Negocios sucios: US$ 48 millones de basura

Unos 15.000 hurgadores montevideanos recaudan entre US$ 12 y US$ 18 millones anuales de un total de 48 contando todo el sistema, gracias a un sucio botín que pasa por cuatro o cinco intermediarios hasta llegar a las empresas recicladoras finales. Según la zona de recolección, hay quienes hacen hasta 4.000 pesos semanales. Los centros comerciales Pocitos y Carrasco son los lugares más codiciados por la “riqueza” de su basura. Además del factor suerte, la recolección también depende del tipo de vehículo usado. Por ejemplo, un carro con caballo permite recolectar más de 200 kilos de materiales y cuesta entre 25 y 30.000 pesos, que se pueden pagar en cuotas. También están aquellos que tercerizan el negocio y arman grupos de recicladores que trabajan para ellos, y así logran ganar cifras mayores. El número de hurgadores creció mucho desde la crisis de 2002 y la DGI y la IMM ya tienen ganas de gravar este negocio sucio y meter la mano en el tacho pero siempre en las ganancias.