Tendrá que tener temple de acero

El Directorio de Antel anunció que instaurará la figura del Defensor del Cliente, cuya función principal será defender y proteger los derechos de los clientes de la empresa. Será el vocero de los consumidores, elevará recomendaciones, propuestas o peticiones al Directorio de Antel. La empresa estima que de esta forma las relaciones con sus clientes mejorarán. Esta persona, que deberá tener un temple de acero para esta en el medio entre clientes insatisfechos y una empresa de servicios, ejercerá su función por tres años, prorrogables. Será designado por el Directorio de Antel, a propuesta de una comisión de cinco miembros, integrada por tres representantes de la empresa y dos del Área de Defensa del Consumidor del Ministerio de Economía y Finanzas. Lo que no se especifica es si el Defensor actuará exclusivamente con los servicios de Antel o si su servicio se hará extensivo a la telefonía celular y banda ancha, dos de los servicios en los que existen más reclamos y clientes insatisfechos.