El frío complica la cría de vacas.

La industria frigorífica está sufriendo la presión de la suba del combustible y la semana que viene sube la energía eléctrica. Por eso, es probable que estas subas se reflejen en un aumento de la carne. El director ejecutivo de la Cámara de la Industria Frigorífica, Daniel Beleratti, dice que la carne vacuna tiene impuestos que alcanzan casi al 15% y entonces, hay una competencia que favorece al resto de las carnes, que fueron exoneradas de tributos por el gobierno. Aparentemente, la industria tiene margen para no modificar los precios, pero la “cosecha” del ganado dependerá mucho del frío.