Un mejor panorama para UY: saldrá del estancamiento en 2017 con más consumo y menos inflación (by BBVA)

Según el economista jefe de BBVA, Juan Ruiz, Uruguay tendrá un crecimiento del 1,3%, por lo que saldrá del estancamiento este año, luego de haber registrado un Producto Interno Bruto (PIB) de 1,2% en 2016. Así lo pronosticó BBVA Research, que considera que el mejor desempeño de la economía charrúa irá de la mano de un aumento del consumo, gracias a mejores salarios y a la expansión del crédito, así como de una desaceleración de la inflación.

Image description

Durante una presentación a clientes de BBVA Uruguay, Juan Ruiz, economista jefe de BBVA Research para América del Sur, y Gloria Sorensen, economista de BBVA Research para Argentina y Uruguay, señalaron que el mayor dinamismo de la economía uruguaya se dará en medio de un mayor crecimiento global y de la salida de América del Sur de cuatro años de desaceleración.

En efecto, para la economía mundial se prevé una recuperación del sector industrial y del comercio, con niveles de confianza al alza, que permitirán un crecimiento de 3,2% este año, desde 3,0% en 2016. América del Sur, por su parte, crecerá 1% en 2017, terminando con varios años de recesión, gracias al mejor comportamiento del sector externo y al impulso de la inversión. Esto irá acompañado por la recuperación de los mercados financieros en la región, ayudados por los precios de las materias primas.

Los pronósticos de BBVA Research indican que la economía uruguaya habría crecido más de lo esperado en 2016 (1,2%), “debido a la buena performance del sector eléctrico” y al mejoramiento de la confianza del consumidor, que experimentó en la segunda parte del año un aumento de su poder adquisitivo por la apreciación del peso.

Para 2017 y 2018 se esperan crecimientos del PIB de 1,3% y 2,6%, respectivamente, empujado por el aumento de la demanda interna. No obstante, BBVA Research advierte que “la inversión y la mejora en infraestructura son claves para asegurar el crecimiento a mediano plazo”.

La inflación, por su parte, aunque se viene desacelerando desde 2016, se mantendrá sobre el rango meta del Banco Central de Uruguay en los dos años siguientes, pese al sesgo contractivo de la política monetaria. Se proyecta un aumento de precios de 8,4% en 2017 y 8,0% en 2018, luego de cerrar en 8,1% el año pasado. De igual forma, se espera una mayor tasa de depreciación del peso, con un tipo de cambio que aumentará de 28,8 pesos por dólar en 2016 a 31,8 en 2017.

En cuanto al déficit fiscal en Uruguay, para este año se pronostica una reducción a -3,7% del PIB, luego de haberse incrementado a -3,9% del PIB en 2016, el mayor nivel en casi tres décadas. “En 2018, una mejora adicional impulsada por un mayor crecimiento económico y racionalidad en los gastos permitirá prácticamente volver a equilibrar el balance primario y reducir el déficit global”, manifestaron los economistas de BBVA Research.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: