Sabre Uruguay, con su vicepresidente Guillermo Prosper

(Por Daniel Castro Veiga) En nuestra sección “Un día en…” que llevamos adelante gracias al apoyo de JB Home&Office y UES, conocimos el lugar de trabajo de Guillermo Prosper, vicepresidente de Sabre Uruguay. Lee la nota para saber lo que nos contó...

Image description
Image description
Image description
Image description

“El rubro de la empresa es el desarrollo y la operación de tecnología. Desarrollamos soluciones tecnológicas que vendemos fundamentalmente para el vertical de la industria de viajes. No solo desarrollamos tecnología, sino que la operamos. En Uruguay, abrimos en mayo del 2004 con 60 empleados, hoy somos 950“.

“La base de la plataforma es la unidad de negocios de tecnología, sobre la que se apoyan luego las unidades de negocio que comercializan estos productos a diferentes actores del ecosistema. Una se encarga del canal de agencias de viaje, otra del de las aerolíneas y una que se encarga del canal de hotelería“.

“La unidad predominante es la que llamamos Travel Network, que consiste en la plataforma a través de la cual se conecta y se distribuye el contenido hacia el canal de agencia de viajes. A través de esta unidad, los proveedores de la industria – como hoteles y rentadoras – tienen su inventario a disposición de los clientes, como si fuera un Amazon de viajes. Travel Network es la plataforma que conecta oferta y demanda.

Le brindamos a los clientes la tecnología que les permite encontrar el itinerario que quieren vender. Cuando ingresas a la página de Despegar que es uno de nuestros clientes y buscas determinado viaje, nuestro sistema es el que permite esa búsqueda de itinerarios, precios y emisión de tickets con la aerolínea que el pasajero prefiera. Es nuestro sistema el que permite, además, que cuando llegues al aeropuerto a hacer check in, haya una reserva a tu nombre“.

“Nuestro negocio es 100% global, pero estamos en Uruguay principalmente por el acceso a un mercado de talento y calidad. En Uruguay tenemos 10 clientes, como Jetmar por ejemplo“.

Actualmente, facturamos cerca de 4.000 millones de dólares por año. Toda la información financiera de la empresa es pública porque cotizamos en bolsa.

“Básicamente tenemos 5 grandes centros en el mundo. La casa matriz es en Dallas, Texas, además de Montevideo, Cracovia en Polonia, India y Singapur. Lo que buscamos en ese despliegue de oficinas es acceder a talento, que es clave. Dependiendo cual sea el talento que se busca, sabemos a qué oficina apuntar. Por ejemplo, la estructura educativa de Polonia es muy fuerte a nivel mundial en cuanto a diseño y resolución de algoritmos. En Uruguay somos inherentemente muy curiosos y tenemos una alta capacidad de aprendizaje, adaptación y reconversión. Como compañía, Sabre tiene 9.500 empleados, unos 4.000 siguen estando en casa matriz, pero si vamos al 2004 cuando empezamos a operar en Uruguay, el 80% estaba ahí“.

“El co-work es una característica bien marcada y bien distinta a lo que se encuentra en otras empresas. Nosotros lo tenemos internalizado y naturalizado. Cualquier en este momento, puede estar trabajando con un colega en Estados Unidos de manera virtual, por Skype por ejemplo. No necesariamente se trabaja con el compañero que está sentado al lado, sino que puedo estar trabajando con un colega en la otra punta del mundo, porque es el especialista en determinado tema“.

“Cuando las tecnologías de comunicación no permitían tanta colaboración virtual, la empresa no tenía el mismo despliegue global que tiene actualmente, tan ambicioso. El avance de comunicación permitió el avance en la captación de nuevos talentos y la descentralización de la casa matriz“.

“La captación implica entender qué nos ofrece el mercado en el cual están insertas nuestras oficinas, para conseguir al mejor candidato para resolver determinado problema“.

“Hay muchísimo esfuerzo de la empresa en la capacitación constante de nuestros trabajadores. Nuestra tecnología la desarrollamos nosotros, por lo que es imposible que ingrese alguien que sepa con qué se va a encontrar. Lo que buscamos encontrar es a alguien que entienda los lenguajes en los que se crean las aplicaciones (fundamentalmente JAVA) y que tenga capacidad para aprender todo el resto que tenemos para enseñarle“.

“Cuando contratamos personal, antes de pasar a la producción y hacer la tarea más sencilla y trivial, pasan por dos meses y medio de capacitación. A partir de ahí, tenemos un esquema de capacitación de aproximadamente 300 horas al año, donde continuamente hacemos actualizaciones en cuanto a tecnología y procedimientos“.

“Somos una empresa que produce software y el software es conocimiento. No hay otro activo que no sea el conocimiento aplicado a la creación de software. Desde ese lugar, el talento es un activo fundamental. Buscamos personas que tengan afinidad cultural con la empresa, esas son cosas que no podemos enseñar, te tiene que gustar el desafío“.

“Estamos en un momento de mucha transformación de roles. Todos los puestos que tenemos, requieren una aplicación de conocimiento creciente y se siguen sofisticando“.

“Tenemos un programa muy fuerte de subsidios. Si alguien en la empresa plantea su necesidad de volver a la facultad a seguir desarrollándose, puede aplicar al programa para obtener subsidios importantes, de hasta 3500 dólares, siempre y cuando la persona nos demuestre que es un conocimiento que va a buscar es relevante para la empresa o para el plan de carrera que tiene la persona“.

“Se puede hacer carrera en la empresa, absolutamente. Es una política explícita. Yo estoy acá hace 14 años y el principal motivo fue tener nuevas oportunidades de hacer algo distinto. La industria en la que operamos es súper dinámica, la tecnología necesaria para atender la industria cambia constantemente por lo que hay una continua transformación de lo que se hacía, hacia lo que se tiene que hacer. Genera muchos movimientos y nuevas oportunidades, que estarán allí para los que quieran aprovecharlas“.

“Somos 950 personas en Sabre Uruguay, un equipo que promedia los 33 años. Ninguno está haciendo hoy, lo que hacía hace algunos meses. La empresa promedio de tecnología en Uruguay, tiene 5 empleados. La industria tecnológica en Uruguay, está muy polarizada. Hay un grupo de empresas enormes y una larga cola de empresas chicas, que es parte de la fortaleza que tiene la industria en Uruguay, porque todas esas empresas chicas no trabajan solas, se apoyan y forman comunidades de empresas, por llamarle de alguna manera. La industria en el país no es homogénea, porque hay un abanico muy amplio, incluso geográficamente no es la misma industria en Montevideo que en el resto del país“.

“Los desafíos siguen girando en torno a la formación de capital humano, no hay suficiente. Quizás lo que falta es masa crítica en las especialidades. Por darte un ejemplo, ingenieros especializados en base de datos conocidos por DBA (Database Analyst). No es difícil encontrar uno, pero es difícil encontrar 30. Para nosotros, como una empresa de este tamaño, es un desafío. Por eso es tan importante la formación interna, para generar lo que no puedo conseguir en el mercado externo“.

“Como compañía global, Sabre tiene que estar siempre explorando las tendencias porque nunca se sabe que tecnología puede llegar a aparecer y en última instancia puede dejarte obsoleto. Hay un equipo dedicado a monitorear y evaluar las tecnologías emergentes y su grado de madurez, para poder ser implantada desde un lugar serio, sostenible y operable. La estabilidad y la fiabilidad es fundamental, siempre desde el balance de qué aporta la nueva tecnología y cuándo estará pronta para la producción. Hay tecnologías de moda que aparecen y está bien, pero hay que encontrar el momento que está pronta y operativa. Hay cosas que ya están maduras y estamos en proceso de implementar, como el RPA (Robotic Process Automation) que reúne todos los procesos con características estructuradas y en cierto punto repetitivas, para automatizarlo y que el sistema se encargue“.

“La máquina no puede trabajar sola, necesita alguien que diseñe el flujo, la actualización y el buen funcionamiento. En última instancia, todas las profesiones atravesarán este cambio, dejando de hacer directamente las cosas y enseñándole al robot a hacer tareas“.

“Monitoreamos en tiempo real la salud de nuestras aplicaciones, el tráfico de red, el tiempo de respuesta y el consumo de CPU las 24 horas. El proceso empieza con la prevención, por lo que diseñamos sistemas que apuntan a la estabilidad. Nuestro Operation Control Center es una suerte de torre de control de un aeropuerto para tener detección temprana de problemas, para comenzar con el proceso de gestión de incidentes, primero se categoriza según su impacto. Seguimos protocolos dependiendo del grado de seguridad del problema y se llama a los especialistas para solucionarlo“.

“El objetivo de estabilidad de sistemas es de 99,995%. En ese porcentaje, el sistema no debería generar problemas. Es altísimo, pero si pensamos en millones y millones de usuarios, ese 0,005% puede ser un problema importante“.

“A nivel global, tenemos muy altas expectativas de seguir jugando el rol central en el desarrollo de soluciones para la industria. Esta, como muchas otras, es una industria específica en la necesidad de tener un muy buen blend en tanto conocimiento de tecnología y funcionamiento de la industria. Cualquiera puede aprender a desarrollar Java, pero no cualquiera puede determinar qué es lo que demanda la industria. Desde nuestro equipo ejecutivo en Dallas con un CEO que previamente fue CEO de algunas aerolíneas, hacia todas las ramas de la empresa, hay una muy buena mezcla entre esos aspectos“.

“La industria de viajes, es de las que más factura en el mundo, por lo que hay mucho espacio para seguir creciendo. Los pasajeros cada vez dependemos más de la tecnología y la autogestión“.

Gracias a quienes nos acompañan:

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: