Olivos reducen penas de cárcel en un 33,3%

La empresa Olivos del Sacramento ha donado cientos de olivos a la cárcel de Piedras de los Indios, en Colonia. En una experiencia inédita, además de capacitarse en la tarea, los reclusos dedicados a los olivares descuentan cuatro meses de reclusión por año. Martín Álzaga presidente de la empresa, dice que quieren donar 2.000 plantas a la cárcel. La firma tiene unas 300 hectáreas de olivos en Colonia y 600 en todo el país, e intenta llegar a los mercados top del mundo con un aceite de primera. Este es el primer año en que generan aceitunas para la producción de aceite, que se procesa en la Estancia Los Ranchos. Se espera que el olivar tenga unas 1000 hectáreas, con una producción de 200.000 litros de aceite de primerísima calidad. “La proyección es tener en 2008 nuestra propia almazara (fábrica de aceite) en Colonia”, dice Álzaga.