Con Rafael Atijas, fundador de Loog Guitars

De la mano de IEEM, PuenteAéreo, Edenred y Victoria Plaza Office Tower realizamos otro almuerzo ejecutivo en el que tres empresarios junto a Daniel Castro, debatieron sobre temas actuales. En este almuerzo, Rafael Atijas, empresario, fundador de Loog Guitars cómo surgió su emprendimiento, cómo fue el resultado de las ventas y habló sobre cómo es ser emprendedor en el mercado uruguayo. Leé acá lo que nos contó...

Image description

“Cuando tengo que presentar un proyecto para la tesis mi cabeza estaba en eso, pero en el momento en que se me ocurre esta idea en concreto de una guitarra de tres cuerdas para niños dije, que no quede en un papel, vamos a tratar de hacerlo en la vida real. Ahí fue que me puse a investigar cómo podía hacer para sacarlo al mercado“.

“Esto fue en el 2010, que hicimos la tesis, en 2011 lo realizamos. Tuvo un nacimiento bastante particular, hay un sitio en Estados Unidos que se llama Kickstarter donde uno presenta una idea y la gente lo ve, si le gusta puede pre comprar lo que uno ofrece antes de que existe. Sin poner un peso, sólo poniendo la cara, diciendo tengo esta idea, una guitarra de tres cuerdas, acá está el prototipo, queremos que con esto sea más fácil para los niños tocar música. 500 tipos x, que yo no conocía alrededor del mundo, compraron la guitarra y ahí me di cuenta que no estaba sólo con eso“.

“En muy pocos países es aplicable, no es sólo una distinción entre primer mundo y tercer mundo. En EEUU lo que es la penetración de la tarjeta de crédito, lo que es la gimnasia al hacer una compra por Internet es algo que no existe prácticamente en otro lado, y es lo que hace que uno pueda poner una idea. Es un país que tiene mucha cantidad de habitantes, y en Uruguay estamos en un mercado chico, creo que ese modelo en particular no es tan replicable“.

“La confianza es algo que está presente en cualquier transacción económica. Si nos sentamos en un restorán, los tipos tienen que tener confianza en que vamos a pagar, y antes nos sirven la comida. La confianza es fundamental y a veces se sobreestima los instrumentos legales cuando en realidad uno va y pone su cara y dice, voy a entregar esto ya hay un acuerdo tácito y me veo obligado a hacerlo“.

“El año pasado vendimos unas 16.000 guitarras, crecimos un 400% versus lo que habíamos vendido en el 2016. La proyección para este año es vender un 20%“.

“Antes una parte importante de la propuesta era que la guitarra venía desarmada, era como una experiencia entre padres e hijos que la armaban juntos, una idea que me encanta a mí, pero que a mucha gente la condicionaba. Ahora viene armado y lo suplantamos con una app que hace que vos recibís la guitarra y abrís la app, te guía, hay un monstruito que es como un amigo de los niños, que les explica cómo afinar la guitarra, cómo tocar acordes, viene también con un mazo de cartas impreso con los acordes, tiene un cancionero digital, de los Beatles, los Rolling“.

“El principal mercado nuestro es EEUU, tenemos algunos más, como Japón, España, Australia. Vendemos una experiencia emocional, la gente tiene una conexión con la música importante“.

“Nuestra misión es hacer que sea fácil y divertido para los niños aprender a tocar música. La forma en como yo entiendo la música no es que está la guitarra por un lado y el plano por otro, nos vamos a ir abriendo a otros instrumentos, en eso estamos“.

“Lo que distingue al emprendedor es que la realidad es esta, tengo ganas de hacer esto otro y le buscás la vuelta. Te adaptas, lo haces dentro del marco de la ley. En mi caso estoy en Uruguay, somos tres millones de personas, no hay una fábrica de guitarras, eso no me impidió salir a vender guitarras para niños. Dije, bueno, tengo que apuntar afuera, lo tengo que hacer en otro país, y así te vas manejando“.

“Hay algunas cosas que vendés que te gustaría venderlas más caras, porque pones mucho de vos, mucho trabajo, y el mercado te marca un techo. Quisiera cobrar mis guitarras más caro por el esfuerzo, los materiales que utilizamos, pero no es solo esa la variable que determinan el precio de tu producto, sino si la gente te lo compra o no“.

Gracias a quienes nos acompañan:

     

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: