Mientras los mexicanos están concentrados en el mundial no dejan de hacer negocios en Uruguay

(Por Florencia Blengio) Luego de varios meses de negociación, FEMSA, la embotelladora más grande del mundo en territorios, compró MONRESA, Montevideo Refrescos, por U$S 250.7 millones. ANDINA, la Coca-Cola de Chile, también tenía interés en la operación. Por dos motivos FEMSA termina siendo quien concluye la gestión.

Image description

Primero, “FEMSA debe haber pagado más” según sostiene una fuente cercana al caso. Segundo: “Desde hace muchos años FEMSA compró la Coca-Cola de Buenos Aires y hace dos años cerraron la operación con la Coca-Cola de Rio Grande do Sul y Santa Catarina. Por lo tanto, las dos zonas limítrofes con Uruguay ya eran de FEMSA. De esa manera, establecieron una dirección conjunta que regula la zona evitando un competidor entre medio de ambos”.

En cuanto a la estrategia de la compra de MONRESA por FEMSA, “esperaron hasta cierta hora el cierre en la bolsa de valores”. FEMSA es una empresa que cotiza en la bolsa a nivel global. Tanto en México como en Estados Unidos.

En cuanto al por qué de la compra necesariamente en este momento, “MONRESA no tenía concesionaria, o sea, dueño en el territorio.  Es uno de los pocos casos. En 2002 la familia que estaba a cargo la vendió y la empresa quedó a cargo del BIG, Bottling Investments Group, que es directamente la Coca-Cola de Atlanta. Además, Coca-Cola durante el 2001-2002 dio perdida hasta 2008 por lo que FEMSA no se interesó en realizar la compra en ese entonces sin mencionar que no llegaron a un acuerdo”.

“Sucede que desde el 2009 MONRESA se reinsertó en el mercado, debido a la gran gestión por parte de la directora, Andrew Mc Gubbin, quien logró generar nuevamente interés en los inversores. Desde ese año MONRESA ha estado en números negros”. Tomando como referencia el caso de la compra de Coca-Cola en Perú, la misma es comprada por ARCA por 760 millones de dólares en 2016. Por lo tanto, “el precio de la venta en Uruguay fue correcto y proporcional ya que es otro mercado”.

La integración de esta franquicia incrementó la presencia de Coca-Cola FEMSA a 11 países a nivel global. Entre ellos, Guatemala, Colombia, Venezuela, el 70% de Brasil, Buenos Aires, La Patagonia, Filipinas, Panamá, Costa Rica, entre otros.

Sobre el futuro de MONRESA, FEMSA no planea grandes cambios. No planean grandes cambios. “No llegarán y podarán el árbol sin saber cómo hay que después regarlo. La operación de Montevideo Refrescos va a seguir siendo la misma. Piensan mantener la planta laboral y piensan adecuarse a las diferencias culturales. Tras un estudio que realizaron saben que los sindicatos uruguayos son duros y honestos, y que, al tener negociaciones más lentas, es más confiable. La decisión de FEMSA es negociar, dialogar ya que quieren una relación fluida y que no sea conflictiva”.

Sin embargo, “en Brasil FEMSA tiene una fábrica de refrigeradores para refrescos por lo que seguramente la compra de refrigeración va a ser interna. Además, en Uruguay el sistema de distribución es tercerizado y FEMSA acostumbra hacer su propia distribución, siendo esto viable de suceder en un futuro ya que es la forma de FEMSA de asegurarse del mejor surtido”.

“Otra dirección a la que van a orientarse es al mercado de “healthy drinks”, bebidas con menos azúcares, ya que es necesario, teniendo etiquetado de alimentos y en Perú, Ecuador y Chile son realidades que ya están vigentes”.

Sobre las propiedades de FEMSA, son dueños de jugos Del Valle y de OXXO, que sería como un Kinko mexicano. “FEMSA era dueño al mismo tiempo que de OXXO de la cervecería mexicana. El negocio era vender tanto el refresco como la cerveza en los OXXO. Desde hace 4 o 5 años empezaron a instalar OXXO en Colombia. Asimismo,  se manejan en el rubro de lácteos donde tienen la marca Santa Clara, también mexicana”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: