigantes en el cielo atravesando Beijing fue filmada no en directo desde un helicóptero, como parecía, sino antes, debido a la mala visibilidad, según Wang Wei, vicepresidente del comité de organización de los juegos. Según el diario Beijing Times, un costoso trabajo de una empresa informática especializada simuló los movimientos del helicóptero y generó falsas imágenes borrosas como si surgieran de la niebla.