Menejamos el Nissan Leaf 100% eléctrico (te contamos la sensación de andar sin emisiones de CO2)

Ya podés ver en las calles de Uruguay la segunda generación del Nissan Leaf; un vehículo 100% eléctrico que lidera las ventas de vehículos cero emisiones con más de 460.000 unidades desde sus comienzos en 2010, cuando en Japón (país de origen) y Estados Unidos se lanzaba la primera generación del mismo. Hoy tenemos la oportunidad de probarlo y contarles un poco más sobre él.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Con la consolidación del cambio energético en nuestro país, Uruguay se presenta a la vanguardia en la proyección de la baja de emisiones de Dióxido de Carbono (CO2,) -sobre todo regionalmente hablando- y Santa Rosa, (empresa que importa y representa a Nissan en nuestro mercado) se suma a estar un paso adelante con la incorporación a su portafolio, del nuevo Leaf. El mismo desembarcó en setiembre de 2019, siendo el primero dentro del segmento de pasajeros con estas características; ya que los vehículos que llegaron antes, son utilitarios o de transporte (Taxis).

El Leaf, es quién revolucionó y evolucionó la tecnología de movilidad electrificada 100% y con el cual Nissan muestra cómo se puede ayudar a combatir la creciente contaminación del aire. Es así, que un estudio realizado por la empresa demuestra que este vehículo viene ahorrando 2,3 millones de toneladas métricas de CO2 desde 2010. Otro dato relevante son los más de 13 mil millones de kilómetros libres de emisiones recorridos por los propietarios de los Leaf, -esto es más de 33.800 veces la distancia que recorrería si manejara de la Tierra a la Luna- ¿impresionante verdad?

Ahora nos detenemos en su estética, la misma es bastante angulosa y dinámica acentuando el aspecto general sobre diseño global especialmente en su frontal. De arquitectura hatchback familiar con detalles en azul que dan visión de futuro en consonancia a “zero emissión”; estos detalles se encuentran en la parrilla “V.Motion” frontal tridimensional y deflector trasero. Por otro lado un efecto interesante de visualizar es el conjunto que se conforma en color negro del techo junto a los pilares A y B, como así también la culminación del pilar C, sumado el portón trasero, enmarcando así el área vidriada que resalta un atractivo singular. Se suman llantas cromadas de cinco rayos con detalles en negro. Todo fluye y converge en un perfil para destacarse fácilmente.

En su interior se percibe un espacio acogedor de buenos materiales y buenas terminaciones  en el cual está presente lo más moderno junto a lo tradicional. Asientos en cuero con detalles en alcántara, volante multifunción forrado en cuero, instrumental de aguja para la velocidad y una gran pantalla o display en el cual el conductor accede a información relevante acerca del funcionamiento del vehículo como consumos, regeneración de energía, tiempos de carga, saldo de batería, etc., un computador muy completo y de fácil lectura. A su vez, la consola central en el extremo superior contiene una pantalla táctil  multimedia de importante tamaño que aplica para los smart  phone de sistema Android e IOS, con visión 360 más cámara para reversa (al accionar la misma, se enciende una leve alarma que advierte a un peatón que se circula hacia atrás) Notamos raro que no cuente con sensor sonoro para el conductor. No podía faltar la llave inteligente e infinidad de atributos de confort que hacen del Leaf un vehículo con equipamiento de lujo.

Nissan Intelligent Mobility, es tecnología versátil aplicada para la seguridad de los ocupantes del Leaf, incorporando el sistema Vehicle Dynamic Control  (VDC), que nuclea el control de tracción, estabilidad, frenado, Por otra parte posee ProPilot, un asistente para mantener el carril (está claro que funciona si las calles y carreteras están bien delineadas), mantener la distancia con el vehículo que nos antecede y velocidad pre determinada más aviso de posible colisión y detección de peatones. A su vez punto ciego con luz naranja en espejos exteriores e indicador con ícono verde en tablero y sonoro al accionar el señalero cuando detecta un vehículo detrás (alerta de tráfico cruzado). ProPilot Park, sistema de estacionamiento automático, etc. En definitiva se puede decir que la tecnología que aplica el Leaf, genera la posibilidad de una conducción bastante cercana a la autónoma, brindando seguridad extra a sus ocupantes. Para concluir con la seguridad, hay que destacar sus 10 airbags.

Dinámicamente este Nissan refleja serenidad, cero ruidos, cero vibraciones, obligando a agudizar nuestros sentidos.

La posición de manejo es buena gracias a la múltiple regulación de la butaca y más allá de que el volante solo se regula en altura. 

Todos los switchs, están ergonómicamente colocados para un accionar sencillo e intuitivo.

Por su parte, las plazas traseras son cómodas para 2 adultos y un pequeño con distancias razonables para un compacto, sorprendiéndonos la capacidad del valijero.

Hablemos de su motor, el mismo es eléctrico y eroga el equivalente a 150 HP, de un motor a combustión con la particularidad que toda esa potencia se suministra al instante de acelerar gracias al torque que logran este tipo de impulsores, permitiendo así una reacción instantánea que provoca más dinamismo y agilidad al vehículo. Esto se traduce también en mayor seguridad para una maniobra evasiva o de sobre paso en ruta. En todo momento y camino el Leaf es cómodo, suave y divertido de manejar a la vez y poco cambia el sentido de la conducción por ser eléctrico. La “palanca de cambios” es un joystick para colocar drive, reversa o parking, ya que en realidad no cuenta con cambios (funcionamiento similar a una caja automática). Gran poder de frenado y buena tenida en ruta es parte del accionar de este Leaf, sin duda hacen lo suyo el conjunto de suspensión sumado al peso extra dado las baterías y la ubicación estratégica de las mismas, (bien distribuidas en el piso) que logran un centro de gravedad bajo y proporcionando que viaje bien aplomado, con buen agarre y confianza en todo momento. Una de las tantas innovaciones es el “e-pedal”; este se conecta o desconecta con un botón otorgándole al conductor la posibilidad de manejar con un solo pedal; accionado el “e-pedal”, quien conduce lo hará solo con el acelerador ya que al sacar el pie del mismo, el sistema hace que el auto frene tal si se pisara el pedal de freno (de hecho prende las luces de freno); asumiendo también el rol de re generar energía ganando autonomía. Respecto a la autonomía, nosotros tomamos la unidad con 100% de carga y marcaba 242 kilómetros para recorrer; al poco tiempo transitando en la ciudad pasamos a 274 kilómetros, gracias principalmente a probar el e-pedal. Realizamos unos 100 kms., mixtos y las baterías se colocaron al 65%. Lo enchufamos domésticamente unas tres horas, obteniendo 22% de carga. Así con el 87% en baterías seguimos disfrutando hasta que lo entregamos con algo menos de 30% y habiéndolo conducido por unos 290 kms. Es más que suficiente para circular por varios días sin recargar en la ciudad y ciertos tramos de ruta. En ese punto cabe decir que UTE viene ampliando la red de recargas a lo largo y ancho del país y generó una aplicación (UTE Mueve) que muestra por geo localización el punto más cercano y el número de puestos libres para cargar.

Otro punto alto de este Leaf, son sus faros LED de regulación automática que brinda gran haz de luz.

Un detalle a tener en cuenta es que tiene sistema ECO; este optimiza energía y al desactivarlo da toda la potencia. Quién adquiera este vehículo debe saber que este tipo de coches, consumen menos en ciudad que en ruta a diferencia de los tradicionales, ya que al frenar recarga batería.

En conclusión, el Leaf es la representación de la movilidad inteligente, sustentada en tres pilares que hacen a su éxito; potencia junto a autonomía, conducción inteligente y conectividad full. A su vez es súper económico de mantener al contar con menos partes móviles como así también el kilómetro recorrido (un ejemplo, ir a Punta del Este vale unos $U 56)

Establece una línea de diversión, seguridad, confort y agilidad en la conducción; siendo ideal para la ciudad y bueno en la ruta. Un producto vanguardista que aporta su granito de arena al problema de la polución, con cero emisiones de CO2

No podemos dejar de comentar que el Nissan Leaf, viene en una sola versión extra full con un precio de U$D 52.990, siendo el precio CIF U$D 40.990 y si se presenta un proyecto de inversión en la COMAP, para empresas, termina costando U$D 29.103. Es un beneficio importante que da el gobierno por ser vehículo cien por cien eléctrico.

Garantía de 8 años en la batería.

 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: