Colegio Gato Dumas, con su directora, Giselle Bizzozero

(Por Pía Mesa) En nuestra sección “Un Día en...”, que llevamos adelante gracias al apoyo de JB Home & Office y UES conocimos el lugar de trabajo de Giselle Bizzozero, directora del Colegio Gastronómico Gato Dumas. Leé la nota para saber lo que nos contó…

Image description
Image description
Image description
Image description

“La gente le llama carrera de chef, y muchos llegan a serlo rápidamente, pero no todos. Como en cualquier otra carrera, ser chef depende de las cualidades de la persona y del esfuerzo que le pongan. Chef es quien tiene gente a cargo, deriva del francés jefe de cocina”.

“Lo primero que se les enseña en Gato Dumas, es cómo ser un profesional de la cocina, qué cosas tienen que hacer, qué cosas se buscan, es un machaque constante que se hace”.  

“Cuando precisamos personal tomamos a nuestros alumnos destacados y con potencial para trabajar como ayudantes de cocina. Hace poco un ex alumno -que tuvo la experiencia de trabajar en el exterior- volvió al colegio y trabajó con nosotros. Hay muchos casos así, los vamos capacitando poco a poco en todas las carreras, para ellos es como estudiar un postgrado, lo valoran muchísimo”.

“Cuando abrimos el colegio, no había gente capacitada para la docencia que diera con el perfil que necesitábamos, tuvimos que traer gente de otros lados. Con el correr de los años logramos tener mucha gente propia y ese ha sido el gran salto que hicimos. Santiago, un ex alumno que trabajó con nosotros me contó el otro día que cuando trabajó en Estancia Vik, armó su equipo con todos integrantes del colegio. Es que hablan el mismo idioma, tienen el mismo conocimiento, comparten códigos y es mucho más fácil trabajar así”.

“A través de Viajeros Sin Fronteras y otras agencias, ofrecemos posibilidad de formación y experiencia en el exterior, pueden ir a Francia, a Estados Unidos y España. Viajar solos por primera vez, adaptarse a un ambiente diferente, desarrolla un montón de habilidades que cuando vuelven acá los diferencian”.

“La gastronomía uruguaya se ha profesionalizado. En estos 14 años que tiene el colegio, han pasado 1.200 personas por año, a eso sumale la gente que se formó en otros lados, que se fue al exterior y que volvió a Uruguay, y gente extranjera que invierte en nuestro país. Hay muchas más personas con experiencia y conocimiento en el rubro que hacen que se genere un círculo virtuoso y que inviertan en proyectos gastronómicos”.

“La tendencia de la cocina de producto llegó para quedarse, la gente quiere comer distinto y quiere comer bien”.

Gracias a quienes nos acompañan:

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: