Golani, con su director Fabián Techera

(Por Santiago Perroni) En nuestra sección “Un Día en …” el equipo de InfoNegocios visitó las oficinas de Golani y dialogó con Fabián Techera, director de la empresa de seguridad privada.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Cómo nació Golani?

Habilitamos la empresa en octubre de 2015. Fue un gran sueño. Pertenecí por muchos años al Grupo GEO de la Guardia Metropolitana de la Policía y mi socio, Ernesto Laguardia , es una persona conocida en el rubro. Buscamos hacer lo posible para cambiar la visión que tiene la gente sobre los servicios de seguridad en el país, sobre todo en lo que es la parte de eventos. No queremos que vean a la seguridad como represión, sino que la vean como un servicio de atención.

¿Están logrando ese cometido?

Sí. Cuando estamos en eventos o boliches nos pasa que la gente se saca fotos con los guardias. En vez de tener temor a ser golpeados, la gente se siente cuidada. Por algo tenemos los mejores boliches y eventos en Uruguay.

¿Qué significó para usted pasar de un trabajo al otro?

Fue un golpe bastante fuerte, fue un cambio total. Me costó mucho en el relacionamiento con la gente. Uno viene con una formación y con una cabeza bastante cerrada, por como te forjan en los grupos especiales, y cuando impartís acá una orden a quien sea ves que no tienen el mismo respeto al que estabas acostumbrado. Es una lucha constante. Me considero bastante líder e intento llevar a las personas por donde yo quiero.

¿Cuáles son los principales clientes de Golani?


Tenemos la mayoría de los boliches buenos: Lotus, los que son del Grupo W, Zebra, Jackson Bar. También nos especializamos en eventos deportivos. Le armamos todo el operativo de seguridad a ocho instituciones deportivas. Hasta el año pasado hicimos los megaoperativos en el estadio Campeón del Siglo con más de 200 guardias y siempre fueron un éxito.

¿Por qué no hacen más los megaoperativos en el Campeón del Siglo?

Por el momento tuvimos que dar un pasito al costado por un tema interno de la directiva. Seguimos trabajando en la seguridad de Peñarol, pero no nos encargamos de los operativos cuando Peñarol es local. Sí trabajamos en el Palacio Peñarol y en los Aromos.

¿Qué desafíos implicaba diagramar esos megaoperativos para el fútbol?

Para mí fue un volver a las canchas. Yo hacía operativos en el Estadio Centenario cuando trabajaba para la Policía. Siempre era el ayudante del encargado del operativo y le acomodaba todas las cosas.

¿Qué servicios ofrece Golani?

Nos encargamos de todo lo que es seguridad. Ponemos una persona física donde sea, un móvil, una garita, hacemos patrullaje preventivo. También protegemos empresas, barrios privados, nos encargamos de la seguridad de las carreras en el Autódromo del Pinar, eventos deportivos, seguridad física. Lo que se te ocurra en seguridad lo podemos hacer. Ahora firmamos una alianza estratégica con la empresa israelí Noa, que es la que puso las cámaras de seguridad de la Intendencia de Maldonado. Con ese sistema el índice de robos en el departamento bajó en un 67%. Ellos nos facilitan toda la parte electrónica. Si necesitas un botón de pánico, un drone que te siga o que siga a tu mujer, una casa automática que te abra las puertas cuando llegues, que te cuide; ellos nos brindan esa tecnología de última generación. Inclusive vamos a tener la representación de la marca IWI de armamento israelí en Uruguay.

¿Por dónde pasa el principal negocio de la empresa?

Depende, no lo tenemos tan delimitado. Los eventos nos hacen girar la plata de continuo todos los fines de semana y eso nos suma. Pero los demás clientes ayudan. Ahora vamos a apostar fuerte con esto de la seguridad electrónica y tenemos buenas expectativas.

Las últimas encuestas muestran que la inseguridad es una de las mayores preocupaciones de los uruguayos. ¿Cómo incide esto en el negocio?

Es como la frase de las funerarias: “yo no le deseo el mal a nadie, pero que nunca me falte trabajo”.  Es exactamente igual. Obviamente no deseamos que haya inseguridad en Uruguay. Por más que no haya, igual la gente necesita sentirse segura: que lo custodien, que lo acompañen. Somos los especialistas de seguridad que necesita cada uno y tenemos la flexibilidad necesaria para adaptarnos a lo que busca cada cliente. Si hay inseguridad en el país yo no puedo meterme en Cerro Norte a cubrir la inseguridad, yo no puedo cambiar nada en las cárceles. Te puedo ayudar a que vos te sientas más seguro. Buscamos que la gente vea como algo positivo la inversión en seguridad.

¿Cuáles son los principales desafíos que implica este rubro?

La competencia desleal. Viene cualquier cara de loco con una empresa recién armada, que no tiene ni siquiera el 1% de la logística que nosotros tenemos, y te compite con los precios. Tampoco tienen personal habilitado. Nosotros tenemos un Departamento de Psicología para atender a los guardias, para capacitarlos y que estén bien psicológicamente. Hay empresas que abren en dos días, no tienen a nadie habilitado y te compiten con el precio. Golani tiene un costo para mantener su personal y sus vehículos. Arman empresas desde una casa, ofrecen un servicio a mitad de precio y la gente los contrata porque piensan en gastar en seguridad, no en invertir en seguridad. Después que tienen fallas o inconvenientes, vuelven con nosotros. Hay lugares en los que licitamos y estas empresas se ofrecen gratis para hacer publicidad. Igual la competencia desleal dura poco porque como no tienen guardias habilitados, lamentablemente, les lastiman a alguien y tienen que cerrar.

¿En qué consiste el Departamento de Psicología de Golani?

Los guardias para quedar habilitados deben pasar por un examen psicológico. Después hay que hacerles un seguimiento. No es lo mismo un guardia que esté bien psicológicamente que uno que no lo está. Si tiene un mal contexto familiar o descubre que su mujer le es infiel, no trata a la gente de la misma manera que el guardia que va a trabajar feliz. Acá hacemos talleres con los guardias que lo necesitan y se los ayuda. Se hacen talleres de drogas también.

¿Cuánta gente trabaja en la empresa?

220 personas.

¿Cómo le encuentran el puesto indicado a cada guardia?

No es lo mismo un guardia de seguridad para Lotus, que uno que va a cuidar la puerta de la tribuna Chile del Estadio Luis Tróccoli. Hay diferentes tipos de perfiles de guardias, que no significa que uno sea menos que otro. Ahí depende mucho de los líderes y de la habilidad que tengan para identificar la capacidad de cada uno y elegir bien la función que cada persona debe desempeñar.

¿Es común que les soliciten guardaespaldas?

Tenemos futbolistas que nos piden que los acompañemos a los bancos o empresarios que quieren ir a fiestas y sentirse tranquilos. Ahora a partir de la alianza con Noa Security, nos afiliamos a una empresa que trae artistas de toda Sudamérica a Uruguay, y gracias a ellos nos vamos a encargar de protegerlos.

¿Es posible monitorear a más de 200 empleados?

Es muy difícil, tenés que tener buenos mandos medios. Nuestra gente tiene que saber que va a sufrir mucho estrés, que va a superar sus límites de estrés muchas veces. Tenés que contener a las personas para poder llevarlos de la mejor manera y que estén centrados. Cuando el cuerpo está más estresado es cuando más entra el conocimiento. Es un trabajo diario y tedioso. Una vez que se aceita la máquina es más sencillo. Pero nunca vas a poder contar con la total tranquilidad porque siempre se mueven fichas, pero te permite estar menos pendiente y podés apostar más a crecer en lo comercial.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: