BIOS con su equipo directivo

(Por Daniel Castro Veiga) En nuestra sección "Un día en..." que llevamos adelante gracias al apoyo de JB Home & Office y UES conocimos el lugar de trabajo de Milton Santos, Andrea Bosch y Marcela Cuenca, Directores de BIOS. Leé la nota para saber lo que nos contaron...

Image description
Milton Santos
Image description
Andrea Bosch
Image description
Marcela Cuenca
Image description
Image description

Milton Santos: "BIOS surge en 1994 como una propuesta básicamente de cursos informáticos, principalmente de Windows y todo lo relacionado a la ofimática. En 1999 se va ampliando, adquirimos uno de los locales - que actualmente sigue funcionando - e incorporamos nuevos cursos ante la necesidad de ser más específicos y atender a un público creciente".

"Se generaron 3 áreas temáticas por escuela, de la mano de los coordinadores y referentes de cada sala. Las pioneras en el desarrollo de áreas específicas son la Escuela de Sistemas y Tecnologías, la de Diseño y Comunicación y la de Negocios y Administración. Más adelante, se agregó una cuarta escuela que fue la de Economía y Finanzas.  

Andrea Bosch: "Teníamos solo un local en la calle Rivera, el primer año contábamos con aproximadamente 100 alumnos. El origen fue por 2 hermanos y un amigo que, con las computadoras de las casas, empezaron a dar clases que al principio fueron particulares y luego, en grupos. Eran cursos de Excel, recién estábamos al inicio de la informática".

"Las computadoras comenzaron a expandirse en el mercado pero la gente no sabía utilizarlas".

M.S: "El nombre refiere justamente a eso, a la BIOS, al arranque. Por eso nuestro nombre está muy asociado a lo informático, por más que con los años se fue diversificando las áreas y superamos lo exclusivamente informático, para abarcar y posicionarnos bien en otras áreas".  

A.B: "Cuando entré, en 1998, el plantel docente ya estaba más diversificado. Se había incorporado más gente con nuevas ideas. En el año 99 se abrió una nueva casa sobre Bulevar España y muchos cursos se trasladaron para ahí. Comenzaron a surgir cursos en el área de diseño, en el área de negocios pero no estaban unidas en un área específica. Para que esas áreas crecieran, se necesitaba tener un espacio propio y gente especialista. Juntar, por ejemplo, a todos los programadores y a toda la gente que podría tener sinergia con eso, en una escuela de sistemas. Estaban los docentes, el coordinador, el director trabajando para hacer crecer esa escuela en productos y propuestas. Lo mismo sucedió en Diseño y Comunicación".

"En el 2000, cuando fue la crisis, fue un año de mucha oportunidad para nosotros. En épocas de crisis la gente busca capacitarse, para poder integrarse en el mercado laboral. Ahí se tuvo la visión de incorporar más gente y generar más propuestas para el área de economía, por ejemplo, que ya estaba creada".

M.S: "El exalumno también es quien alimenta la necesidad de futuros cursos. Tenemos un porcentaje altísimo de reincidencia de nuestros ex alumnos, que retoman nuestros cursos y generan necesidades en otras áreas".

Marcela Cuenca: "Desde hace ya unos años, tenemos tres metodologías distintas. Por un lado, lo presencial que es lo tradicional y se capacita alrededor de 10.000 alumnos al año. Luego incorporamos una metodología online y una semipresencial, destinada a la gente del interior del país. Por un tema locativo y de traslados, sólo estábamos en Montevideo, Lagomar y Maldonado, pero teníamos una demanda muy importante del resto del país".

"Las nuevas metodologías permiten realizar cursos a través de una plataforma, donde hay interacción con el docente, que nos resulta fundamental. No es sólo un video tutorial sino que hay un seguimiento docente. BIOS es gracias a la experiencia y el sostén que los docentes brindan a nivel académico. Somos casi 500 funcionarios que hacemos BIOS, donde el porcentaje más elevado corresponde a docentes, lo que a nosotros nos permite seguir avanzando".

"Fueron muchas pruebas, ensayo y error, donde fuimos por distintos caminos. Se intentó un camino más lento, pensando más en la educación tradicional en sí misma, pero luego el propio avance tecnológico y la facilidad de acceso a la tecnología permitió en el año 2011 comenzar a desarrollar los cursos a través de videos, donde los propios docentes presenciales trabajan en los formatos audiovisuales, lo complementamos con materiales y guías de estudio y realizamos pruebas".

A.B.: "Nosotros tenemos una bolsa de trabajo a cargo de una psicóloga donde brindamos oportunidades a los alumnos que se suscriben. Ella maneja un vínculo con muchas empresas que van enviando solicitudes, ofertas de empleo y requisitos y lo conecta con los alumnos para su postulación".

M.C.: "El alumno adquiere una rápida inserción laboral, sea en la búsqueda de trabajo o en mejorar su posición. Al hacer cursos específicos que brindan herramientas y conocimientos, permite a la persona salir al mercado laboral mucho más rápido. En muchos casos tenemos alumnos ya graduados, que les falta la práctica. En esos cursos también pensamos y nos adaptamos al mercado, para acelerar la salida al mercado laboral".

A.B.: "Tenemos un público muy heterogéneo. Por un lado, estudiantes universitarios que vienen a buscar herramientas que la universidad no les da. Tienen todo el marco teórico pero algunas cosas faltan. Un perfil con determinadas metas laborales y trayectoria educativa, que viene a complementar a la educación no formal. Por otro lado, tenemos alumnos adolescentes que terminaron o dejaron el liceo y los padres, preocupados, buscan una alternativa. Algunos objetivos que se buscan son sacar a los jóvenes de la calle e identificar su orientación vocacional".

"También tenemos el público empresa, donde desarrollamos cursos a medida. Trabajamos en diferentes modalidades. Las empresas interesadas en nuestro asesoramiento pueden enviar funcionarios a hacer cursos regulares o pueden hacerlo en cursos exclusivos, donde nosotros adaptamos el curso a las necesidades específicas de las empresas y hasta podemos llegar a trabajar con las planillas que ellos usan, modificando los datos por un tema de confidencialidad. Los productos que más hemos desarrollado son de Excel, Atención al Cliente, Liderazgo y trabajo en equipo y Comunicación Interna".

"También trabajamos con INEFOP, que es otro abanico de posibilidades distintas. El instituto trabaja con empresas pero también capacita a jóvenes y a trabajadores en el seguro de desempleo, para poder reingresar al mercado laboral. En esos cursos tenemos un taller que exige INEFOP de formación y orientación laboral, donde se enseña cómo armar un curriculum y cómo presentarse a una entrevista, entre otras cosas".

M.S: "Nosotros trabajamos mucho en la parte de asesoramiento. La idea no es vender un curso sino ayudarte a encontrar un camino. Muchas veces el alumno llega buscando una propuesta que talvez no tengamos y no se le vende otro curso. Nosotros no queremos ganar un cliente por un curso, queremos que ese vínculo se mantenga. Muchos de esos alumnos incluso terminan trabajando con nosotros y la comunidad educativa se va alimentando del mismo sistema. Intentamos orientar en el camino a cada uno".

M.C: "Cada escuela tiene su carrera “vedette”. Son las que más potencian a la posibilidad de que el alumno salga con el interés que tiene satisfecho. Actualmente tenemos aproximadamente 120 cursos y carreras. Hoy por hoy, el mercado requiere que generemos nuevas propuestas, de propuestas ya existentes pero potenciadas, como el área de redes sociales, community manager y marketing digital, que estaban integradas en otras carreras y pasaron a tener su propio producto".

"El área tributaria por ejemplo, para la Escuela de Economía, requiere repensar los cursos sistemáticamente, año a año a partir de las modificaciones que se realizan. El mercado obliga a estar pensando continuamente nuevas propuestas o adaptando las propuestas que ya tenemos a que sean acordes a lo que el alumno necesita".

M.S: "En los procesos de manejo informático, hay una idea de que “yo ya lo se hacer, ya lo manejo”, por lo que a veces el alumno no siente la necesidad de investigar sobre determinado producto. A veces hay concursos o llamados del estado y aparecen alumnos del 2000 a pedir el diploma para poder presentarlo. Se accede al diploma, pero es de un programa que ya es obsoleto. A nivel de mercado, se asume que se tiene el conocimiento, o el padre puede inferir que el hijo sabe de computadoras porque pasa gran parte del tiempo con ella".

"Algo que estamos intentando incorporar al mercado es el valor de la certificación internacional, donde la empresa creadora del producto certifica sobre el manejo de los diferentes programas, más allá de la empresa misma".

M.C: "En muchas oportunidades, el mercado internacional va hacia determinado lugar donde Uruguay llega un poco más tarde. Eso nos permite a nosotros adelantarnos y anticiparnos. Son tendencias a nivel mundial que los propios profesionales con los que trabajamos nos plantean y a nivel de dirección se empieza a evaluar. En el caso de los cursos redes sociales, fuimos los primeros en hacerlos. Quizás ahí se pegó primero, más allá que ahora existen otras competencias e institutos que lo imparten. La idea de BIOS es estar atentos no solo al mercado local sino a lo que está pasando a nivel internacional para poder formarnos continuamente".

"La competencia es difícil y ha cambiado mucho. Nosotros tenemos un respaldo por 20 años de trayectoria. Hemos pasado por varias etapas de competencia. Hoy no sólamente va a nivel de institutos establecidos sino también a nivel de consultoría profesional del propio Estado, que termina siendo una competencia para nosotros. La UTU, por ejemplo, es un ente capacitador que tuvo una reforma muy grande y llevó la formación técnica hacia otro lado que la posicionó como uno de los competidores importantes para BIOS".

A.B: "Falta formación en éste país, por lo que está bueno que haya muchos actores. Nosotros venimos creciendo, venimos bien. Si en un curso se genera competencia, generamos uno nuevo. Lo bueno, que es lo que me gusta de trabajar acá, es que no te aburrís. Siempre tenés que estar leyendo y estudiando, no te podés estancar. La competencia ayuda a eso, a no quedarte y mantenerte vigente".

M.S: "Estamos trabajando en el área de desarrollo social, enfocados a determinada población vulnerable. Generamos productos específicos para algunas organizaciones. También estamos desde el año pasado con un área relacionada a ecología y medio ambiente, el programa se llama BIOSfera".  

"Tenemos programas de becas por rendimiento académico y de becas sociales. Hay becas que pueden llegar al 100%".  

Gracias a quienes nos acompañan:

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: