Iberia no responde por las maletas

Alvaro G: “Lo peor son las maletas dañadas. Iberia es un pésimo ejemplo, hace oídos sordos a los reclamos por maletas dañadas en sus vuelos. Para ellos, cliente es sinónimo de facturación, aquel que compra un pasaje, no el que reclama. Lo único que les interesa es vender pasajes, pero a la hora de reclamar no hay quien atienda”.