Plantado Restaurant juega su carta a los orígenes

(Por Ernesto Andrade) El Restaurant Plantado, ubicado dentro del Hyatt Centric Montevideo, renovó su carta en manos del Chef Carlos Calandria, con una apuesta a los orígenes de Uruguay. Con nuevas versiones en carnes, entradas y postres como un Martín Fierro que promete sorprender, Plantado busca “ir hacia lo nuestro”. Enterate en esta nota… ·#INNContent para #HyattCentric

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

El Chef ejecutivo de Plantado Restaurant, Carlos Calandria, se formó en restaurantes de varios hoteles tanto de Montevideo, José Ignacio, Colonia, Zonamérica. Compartió la cocina -en sus comienzos- con un chef francés donde se vió inmerso en un mundo “que solo veía en la tv”. 

Hoy Calandria se encuentra a cargo de Plantado, un lugar para degustar platos modernos “que van hacia lo nuestro”. Ambientado de forma especial tanto por la iluminación cálida y el Olivo literalmente plantado dentro -el cual le da el nombre al establecimiento-, los clientes son recibidos de forma descontracturada por mozos de tono jovial y una sonrisa que invita a tomar asiento. 

Inmerso en el primer hotel en todo el mundo de la cadena Hyatt Centric que se encuentra fuera de Estados Unidos y que abrió sus puertas hace tres años, Plantado Restaurant ofrece a sus clientes un menú diferente. El concepto de cocina, apunta a lo moderno pero con “ideas que tienen que ver con nuestra idiosincrasia como uruguayos, con un perfil gourmet” señaló el experto.

La nueva carta se presentó hace un par semanas y brinda especial énfasis a la sección gluten free, vegana y vegetariana, teniendo la particularidad de que “muchos de los platos vegetarianos, al quitarle algún ítem se tornan veganos fácilmente, eso habla de una gran versatilidad” comentó Calandria. 

Para las entradas, se ofrece una gran diversidad de ensaladas frías, un cake tibio de trigo burgol y garbanzos, pulpo o una versión moderna de lengua a la vinagreta que también pueden ser el comienzo de esta experiencia sensorial. Desde el comienzo, se busca jugar con espumas e “innovar para que no sean platos aburridos, sino sabrosos con tal de que la persona que no es vegetariana o vegana se anime y pruebe” dijo el chef. 

La cocina es abierta y permite visualizar la preparación de todos los platos mientras se espera conversando tanto en las mesas, la barra o al pie del Olivo. Dentro del equipamiento con el que cuenta el restaurant, se puede observar un horno llamado Josper, siendo uno de los pocos que hay en Uruguay; funciona a carbón y se utiliza para brindar una especial impronta a un gran número de los platos que se elaboran. “La mayoría de los platos en algún paso tocan Josper, las guarniciones o la proteína, siempre algo pasa por él” indicó Calandria. 

Los platos principales son variados y permiten jugar un poco con la imaginación, en tanto la combinación de los posibles sabores al leer lo que allí se ofrece. Raviolones rellenos de carne desmenuzada de osobuco, presentada con cebollines rellenos de queso glaseados puede ser una opción para quien disfruta de la pasta. También optar por  canelones vegetarianos que “no son los de la abuela” pero es un plato que caracteriza al restaurant, hechos de ricota, tomates confitados y espinacas, con masa de calabaza y servidos sobre una salsa de tomates especiada con un crumble de parmesano con una espuma de tomate asado. 

Para los amantes de la carne, una especial combinación de un rack de cordero, servido con  un crocante de tapioca y yerba mate, acompañada de una reducción de vino tinto -Tannat- para las costillas con un rol de papa que va frito -crocante por fuera y cremoso al centro- y el diferencial de presentar una katchup de cabutiá. El chef describió la katchup de cabutiá como: “una especie de encurtido cremoso con un toque de acidez”. Para quienes se preocupan del alcohol por la reducción del vino tinto, pueden elegir tranquilos este plato, ya que una vez que entra en ebullición se evapora el alcohol y podrán manejar tranquilos.

Al hablar de postres de la nueva carta el chef comentó: “tiene un perfil marcado de postres tradicionales nuestros o con ingredientes tradicionales nuestros, donde se pretendió dejar de lado el dulce de leche. Nos dijimos a nosotros mismos, seamos más ingeniosos a la hora de ver opciones sin dulce de leche”.

En esta sección se destacan la garrapiñada de almendras con esponjas dulces de yerba mate y una reducción de Tannat, con el fruto arazá, típico del interior del país y muy poco conocido, cuya característica primordial es no presentar demasiada dulzura. Una nueva versión del chajá, un crocante de chocolate con leche y avellanas y el que seguro llamará la atención de la mayoría el Martín Fierro.

“La idea de este último es que la gente que lo pida se vea impactada desde el momento en que no se encuentran con la clásica rodaja de queso y dulce de membrillo; pero la idea es que al probarlo digan pah! tiene el gusto a Martín Fierro.” 

El Martín Fierro de Plantado Restaurant tiene: un bombón de queso cremoso,una base crocante  de queso entre medio de la mousse y en donde habrá una jalea de membrillo, que luego acompaña el postre en diferentes puntos. 

Consultado en el caso de tener que recomendar a sus padres un menú entero para cada uno de ellos, el chef Carlos Calandria dijo: 

“Sabiendo un poco los gustos de cada uno, a mi madre le recomendaría los canelones, a mi padre la entrada de lengua y el cordero o la ternera braseada que se come con cuchara luego de una larga cocción acompañada de un cremoso de arvejas con menta y un crocante de maíz. De postre a mi madre le recomendaría el crocante de chocolate con leche y avellanas, a mi padre el Martín Fierro o el Chajá”. 

¿Cómo es la devolución de los clientes respecto  a la nueva carta?

“Estamos contentos y orgullosos de la carta, pero por la devolución de la gente, lo que intentamos plasmar la gente lo interpretó, lo agradece y lo comenta” sentenció Calandria. 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: