Dándole vida a un museo (el Oceanográfico volvió al color de la mano de Inca)

Tal como sucede desde hace 15 años, Inca –marca perteneciente a AkzoNobel– asumió el compromiso de proteger y renovar el Museo de Historia Natural “Dámaso Antonio Larrañaga”, conocido como Museo Oceanográfico, a través de la donación de más de 1.000 litros de su pintura premium para exteriores Incafrent.

Image description
Image description

Por su ubicación, sobre la rambla República de Chile, uno de los grandes desafíos que presenta la tarea de proteger y renovar el Museo Oceanográfico está relacionado con la exposición a la corrosión por la costa y las acciones del clima, lo que hace necesaria la aplicación de un producto capaz de prevenir fisuras, filtraciones, algas y hongos.

Con estas consideraciones, la compañía AkzoNobel seleccionó Incafrent de protección sol & lluvia impermeabilizante, que gracias a los nuevos concentrados Acotone, aporta aún mayor resistencia y poder cubritivo.

De esta forma, el Oceanográfico no solo recobró sus colores originales, aprobados por la Comisión de Patrimonio Histórico, sino que ahora se encuentra mucho más protegido gracias a la innovación tecnológica de este nuevo producto.

Para proteger sus 1.800 m2 de superficie, Inca donó más de 1.000 litros de pintura y llevó adelante de la mano de sus expertos, todo el asesoramiento técnico, la supervisión de la tarea de pintado y la capacitación de los profesionales intervinientes en la obra de restauración de este patrimonio uruguayo.

“Este proyecto redobla nuestro compromiso con la sociedad uruguaya y la conservación de su patrimonio, que representa el legado para las generaciones actuales y futuras. Por esto, creemos en la relevancia de preservar lo mejor que tenemos hoy mientras creamos un mejor mañana”, afirmó Fernando Domingues, director general de AkzoNobel para Cono Sur.

Tu opinión enriquece este artículo:

El boom del sector tecnológico no para (Zorzal Inversiones Tecnológicas emitirá acciones por hasta 15 millones de dólares en la Bolsa de Valores de Montevideo)

(Por Antonella Echenique) Zorzal Inversiones Tecnológicas se prepara para emitir acciones por un máximo de 15 millones de dólares en la Bolsa de Valores de Montevideo. Jaime Miller, su fundador, destacó que la empresa optó por invertir en empresas tecnológicas uruguayas debido al potencial y la solidez financiera de esta industria en el país. Zorzal será la pionera en introducir el nuevo método del Banco Central, que facilita la incorporación rápida y eficiente de un mayor número de empresas al mercado bursátil, de forma ágil. Esto permitirá oportunidades a los emprendimientos tecnológicos uruguayos y a los pequeños inversores. 

Una apuesta que salió muy bien (invirtieron 3.000 dólares y hoy son los representantes exclusivos de Sabonis en Uruguay)

(Por Antonella Echenique) Florencia Toledo, escribana, junto a su esposo, Rodrigo Piñero, diseñador de muebles, fueron los pioneros en establecer la marca internacional Sabonis en el país. Con una trayectoria de más de 15 años, distribuyen a más de 600 clientes en todo el país una amplia gama de artículos, que incluyen escritura, útiles escolares, insumos para oficina, merchandising y regalos empresariales.

Un nicho de mercado que crece en Uruguay (Mushroom, bar especializado en hongos recibe más de 40 clientes por día)

(Por Antonella Echenique) Incorporar hongos a nuestras comidas no es algo típico del uruguayo... Pero esta industria está creciendo entre nosotros. Tan es así que en Punta Carretas se encuentra un local que se basa en hongos, con más de diez variedades en su menú. Mushroom, bar y cocina natural basada en plantas, hongos y fermentos, que creció constantemente desde su apertura en 2020, pasando de un público de nicho a uno más amplio.