Te contamos todo sobre TIGGO 8, el mayor exponente de marca Chery en UY

(Por Meta Fierro) Chery en el Uruguay tiene una trayectoria de varios años y fue una de las marcas que ensambló en nuestro país para exportar a la región la reconocida TIGGO; en su momento un único modelo SUV. Con el paso del tiempo amplió el portafolio de productos y rompió el mercado con un city car llamado QQ; con mayor o menor equipamiento, el mismo fue el primero por debajo de los U$D 10.000. La marca fue creciendo a nivel mundial y nuestro mercado no se quedaba atrás, incorporando nuevos segmentos y ampliando la línea de TIGGO (SUV). 

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Desde que Grupo Fidocar logra la representación de la marca; trazó un objetivo claro dado el potencial que veían en ella por su propia historia y apostó fuerte tanto en respaldo como así también presentar todo el line up y así captar más clientes al entregar mayores ofertas de productos. Hoy cuenta con el QQ (city car), Arrizo 5 (sedan) y línea TIGGO, 2, 4, new 4, 7 (probada anteriormente) y 8, la cual la manejemos y le contamos a continuación nuestra impresión.

La TIGGO 8, (presentada en el Salón de Shangai 2019) es sin duda un producto premium, un vehículo que promueve lo que es capaz de desarrollar y hacer la marca respecto a vehículo de pasajeros se refiere y hacia dónde va en la constante evolución; podemos utilizar el término o frase “buque insignia”, un producto que no busca volumen, si imagen de marca, otra frase que calza perfecto. 

Su diseño exterior es elegante, sobrio y de gran porte, demostrando un posicionamiento en un segmento de vehículos de alta gama. 

En esta oportunidad comenzaremos por la parte posterior, que sin duda para nosotros, es uno de los puntos fuertes a lo que diseño se refiere; un conjunto óptico ahumado muy elegante con iluminación led que se unen finamente al centro con el logo; el resto del portón con spoiler que incluye tercera luz de freno en dos volúmenes junto al paragolpe que incorpora aditamentos plásticos en negro y plata mate y dos salidas de escape reales que logran una estética excepcional. Continuando con el lateral, el mismo mantiene la elegancia con detalles comandos y sus guardabarros exuberantes, pero acordes al porte de la unidad. Las llantas son en rodado 18 de  rayos intensos cromadas, con terminaciones en negro. A su vez el zócalo y rebordes de los guardabarros van en plástico negro que le brinda mayor altura y como decimos un tinte off road. “menos es más”. Su trompa en cambio (y por eso la dejamos para lo último) estéticamente hablando nos parece la más cuestionable con respecto al resto; sobre todo la parrilla con infinidad de cuñas que salen del esquema sobrio y elegante de la TIGGO 8; por otra parte el capot con nervaduras y el volumen de la parte posterior del paragolpe, como así las ópticas dan una presencia robusta y sugerente con el conjunto global.

Ya ingresando, para destacar que la llave es inteligente, pero de las que con el simple hecho de la cercanía de la misma en la cartera de la dama o bolsillo del caballero, el vehículo se abre y al alejarse se cierra; todo sin tener que tocar nada (muy cómodo). Es allí que encontramos un interior con detalles que lo convierten en bastante minimalista, que no quita la elegancia reinante todo en cuero negro y apenas detalles diferentes atuendos gris plata mate. Costuras en contraste y un espacio interior excepcional. Las butacas son muy confortables y envolventes; por su parte la del conductor se regula electrónicamente en altura y junto al volante multifunción también presenta regulación en altura y profundidad, se logra una postura de manejo óptima. Las 5 plazas principales son muy cómodas y logran viajar 5 adultos sin problema alguno sin importar kilometraje; las 2 plazas extras (esta TIGGO 8, es 7 plazas), son de interesante dimensión respecto a la competencia, pero sin duda son más apropiadas para niños o adultos para corta distancia. Tanto el acceso a ellas (2 plazas posteriores) como el “armado” de ellas -son asientos independientes, por lo cual puede usarse uno y el otro queda para espacio de carga-, es sencillo.  Por otra parte en 60-40, los asientos del medio tiene respaldo con varias posiciones y se pueden avanzar o retroceder para generar más o menos espacio, según la necesidad. Toda la tapicería es de cuero y todas (7) las plazas cuentan con cinturones, apoya cabezas y porta objetos.

El tablero es una gran pantalla a color que se enciende al poner contacto; la misma informa la presión de los neumáticos, kilómetros, promedio de consumo, radio, temperatura, combustible, como ni que hablar infinidad de iconos tradicionales de advertencias. No va con el estilo del vehículo, pero es la modernidad que se aplica y se muestra. El velocímetro es digital y en base al seteo del limitador de velocidad, el número se pone en rojo y suena una mini alerta un par de veces para avisar. Por ejemplo si uno activa el limitador para no sobrepasar los 120; cuando el vehículo llega a dicha velocidad, suena esa leve alarma y pasan los números a color rojo y quedan de continuo en ese color hasta volver a menos de 115. A su vez (interesante) los números del cuenta vueltas a la derecha verticalmente colocados van apareciendo a medida que las revoluciones van subiendo y al bajar, van desapareciendo, eso mismo sucede con el otro velocímetro que espeja a las revoluciones. 

Lógicamente incorpora una pantalla que es volada de 10 pulgadas (touch) pero apaisada lo que no molesta para nada ya que continúa en la línea del tablero. Debajo de ella, las salidas de aire y un conjunto de perillas que accionan entre otras cosas las balizas casi imperceptibles que gustó mucho; luego una pantalla para el climatizador de dos zonas, más plazas traseras que resuelve la consola central con el freno de mano (swicht, ya que es eléctrico) y un posa vasos, más apoya brazos con espacio para guardar objetos y mantener alguna bebida fresca, ya que allí tiene acceso la refrigeración del vehículo (10 puntos). Allí también recalan 2 puertos USB.

En la pantalla uno acciona diferentes ajustes del vehículo o misma radio, como también visualiza la cámara 360, la trasera al colocar la marcha atrás y la posibilidad de accionar una cámara delantera que sin duda aporta mucho dado el porte de esta SUV, para estacionar en ciertos espacios.

Funciona impecable el bluetooth y el audio con buen sonido como el sistema Android, pero el Auto CarPlay (al menos en esta unidad) no logramos configurarlo. Se conversó con el importador y en las nuevas partidas dicho elemento estaría resuelto. (la Tiggo 8 que disfrutamos, es la primera que llegó al Uruguay a fines del 2019 y recién se activó).

Los 4 vidrios son eléctricos y one touch con interfaz, el techo solar y cortina también, lo que deriva en que al cerrar el vehículo, los mismos automáticamente se cierran siendo el caso de los espejos el plegarse.

El sensor sonoro para asistir al estacionamiento está presente, como así el de lluvia para la activación de los limpiaparabrisas automáticamente.

La comenzamos a disfrutar al circular en las calles de nuestra ciudad y se nota rápidamente el porte, la arquitectura robusta que tiene, uno abre la puerta y nota su peso. Esto otorga un andar muy agradable, bien confortable como alta gama es.

Le realizamos unos 500 kilómetros, varios de ellos por ruta 35, 8 y 12, como así caminos de ripio, dado que aprovechamos a ir a la segunda fecha del Campeonato Nacional de Rally en Lavalleja. Fue así que descubrimos que su accionar es realmente impecable, estable en todo tipo de terreno; la insonorización, el accionar de la suspensión, complementan el andar elegante y aplomado transfiriendo seguridad a los ocupantes más allá de sus componentes activos y pasivos que hacen a la seguridad misma del vehículo. El motor 2.0 turbo que eroga 167 CV, es apropiado (algo más grande vendría bien también, pero así logra un mix interesante, entre rendimiento y prestaciones), el mismo presenta una salida algo más lerda que por ejemplo la TIGGO 7 que acuña un motor 1.5 turbo con 147 CV., que ya en circulación esa “merma” no se la nota prácticamente y por el contrario a ciertas velocidades rinde muy bien. Tan es así que a 110 kms./h., el instantáneo presenta la cifra de algo menos de 7. litros para realizar 100 kilómetros; algo bastante impensado para el tamaño

El promedio de nuestra prueba arrojó una media de 11,5 litros para transcurrir cien kms., (8,7 kilómetros por litro de nafta súper). El mismo se asocia a una caja CVT de novena que se fusionan amablemente y a la hora de utilizarla en forma “manual” secuencial se le hace al conductor más disfrutable aún.

Esta Tiggo 8 aplica air bag frontales, laterales y de cortina (6), frenos de disco en las 4 ruedas con ABS + EBD + ESP 8 asistentes de frenado), por otra parte control de tracción y estabilidad (AST + DTC) y como y buen vehículo familiar, sistema Isofix, para retención de sillas infantiles.

El valijero es de casi 900 litros de capacidad con la tercera fila sin uso (en dicho caso, hay una cortina para cerrar el mismo), pudiendo crecer hasta 1.930, rebatiendo las plazas traseras. Claro está que utilizando las 3 filas de asientos, la capacidad queda reducida a una expresión bastante pequeña y es cuando las barras del techo, acoplaran el conocido baúl para el mismo.

Una curiosidad es que a la hora de venir viajando en ruta, aparece una inscripción en el tablero que desaparece a los segundos, pero deja una taza de “café o té” por encima del velocímetro para indicar que el conductor tendrá cierta fatiga.

El portón trasero abre con pie si uno viene cargado y cierra con botón como así también se puede abrir desde la llave. A su vez se le puede configurar la altura de apertura por si, por ejemplo, en su garaje llegara a tocar arriba. Otra particularidad es el poder encender el vehículo a distancia desde la llave (no se abre, solo se prende); un punto interesante para que vaya calentando el motor en pleno invierno como el habitáculo. En verano enfriaría el mismo con el climatizador, de todas formas recuerden que siempre hay que abrir un poco las ventanillas para que circule aire y luego sí volver a cerrar y disfrutar del fresco. 

En la noche, si bien no cuenta con faros led o xenón, los proyectores halógenos dispersan buen haz de luz para viajar tranquilo

Un tema que nos parece relevante teniendo en cuenta la magnitud del vehículo es el no contar con asistente de punto ciego como así rueda de auxilio regular.

En conclusión, Chery y en particular Tiggo 8 es una muestra de que los vehículos de origen chino, ya no son de mala calidad y eso se percibe con el éxito en ventas que surgen en estos últimos tiempos, posicionándose como la número uno con dicho origen y peleando / superando a marcas tradicionales. Esta SUV, es claramente un vehículo de alta gama a un precio muy inferior al de las marcas tradicionales; con gran equipamiento, pero principalmente excelente andar, confort y rendimientos para el porte. Viajan muy cómodos y con gran seguridad  5 adultos y dos niños. Muy disfrutable en su accionar global y prestaciones más que lógicas para el producto. Bien respaldada por Grupo Fidocar con 3 años de garantía o 100.000 kilómetros.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: