El tamagotchi vuelve como mascota virtual.

Hace una década las mascotas electrónicas del tamaño de un llavero pero con continuas necesidades vitales causaron furor entre las preadolescentes. Con el tiempo la novedad se agotó y poco se oyó hablar de los tamagotchis. Ahora la moda se reinstaló en Uruguay y las niñas de hasta 13 años son su blanco perfecto. En los quioscos cuestan unos U$S 6,5 (150 pesos) en sus distintas formas, modelos y colores. Las niñas se hacen el aguante entre sí y se turnan para cuidar los de sus amigas. "Si lo dejo solo todo el día se muere, no me funciona más y tengo que comprar otro", nos contaba una nena de 11 años. ¿A alguien se le ocurrirá cargarle alguna publicidad a esta mascota virtual?

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: