The Falkland Islands Company busca negocios en UY (quiere vinos, pijamas, chaquetas y galletitas de nuestro país)

(Por Sabrina Cittadino) Que a las islas les sirva y a Uruguay también, ese es el objetivo con el cual los representantes de The Falkland Islands Company llegaron a Uruguay. La compañía privada más grande de las Islas Falkland —o Malvinas para los argentinos— quiere continuar estrechando lazos con nuestro país y para ello se ha puesto en contacto con diversas empresas locales, algunas de las cuales harán productos innovadores para los kelpers con la marca Falkland.

Meses atrás, te contábamos que las Islas Falkland tienen como principal socio comercial sudamericano a nuestro país (repasá la nota acá). La compañía privada más grande de allí, The Falkland Islands Company, es una de las tantas empresas que están en búsqueda permanente de nuevos acuerdos para poder ofrecer a los kelpers (los isleños) productos diferentes, lo que hace que la gente se interese, compre, y así la firma crezca.

“Con Uruguay, lo más importante son las provisiones para supermercado. En este viaje, vinimos a buscar más que legumbres o frutas”, comentó en un fluido español el Non-Executive Chairman de la compañía, Dick Sawle. The Falkland Islands Company tiene entre 20 y 24 negocios diferentes, que van desde construcción de casas o supermercados, hasta una compañía de seguros o venta de vehículos Land Rover; es por eso que en esta venida tanto Sawle como el director, Kevin Ironside, se han reunido con representantes de empresas que venden pijamas, vinos, galletas y muebles, por ejemplo.

Todavía no hay acuerdos 100% cerrados, pero próximamente podrían llegar pijamas enteros con diseño de pingüino, galletas dirigidas a los niños —cuya traducción será apoyada por la empresa kelper— y algunos productos hechos especialmente para las Islas Falkland. “Hemos hablado con la Bodega Pisano y esperamos poder vender una botella de vino blanco bajo una marca nuestra: Pale Maiden, que es la flor emblemática de las islas. Y también mantuvimos contacto con un señor que vende chaquetas para llevar algunas de ellas con la marca Falklands pero hechas en Uruguay”, indicó Sawle.

Así, la empresa espera que los vínculos entre ella misma y la isla se fortalezcan con Uruguay, aunque explicó que ya de por sí son muy buenos. “La gente es muy clara aquí y es un placer hacer negocios. Entienden que buscamos buena calidad y stocks pequeños, porque si hay que comprar 1.000 chaquetas de un mismo estilo, no se puede vender porque la tercera parte de la población tendría la misma”, dijo haciendo alusión a los 3.000 habitantes de las Islas Falkland.

Si bien el 80% de los productos que The Falkland Islands Company vende son provenientes desde Inglaterra, se está intentando aumentar los porcentajes con otros países más próximos, como el nuestro. “Un barco desde Uruguay llega en cuatro días y medio. Desde que se hace el pedido en Inglaterra, hasta que llega el suministrador, pasan entre tres y seis meses por todos los trámites que hay que hacer”, concluyó Sawle.

Tu opinión enriquece este artículo:

Boss Pádel lanzará una liga para todos los socios en sus clubes (¿Cuánto cuesta una cancha de pádel?)

¡Las canchas de pádel están on fire en los últimos cinco años! Pero, ¿cuánto billete se necesita para tener la tuya?
Joaquín Pérez, uno de los socios de Boss Pádel, empresa que las importa y monta, y con cuatro clubes a su nombre, nos tiró el dato: ¡alrededor de 30.000 dólares!  ¡Ahí te dejamos el dato por si estás pensando en sumarte al club del pádel o simplemente experimentar el deporte!

Cinco amigos de diferentes profesiones que en unos años consolidaron a Claustrofobia dentro de los mejores escapes room del país (prepárense para un nuevo misterio)

(Por Antonella Echenique) Un contador, un ingeniero, un actor y dos médicos, amigos y apasionados por los juegos de rol y enigmas, hace seis años tuvieron la idea de crear un escape room en Montevideo. Uno de los médicos, en su travesía de viajes por el mundo descubrió los fascinantes juegos de escape y llevó la idea sobre la mesa a los demás.