Y el puente polémico sigue generando comentarios

Javier González: “En mí opinión, estamos equivocados si pensamos que un puente sobre la Laguna Garzón fomentará el turismo en la zona. El mejor ejemplo es el Polonio. Muchas veces los turistas extranjeros valoran mucho más y están dispuestos a pagar mucho mejor por visitar durante un día un área natural protegida, que por pasar cómodos sobre un puente. Es la diferencia entre precio, y valor. Si buscamos precio, hagamos el puente y edifiquemos casas sobre la rambla y matemos la gallina de los huevos de oro. Si buscamos valor, declaremos la zona como área natural protegida, creemos reglas muy estrictas sobre el cuidado del medio ambiente, y eso no sólo asegurará un crecimiento sustentable, sino que atraerá muchos más turistas que un puente y una rambla, las cuales podemos encontrar en muchos lugares”.