Un respiro para todos (bancos postergan pagos de tarjetas de crédito e hipotecas entre 60 y 90 días)

Los bancos Santander, Itaú, Scotiabank y HSBC, entre otros, anunciaron que aplazarán los pagos de las tarjetas de crédito, los préstamos hipotecarios y otro número importante de productos financieros. Según cada compañía, en algunos casos la postergación operará de forma automática mientras que en otros, se analizará cliente por cliente. En el caso del sector público todavía no hay medidas adoptadas, pero se prevé que a la brevedad se tomarán caminos similares a la banca privada.

Image description

“Si necesitás, este mes no pagues tu tarjeta de crédito VISA”. La frase es el asunto de un correo electrónico. En este caso, de Banco Itaú, que ante este complejo momento que atraviesa todo el mundo por el COVID-19, anuncia a sus clientes una serie de medidas para, en un principio, dar un respiro entre 60 y 90 días en el pago de algunos productos financieros.

Así como Itaú, que además ofrece diferir el pago de cuotas por 90 días a las personas físicas y las pequeñas y medianas empresas que tienen préstamos amortizables al día, otros bancos como Santander, BBVA, Scotiabank y HSBC, entre otros, como el Banco Hipotecario que extendió el pago de cuotas hasta el 31 de marzo, comunicaron a sus clientes medidas similares –cada compañía con sus particularidades– para enfrentar el primer aluvión de esta crisis.

Las principales líneas tomadas por Santander son el aplazamiento de las cuotas de los préstamos amortizables y el del pago de la tarjeta de crédito, entre 60 y 90 días. El banco puso además un servicio de whatsapp para dudas y consultas, ya que ofrece analizar cada caso en particular para encontrar soluciones según la necesidad del cliente.

En el caso de HSBC, el banco avisó que las cuotas de los préstamos de automotores, así como la de los préstamos personales  –en pesos uruguayos y Unidades Indexadas– que se encuentren al día al 29 de febrero se diferirán, automáticamente y sin interés, hasta el mes de junio. En el caso de saldos pendientes de tarjetas de crédito, préstamos hipotecarios y préstamos en US$, el banco tendrá una comunicación directa con cada cliente. A propósito de las tarjetas de crédito, HSBC bajará los intereses de financiación hasta junio.

Scotiabank, por su parte, diferirá hasta el 30 de junio, de forma automática y sin interés, el pago de las cuotas de los préstamos amortizables que estén al día. También postergará hasta el último día de junio los vencimientos de las cuotas de los préstamos de automotores que estén al día. En el caso de los préstamos inmobiliarios, existe la disponibilidad de diferir el pago de las cuotas, pero en este caso deberá ser el cliente quien lo solicite.

En una misma línea de acción, BBVA ofrecerá aplazar 90 días las cuotas con créditos al consumo y la de financiamiento de autos, pero deben ser los clientes quienes deben solicitarlo. En lo que se refiere a préstamos hipotecarios y para micro empresas y pymes, se ofrece un plazo en el pago de las cuotas de hasta 180 días, teniendo que ser solicitadas también por los clientes.

La otra plaza financiera

Más allá de las medidas adoptadas por la banca privada, en plaza existen otras compañías financieras que también anunciaron distintas medidas, como por ejemplo OCA, que bajó a la mitad el importe de las cuotas en dólares y ofrece el doble de tiempo para pagarlas. Además, aplazó 60 días el vencimiento de las cuotas de los préstamos y todos los nuevos créditos pagarán la primera cuota a los 60 días. Creditel, por su parte, anunció que quienes estén al día con sus pagos podrán abonar la cuota en el mes de mayo y la cuota correspondiente a abril se traslada al final del préstamo,  pudiéndose pagar en ese momento. Pronto, al cierre de esta edición, todavía no había anunciado ninguna medida.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: