Hormetal, con su gerente general Mauricio Bergeret

(Por Santiago Perroni) En nuestra sección “Un Día en …” el equipo de InfoNegocios visitó Hormetal y dialogó con Mauricio Bergeret, gerente general de la empresa en Uruguay.

Image description
Image description
Image description
Image description

¿Cómo fueron los orígenes de la empresa en Uruguay?

Estamos acá hace nueve años. Hormetal es una empresa argentina y su director, Pablo Ostapovich, vino con la idea de instalar el mismo modelo de negocios que tenía allá: una empresa constructora de naves industriales. En principio trajo personal, que hacía montajes y pisos industriales, desde Argentina. Después fuimos formando nuestro propio equipo (con personal completamente uruguayo).

¿Cuándo lograron consolidarse en Uruguay?

En los comienzos la empresa se enfocó más a un cúmulo de proyectos en Uruguay. Después que la rueda fue girando, y se vio la necesidad de contratar personal local, la empresa fue ganando sostén. Hormetal se caracteriza por ofrecer obras con llave en mano. En Argentina se hace mucho, en Uruguay casi todo lo que hacemos es mediante esa modalidad, pero en nuestros comienzos no. Empezó a pasar que montábamos las naves, hacíamos el piso, pero faltaba la otra parte: el movimiento del suelo, la obra civil y todo lo que le da soporte a esa nave industrial. Los propios dueños que nos contrataban nos pedían si podíamos incluir dentro de nuestra oferta la obra completa. A partir del 2013 formamos todos los departamentos y en el 2014 armamos un plan de inversión en el que compramos este predio para dejar de estar en un estudio contable y compramos maquinaria nueva.

¿Cuánta gente trabaja en la empresa?

Unas 85 personas.

¿Ese número varía?

La estructura fija es bastante estable. Pero la cantidad de operarios varía según la cantidad de obras. De todos modos, tenemos un personal estable que ronda las 60 personas y después sumamos personal si van apareciendo obras. En 2018, que fue un año de baja para la construcción, llegamos a tener un 30% más de empleados de lo que es la plantilla fija de Hormetal en cuanto a operarios de la construcción. En un año donde todos bajaban, nosotros generamos puestos de trabajo.

¿Cómo se ha comportado la facturación de Hormetal en lo que va del año?

Este año viene lento el crecimiento. Estamos estables, pero hay un enlentecimiento en cuanto a la construcción de nuevas obras. Ahora cerramos una nueva y estamos trabajando en otras que ya tenemos contratadas. Estamos en plantilla estable y todo lo que venga de ahora en más tendremos que manejarlo. No buscamos ser una empresa con una gran cantidad de gente, sino una empresa eficiente donde todos hagamos un poco de todo. Ese es el concepto que tenemos para no crecer demasiado.

Tienen un equipo bastante interdisciplinario.


 

Por más que somos dos empresas distintas trabajamos muy hermanados con Argentina y compartimos mucho los recursos. Las obras de Uruguay son un apéndice de las argentinas. El jefe de Montaje está en contacto permanente con nosotros y las coordinaciones de obra las hacemos en conjunto. Los proyectos metálicos se hacen allá. Hormetal Argentina tiene entre 450 y 500 empleados y nos abastecemos un poco de eso. Aprendemos de la experiencia de ellos y eso nos permite tener una estructura chica, pero competitiva.

¿Qué los diferencia de empresas de similares características?

La especificidad. Solo hacemos obras con estructuras metálicas para centros logísticos y retails y trabajos en hormigón para las fundaciones del edificio y el piso industrial. El corazón del proyecto lo hacemos con personal propio, allí no tercerizamos. En eso radica el éxito del edificio. Siempre digo que el edificio suele tener menos valor que lo que contiene. Si tenés un edificio farmacéutico, por más que el edificio tiene un costo importante, el valor de la mercadería es muy significativa. Por eso los pisos tienen que estar bien, no se pueden fisurar y deben perdurar en el tiempo; tampoco puede lloverse. Es fundamental el equipo de trabajo, podés tener buena materia prima y que después se aplique mal.

¿Qué materiales utilizan?

Las estructuras son de alma llena, con perfiles normalizados de sección variable; eso viene desde la planta de Argentina. Se diseñan y se fabrican allá, y después vienen en camiones a Uruguay. Usamos un sistema especial para los techos, ya que armamos las chapas en el lugar de la obra. Las chapas no tienen tornillos ni solapes, se hace una chapa personalizada para el ancho de cada nave. Si bien la chapa es siempre la misma, el corte es distinto. El techo no tiene ningún tipo de orificio porque se le hace un engrafado metálico para unir las chapas. Eso evita entradas de agua y necesita de menos mantenimiento.

¿Cuántos metros cuadrados llevan construidos en Uruguay?

Alrededor de 350.000 metros cuadrados.

¿Cuáles son las principales dificultades que padece el rubro de la construcción?

La productividad es el gran problema de todas las empresas. Eso hay que trabajarlo, aunque se usa mucho como excusa. No somos grandes en recursos, pero sí en cuanto a la imagen de lo que hacemos. A algunos clientes les sorprende cuando comenzamos una obra de 10.000 metros cuadrados con 10 personas. En realidad se puede hacer, pero hay que saber cómo mover los recursos para no sobrecargar la obra de gente y para obtener un mejor rendimiento. Cada empresa debe tener los recursos necesarios para la obra que sea; no tener más de lo que necesitas y tener al indicado en cada función. Otro desafío del rubro, es que la construcción tiene un porcentaje mayor de operarios de la construcción que de personal administrativo. Si al 80% u 85% de tu equipo le restas importancia porque se trata de operarios de la construcción -que es un valor horrible que no comparto- las cosas no van a funcionar. Es importante capacitar a todo el personal y que entiendan la importancia que tienen dentro de la cadena y lo importante que es responderle en tiempo y forma al cliente. No debería haber una empresa para la oficina y otra para la obra, somos una única empresa.

¿Cómo es su día en Hormetal?

La función de un gerente general es estar en todo. Mi día acá trasciende a todas las áreas: recursos humanos, administrativa y de ventas. Estoy muy dedicado a la parte comercial, por mi rol y lugar en la empresa. A su vez, hay que gestionar la empresa y estar al tanto de lo que sucede en las obras. Hay que saber que pasa por la cabeza de la persona que puse al mando de cada obra. Hacemos obras de cierto riesgo -por la altura que manejamos- y tengo que estar a cargo de cuestiones de seguridad. Me encargo de la compra de maquinaria, junto al jefe de compras. El gerente general tiene que estar en todo y debe, a su vez, darle lugar a los demás para que decidan.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: