Redpagos, con su gerente General, Francisco Bello

En nuestra nueva sección “Un Día en…”, que llevamos adelante gracias al apoyo de JB Home & Office y de UES, conocimos la oficina de Francisco Bello, gerente General de Redpagos. Leé la nota para saber lo que nos contó…

Image description
Image description
Image description
Image description

“Hubo un cambio en el medio de pago pero no en la transaccionalidad. No disminuyó la cantidad de transacciones, de hecho están aumentando. La corresponsabilidad financiera, los acuerdos con los bancos han hecho que el flujo haya aumentado, en ese sentido no ha habido ningún impacto. Lo que sí cambió y está cambiando es el medio de pago, hay una cantidad muy grande pagos, de facturas, de servicios con tarjeta de débito”.

“En Redpagos estamos en un proceso de expectativa para ver cómo se comporta el mercado, agarramos el guante de la inclusión financiera con la creación de nuestra tarjeta prepaga Midinero y fue una muestra de que estamos aggiornados a la tecnología. Generamos nuestro  propio medio de pago, nos sumamos al juego cuando podríamos habernos quedado sin hacer nada. Al día de hoy, ya tenemos 500.000 tarjetas emitidas y somos uno de los principales destinos que tuvieron los sueldos, las jubilaciones y las prestaciones sociales desde el 1º de mayo que se hizo obligatoria la ley. Con eso ya estamos jugando un partido, además, en temas de tecnología estamos acompañando el proceso de evangelización de Midinero a través de la aplicación móvil donde los usuarios podrán ver su saldo, los movimientos, podrán realizar transferencias de tarjeta a tarjeta e inclusive a bancos. Ya hay unas 12.000 o 15.000 personas que la usan”.

“La gente sigue prefiriendo la atención cara a cara, basta ver las estadísticas de la forma del sistema de pago que cada seis meses publica el Banco Central. Si bien ha cambiado la forma en que se paga no ha cambiado el lugar, las redes siguen siendo -de forma sostenida- el lugar donde los uruguayos pagan las cuentas. Creo que ya es una costumbre y que se debe a aspectos generacionales, el cambio de hábito se dará seguramente un poco más adelante en el futuro. Como redes, nosotros estamos quedando como las únicas cajas que quedan de cara al público porque casi todos los servicios están tercerizando sus cajas, sus cobranzas y su recaudación en las redes. Podrá cambiar la modalidad, pero hasta que no desaparezca el efectivo no creo que cambie el flujo de cajas, así que el cara a cara lo veo con bastante sostenibilidad en el tiempo”.

“Nosotros somos neutros, damos servicio a todo el mundo sin competir y sin hacernos de los clientes, esa ha sido la estrategia que ha llevado a que la empresa tenga la importancia y el crecimiento que ha tenido. Tenemos 420 locales más 50 mini locales en el interior profundo y vamos a tener más, eso hace que seamos el canal más preferido por la gente”.

“Hoy la tarjeta Midinero es una inversión, no da ganancias. Necesitamos que sea rentable, que poco a poco la gente vaya dejando la plata en la tarjeta y vaya aprovechando la ventaja de la ley de inclusión y que nosotros también tengamos un negocio porque no somos una ONG. Para eso falta un poco de tiempo, y tenemos que ayudar a la gente, educarla para que aproveche los beneficios”.

“Estamos tratando que los 420 locales sigan teniendo rentabilidad aceptable para quienes las operan. El rol que tenemos como redes es que la gente entienda cuál es el objetivo final de la inclusión y que use las herramientas correctamente”.

Gracias a quienes nos acompañan:

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: