La vida de la doble cabina se disfruta (S10 muestra su potencial frente a la competencia)  

(Por Meta Fierro) General Motors Uruguay presenta en esta edición, la renovada generación de la destacada pick up doble cabina S10 y que cuenta con múltiples opciones. 

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Este nuevo test drive sobre la marca Chevrolet, nos hace conocer un vehículo dentro del pujante segmento de las doble cabina (que compite con varias peso pesado de la categoría como Toyota Hilux, VW Amararok, Nissan Frontier y Ford Ranger, entre otras). Al final de esta nota podrás ver los precios de referencia de esta lucha de titanes.  

S10 con esta nueva generación global, logra un producto excepcional que entrega mediante la versión testeada -High Country- (tope de gama) un elevado nivel funcional en lo tecnológico, fortaleza, fuerza motriz, como así también un diseño atractivo fortaleciéndose dentro del segmento. 

La moña dorada, cuenta en nuestro mercado con varios niveles de equipamiento, tanto en motores nafta como en diesel, logrando así, una amplia gama del producto que generan una oferta dirigida a los diferentes consumidores, basados en su posicionamiento.

Pick Up, Doble cabina, nafta, diesel, tracción sencilla, tracción 4x4 electrónica, manual, automática, secuencial, mayor o menor equipamiento brindan un sin número de usuarios posibles a la hora de ser parte del Club S10.

Estéticamente hablando esta nueva S10, resalta sus rasgos elegantes y robustos en su parte frontal con gran aporte de sus dobles faros (cortas y largas independientes) que incluye luz full LED automática junto a una parrilla que presenta dos áreas y una banda central del color de la carrocería que cobija al isotipo macizo en dorado. Por debajo no pueden faltar los faros camineros (fundamentales principalmente para conducción nocturna en ruta) que conforman un conjunto visual tridimensional inigualable.

Su lateral es de silueta sencilla, pero cuenta con guarda barros musculosos, que brindan una estética fornida en conjunto con la “defensa / barra trasera” de gran porte en color de la carrocería que da un toque deportivo.  Junto a ella, la caja aporta un sistema de la lona protectora para las cargas livianas -ideal para proteger las valijas-.

Sin duda que la parte posterior de las pick ups, son las más “clásicas” dado que necesitan de un gran portón de acceso para la carga, pudiendo solamente realizar algún detalle en el formato del farol que en el caso de S10, es con luz LED para posición y freno. 

Por su parte el diseño de las llantas es moderno y deportivo bien a la moda, diamantadas con negro. Claro está son de aleación y cada vez mas grandes; 18 pulgadas, que calzan neumáticos Bridgestone 255/60.

GM para este producto monta dos motores, uno a gasolina y otro a gas oil. El motor nafta, es flex de 2.5 litros, con 16 V., Ecotec que eroga 206 HP. (el motor más potente que se ofrece dentro del segmento de las Pick Ups), y su inyección es directa (SIDI) con distribución variable (VVT) y doble árbol de levas a la cabeza; acoplando una caja de cambios manual de sexta y otro motor Turbo diesel intercooler (CTDI) de 2.8 litros de cilindrada, 16 V, de inyección electrónica Common rial que entrega 200 HP., y excelente torque; con esta motorización Usted puede elegir versiones de equipamiento y opción de caja de cambios manual o automática, siendo la High Country -unidad testeada-  la única que entrega la posibilidad de circular con el selector de marchas automáticas – secuencial.

Las camionetas Chevrolet tienen ADN robusto y de gran durabilidad desde sus comienzos, generando rendimientos confiables a largo plazo para aquel que necesita un aleado fiel para el trabajo duro en el campo, transportar carga de todo tipo, el cinchar tráilers, etc. Pero los tiempos cambian y con él, la exigencia del consumidor; presentándoles a los fabricantes de vehículos mayor presión en aspectos que anteriormente no se les prestaba atención. Por lo tanto, ellas debieron urbanizarse sumando mayor habitabilidad, diseño, confort, equipamiento para ser más funcional y lograr así un doble propósito y no encasillar a las pick ups. a tal punto que solo puedan vivir embarradas y si, puedan disfrutar de otras opciones de vida, con propietarios que simplemente buscan lugar y facilidad de carga, viven con otros horizontes, como también llegar a una fiesta de gala, haciendo justamente gala de su doble cabina. 

Al ingresar a ella, nos encontramos con un vehículo Premium, un hábitat muy acogedor con detalles sobrios y elegantes. Un habitáculo renovado y superior a la generación antecesora que muestra ese espíritu de superación de la marca. 

Si bien el volante solo se regula en profundidad, se consigue rápidamente una posición de manejo óptima, dada su excelente regulación de la butaca del conductor electrónicamente. Sus butacas son muy cómodas para realizar todo tipo de viaje 4 adultos sin fatiga alguna; por su parte las plazas traseras han optimizado su especio, generando mayor comodidad para sus ocupantes. Encontramos también que sus controles de las diferentes funciones, están ergonómicamente ubicados y son de sencillo funcionamiento. Un tablero con las clásicas y elegantes esferas con gujas, ubicándose en el centro de ellas, toda la información referente a consumos, distancias, combustible, promedios, etc. (computador)

Esta nueva High Country, ofrece un equipamiento extra full y superior a su antecesora, tanto en calidad de materiales, como en sus terminaciones, logrando un interior más sofisticado. Tapizado en cuero, volante multifunción también forrado en cuero, dirección variable, asistida electrónicamente, doble air bag, climatizador bi zona, 4 vidrios eléctricos one touch con interface para subir y bajar los vidrios a distancia, espejos eléctricos rebatibles presionando un botón y sistema de alerta de ángulo ciego, infinidad de porta objetos, computador de abordo completo, bluetooth, GPS, sensores delanteros y traseros con cámara de retroceso, pantalla multimedia central táctil de 8 pulgadas denominado MyLink, -sistema por el cual Chevrolet en sus modelos Onix y Prisma, innovaba en la conectividad extrema dentro de un vehículo; los nuevos modelos, montan el MyLink 2, evolución de la primera generación-, a través de ella, los ocupantes lograrán disfrutar todo lo que refiere a la conectividad que en la actualidad ofrece el mercado de los Smartphone. También ofrece puerto USB para pen drive y AUX

Frenos con ABS y distribución electrónica de frenado (EBD), asistencia de arranque en pendientes (asenso y descenso), control de tracción y estabilidad, diferencial de deslizamiento limitado, chapón protector, sistema de alerta sonoro y lumínico, frente a una potencial colisión /FCA), sistema que detecta los cambios de carril abruptos (por si uno se encuentra fatigado y pestañara por sueño), llantas de aleación 18 pulgadas, camineros, luz LED diurna delantera y luces traseras LED, estribos, molduras, entre otros de una larga lista de ítems, que hacen de este producto, una camioneta bien equipada, desde la entrada de gama. 

Lo que si no entendemos, es como este tipo de vehículo con tanto equipamiento, no cuenta con sistema de amarre para sillas infantiles, quedando solamente la opción con el cinturón de tres puntas y también solo dos air bags.

La ponemos en marcha y debo decir, que el sonido de este nuevo motor diesel CTDI, no me regocija como el del anterior MWM (sonido inigualable), pero sin duda es la evolución ajustándose a estos tiempos y funciona muy bien.

Para testearla, nos fuimos a Lavalleja, departamento con rutas y caminos sinuosos que nos brindaron la posibilidad de notar el accionar de la S10 en diferentes estilos de conducción. Recorrimos varios kilómetros en ruta, ciudades del interior y algo todo terreno; cada uno de ellos fueron disfrutados por completo gracias a su andar confortable, ágil y seguro, ya que ella viaja muy aplomada al piso en todo tipo de superficie; genera tranquilidad a sus ocupantes. Buena suspensión, buena respuesta y recuperación de la planta impulsora, como prestaciones con rendimientos apropiados para el peso del vehículo, arrojando un guarismo de consumo medio de 8,2 kms., por litro en ciudad en conducción mixta y algo más de 225 kms, con 20 litros de combustible en ruta en conducción ágil. A 90 kms., en la hora, el computador en consumo instantáneo nos señaló que se estaba recorriendo unos 13,6 kilómetros con un litro. Sin duda son números o consumos lógicos y coherentes con el tipo de vehículo.

El desempeño general es destacable, motor potente con buen torque, amalgamado a una caja de cambios automática, secuencial, suave y precisa, logrando un muy buen desempeño dinámico.  Al frenar en diferentes condiciones, siempre se comportó eficientemente a pesar de contar solo con discos adelante y tambor atrás, como la mayoría de las pick ups de este porte.

Si bien no tuvimos la oportunidad de hacer 4x4 como lo amerita, notamos su capacidad off road, en diferentes acciones realizadas con la doble tracción; buen ángulo de ataque y salida con buen despeje, brindan la posibilidad de sobreasar lugares complicados del campo, pero también en ella, podrás superar alguna duna y disfrutar de tu moto de agua o lancha. Esto es posible, gracias a su diferencial trasero con bloqueo electrónico, diferencial de deslizamiento limitado (aplica mayor fuerza y potencia, en la rueda con mayor adherencia) y la posibilidad de cambiar de tracción sencilla a doble, circulando hasta a 60 km/h. 

En conclusión, la S10, sigue siendo una herramienta de trabajo de buenos tributos, confiable, aguerrida, que conjuga el confort y seguridad de marcha con el trabajo extremo. Cuenta con buena cantidad de versiones que satisfacen las necesidades y un tope de gama -High Country-, que es quizás, más aspiraciones y no tanto de necesidad real, pero si Usted puede acceder a ella, quedará asombrado por sus prestaciones y equipamiento, similares a un vehículo de lujo.

Carga todo tipo de bultos en el ámbito que sea, traslada hasta 5 personas cómodas, buena capacidad de remolque y es confortable, dadas sus buenas dimensiones del habitáculo. Todo esto con rendimientos más que considerables y prestaciones plus para el segmento. 

Diferentes miradas, de un mismo aspecto:

Diseño imponente – Está Fashion.

Andar especial – Anda cool.

Un lujo el equipamiento - Tiene un equipamiento tipo naaa.

Buenaza la pantallita – Conectividad a full.

Ta linda – Que alucinante esta camioneta.

Con diseño y confort la S10 te cautiva y Te Ayuda a transcurrir el día de la mejor forma.

La garantía General Motors es de 3 años o 100.000 kms.

Antes de irnos, un poco de historia

Chevrolet, es una compañía fundada en Detroit en 1911; siendo sin duda, una de las marcas con mayor trayectoria dentro del mundo de las camionetas, teniendo su aparición en el segmento allí por 1918; luego en el año 25, da a luz a la primera con carrocería cerrada y media tonelada de carga; posteriormente llegaría la más estilizada y potente Pickup, “del 37”; este vehículo, fue diseñado con un chasis exclusivo que no derivaba de ningún otro hermano de la marca. Haciendo un salto en el tiempo y dejando de lado algún que otro modelo, (Apache, Camino, entre otros) nos deteniéndonos en la reconocida C10, que marcó historia en nuestro País entre los 70 y 80. Sobre el fin de la década de los 90, llegaba la S10 y comienza su propia historia, que hoy presenta un nuevo estilo de Pick Ups.

Sus principales rivales en rango de precio y equipamiento, como características principales son:

Chevrolet S10 H.C.: U$D 63.390.-

Toyota Hilux SRV: U$D 65.990 y Plus U$D 70.990.-

Nissan Frontier NP300 LE: U$D 58.548.-

VW Amarok 2.0: U$D 57.990 y V&-3.0: U$D 72.390.-

Mitsubishi New L200: U$D 66.990.-

Honda Ridgeline: U$D 68.198.- (no debería estar aquí, pero…)

Ford Ranger Limited: U$D 69.990.-

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: