Golpe a la construcción en Punta del Este

Parece que la crisis de nuestros vecinos se está haciendo sentir en el balneario favorito de los argentinos. No sólo se está construyendo a ritmo más lento sino que además se están deshaciendo negocios que estaban en la etapa de venta en el pozo, por dificultades para colocarlos. Sin embargo, Julio Villamide, experto en temas inmobiliarios y director de la revista Propiedades, cree que es un fenómeno coyuntural. “A principios de año se estaban ofreciendo 60 nuevos edificios en Punta del Este, unas 1.500 unidades, de manera muy fluida; pero desde marzo, al comienzo de la crisis entre el agro y el gobierno en la Argentina, empezó a bajar la demanda y ahora es notoriamente inferior a la de febrero. Los inversionistas europeos y estadounidenses están viendo a la región como un sitio relativamente a salvo de la crisis estadounidense, y esto les otorga mayores seguridades para colocar sus dineros”, dijo Villamide.