El boom inmobiliario está en Malvín y Buceo

Las empresas constructoras están eligiendo Malvín y Buceo para sus megainversiones, que hace poco ocupaban la primera línea en la rambla de Pocitos, hoy saturada al 100%. Eduardo Campiglia, presidente de Campiglia Construcciones, dice que en Malvín “se brindarán los mejores servicios pero a menores valores”. Ya se lanzaron dos grandes edificios, e-Tower, de Campiglia, y Lunas de Malvín, de ICD Group y está al aire la campaña de otro gran lanzamiento, las Torres Diamantes. En total serán 1.600 apartamentos. En la mayoría de los casos, se trata de torres con diseños refinados, hermosos jardines y servicios poco habituales en esas zonas, como piscina cerrada, gimnasio de aparatos, cancha de tenis, solarium, garajes, parrillero y jardín con juegos para niños. Las vistas son únicas y desde casi todos los ambientes se descubre el encanto de la costa. El 70% se financia a 15 o 20 años y además, Campiglia dejaría de lado el dólar y se pasaría a Unidades Indexadas para la financiación de proyectos.