Se complica la relación Montevideo - Colonia por las patentes

Los inspectores de tránsito o “zorros”, han salido a las calles de Montevideo a fiscalizar las patentes de rodados. En sólo dos días se vio que 60% de los autos del interior eran de residentes de Montevideo y que "la mayoría de esos vehículos tiene chapa de Colonia", según Alejandro Zavala, secretario general de la IMM. Es que la tentación de empadronar en Colonia es grande: son 3.800 pesos frente a 12.000 en Montevideo o Canelones. Mientras las multas florecen, el intendente de Colonia, Walter Zimmer, alega inconstitucionalidad, incita a la rebeldía y alienta a no pagar las sanciones recibidas en Montevideo. En la jugosa guerra por las patentes, está claro que no se respetan los acuerdos entre intendencias y los demás intendentes denuncian a Colonia. Para complicarla, parece que los inspectores no saben cómo fiscalizar las patentes del interior. ¿No tendría que intervenir el gobierno?