Los japoneses le echaron el ojo a la forestación.

La papelera y productora de celulosa japonesa Nippon Paper ya está comprando tierras en Uruguay y se apura a forestarlas como paso previo a la posible instalación de una planta. Al menos así se lo confirmaron los japoneses al subsecretario de Economía, Mario Bergara, que acaba de estar en el país del sol naciente. La empresa japonesa tiene 18 plantas fuera de su país y sólo una de ellas en Sudamérica, en Chile. El grupo planea ubicarse entre los cinco productores mundiales de celulosa y papel en 2015.