Uruguay tendrá al Uber de los monopatines eléctricos (MONO desembarca en febrero)

(Por Santiago Magni) La empresa privada de movilidad urbana, MONO, surge como una alternativa para simplificar el tránsito en Uruguay y tiene como diferencial llegar a distancias cortas, a través de monopatines eléctricos. La inversión en software y hardware es cercana a los US$ 100.000 y el lanzamiento del sistema será en febrero de 2019 con 50 vehículos y 10 puntos entre Ciudad Vieja y Buceo.

Image description

“Los vehículos están conectados a la nube y funcionan a través de una aplicación que el usuario debe descargar en su teléfono smartphone. Con la app uno puede encontrar cuál es el monopatín más cercano, desbloquearlo y usarlo”, contó a InfoNegocios Martín Larre, fundador de MONO junto a Nicolás Mescia.

“Para instalar los primeros 50 vehículos en febrero de 2019 y los 10 puntos donde se podrán retirar estimamos una inversión en hardware y software entre US$ 75.000 y US$ 100.000”, agregó.

La aplicación es gratuita, pero para usar un MONO se deben pagar $20 por desbloquear el monopatín y el costo del uso es de $1 por minuto. La idea es que la persona deje el monopatín en el punto cercano a su destino final. “Los monopatines al ser eléctricos no generan contaminación, gases, como sí lo hacen los autos y el tema del consumo en comparación con los automóviles tiende a cero”, señaló Larre.

El rango de funcionamiento de los monopatines es de 35 km. Larre explicó que “la idea es que se carguen en la noche para estar disponibles desde la mañana. Ahora estamos haciendo pruebas, donde hay gente que puede registrarse y usar el MONO para ir instalándonos en el mercado”.

“La startup surge como una alternativa al problema de movilidad urbana de Montevideo. Es un vehículo pensado para distancias cortas, por ejemplo, cuando te bajas del ómnibus y aún tenés que caminar 20 o 30 cuadras para llegar a un destino o cuando tenés que salir a hacer un trámite y volver”, concluyó.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

13/12/2018 - 13:54

¿Simplificar el tránsito? Si no hay carriles exclusivos para bicicletas y monopatines no tiene sentido impulsar su utilización. Son un problema, un peligro, no una solución. No se reglamenta como se debe su uso, nadie debe mostrar idoneidad para circular con ellos y circulan por cualquier espacio. En España están causando problemas, como en todas las ciudades que pretenden imponerlo, agravados por los vacíos legales que existen sobre esos aparatos. No tienen seguro y provocan caos en calles y aceras.