Sofía Fernández, responsable de Recursos Humanos de UES

(Por Pía Mesa) En UES, más que hablar de recursos, prefieren referirse al conjunto de trabajadores como capital humano, porque creen que cada colaborador aporta valor a la empresa. Actualmente, esta firma que está desde 1998 en el mercado postal busca la reconversión a través de la logística y el e-commerce. Sofía Fernández, responsable de Recursos Humanos, es una de las que intenta sembrar esos cambios en los trabajadores y nos contó al respecto en nuestra nueva sección de entrevistas que realizamos en uno de los apartamentos, equipados por Pop Design, del Desarrollo Estrellas del Sur, de Campiglia Construcciones, en la cual nos acompañan también Edenred, Altavista y Rotunda

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

En los últimos años el mercado postal en Uruguay ha sufrido cambios importantes, ¿cómo se ha adaptado UES a ellos?

La empresa viene sufriendo una transformación desde 2013 hasta la fecha, porque el mercado postal, las tendencias van cambiando y la empresa empieza a reconvertir su negocio, a centralizarse hoy en día en lo que es la logística y la paquetería liviana, para ser el vínculo entre la empresa y los clientes, y también con el usuario que está en su casa, compra algo online y no quiere ir a buscarlo. Eso implica un gran desafío, porque tenemos gente que hace mucho tiempo está trabajando en la empresa, desde hace 18 años, y ellas tienen que pasar a trabajar con un celular, porque ahora hay que informar al momento el estatus de la entrega. En Capital Humano, entonces, estamos viendo eso, la transformación de la empresa a lo que es el área de paquetería.

¿Cuántas personas trabajan hoy en día en UES?

450 personas divididas en 140 localidades de todo el país. En Montevideo trabajan unas 250 personas directa e indirectamente, y en el interior tenemos una red de agencias propias y de centros pickups; hace poco lanzamos una marca que se llama Express, que, por ejemplo, se hacen acuerdos con diferentes negocios y la persona puede pasar a retirar su paquete ahí. Con esto, en el interior trabajan, en total, unas 200 personas.

¿Cómo es el tema de la rotación, es alta?

La rotación es bastante baja, te diría que es una tasa muy sana, porque estamos en un 2% mensual, más o menos. Las personas que más rotan son las más jóvenes o los nuevos ingresos, pero culturalmente la gente dura mucho tiempo trabajando en UES. En el interior se trabaja en una relación como más de confianza, los vínculos son bastante fuertes y eso después se traduce en el trabajo: cuando uno tiene que implementar ciertos cambios, la gente los recibe bien.

¿A qué se debe que haya gente que trabaja hace tatos años en la empresa?

Creo que es, primero, por el valor que les da la empresa: para nosotros cada persona que trabaja en UES es importante. Se trata de ayudar a las personas en algunas oportunidades con algún proyecto personal. También pasa que mucha gente fue viviendo todo el proceso, desde que estaba en el año 1998 hasta hoy en día fueron creciendo con la empresa, se fueron desarrollando, fueron encontrando su lugar y, obviamente, por la tendencia de RRHH, no pasa eso en la actualidad, porque ahora son pocas las personas que entran a una empresa queriendo hacer carrera, no pasa mucho eso.

¿Cómo hacen para poder lograr ese equilibrio entre los que tienen la camiseta puesta de UES porque se desarrollaron en la empresa y los nuevos ingresos o los más jóvenes?

La clave está en mostrarles el desafío. Hoy en día tenemos uno muy emocionante que es el de la transformación de una empresa que repartía únicamente cartas a ser una que apuesta mucho a la tecnología, al desarrollo de software para acompañar otras áreas. Entonces, la gente lo va a ir viendo como que puede hacer la diferencia, que es parte de algo que ya está definido y que puede ser un actor, un agente de cambio en la historia de la empresa.

¿Cómo hacen para transmitirles eso a los trabajadores?

Se intenta hacerlo desde la inducción, también hay muchos manuales y se realizan presentaciones, pero también lo más importante es la comunicación en el día a día. En RRHH también hacemos hincapié en el equipo de liderazgo para fortalecer lo que es el trabajo en equipo, la comunicación: trabajamos siempre desde la misión, la estrategia para lograrla, los objetivos y definimos cómo se va bajando eso a las diferentes áreas. Tenés áreas que son más críticas, como la parte de Atención al Cliente, porque ellos están transmitiendo el ADN, la esencia de UES al cliente y al usuario.

¿Cuál área considerás que hoy en día es la que está requiriendo mayor atención por parte de RRHH?

La parte más que nada de lo que es la nueva unidad de negocio, de UES Commerce, que se enfoca en el e-commerce. La gente está capacitada pero necesita una constante puesta a punto. También hay otro desafío con el personal en el interior, porque ahora estamos haciendo una capacitación en todo el país y hay gente que está recibiendo un celular por primera vez como herramienta de trabajo. Ahí, el área de capacitación está bastante intensa. No es lo mismo una persona joven que una que no nació con esas tecnología, ahí está el desafío para que cada uno desde su rol pueda dar lo mejor.

¿Hay mucha gente joven en UES?

Está entrando bastante gente joven, sobre todo en Atención al Cliente y en áreas más administrativas. Actualmente tenemos pasantías para chicos de 18 y 19 años, hasta persona que tienen más de 60 años. También está eso de cómo atrapar y de hacer convivir las diferentes generaciones. Pero también se da esto muy familiar dentro de la empresa, que es creado precisamente por el tiempo que hace que está la gente, esta relación de confianza. UES es una empresa a nivel de comunicación y de estratos de puertas abiertas, uno puede acceder fácilmente a los responsables de distintas áreas.

El funcionamiento de la empresa entonces es bastante horizontal…

Hay un liderazgo vertical, sí, pero la empresa es muy abierta a la comunicación. Nosotros de verdad tenemos las puertas abiertas de las oficinas.

Teniendo en cuenta que trabajan en la calle, con camionetas y motos, ¿hacen hincapié en el tema de la seguridad vial?

Sí, es clave. No hemos tenido accidentes graves. Trabajamos semanalmente con un técnico prevencionista que trabaja directamente conmigo para ver el tema de la capacitación, de la aprehensión, qué cosas se pueden mejorar para que las personas tomen consciencia de la seguridad, no únicamente por la empresa sino principalmente por la vida de cada uno de los trabajadores.

¿Cuáles son los principales aspectos que han cambiado para aggiornarse?

El cambio lo vivimos a nivel general de la empresa, porque actualmente el 70% de nuestra facturación es del área postal, pero queremos convertir eso a que cada vez tenga más peso lo que es la logística liviana y el e-commerce. Ahí está el desafío de poner a las personas indicadas, en los lugares indicados. El e-commerce requiere de una inmediatez mayor al reparto de cartas, por ejemplo, porque cuando el usuario compra algo en la web, lo quiere ya. Para eso hay que hacer cambios en los procesos, en los tiempos que se necesitan, y darles las herramientas para que las personas puedan asimilar esos cambios. Repetimos a diario hacia dónde se quiere ir, porque estamos enfrentándonos a nuestro propio Uber: hoy en día se entregan cada vez menos cartas, entonces hay que reconvertirse para ser un jugador de peso en otras áreas, como la logística o la cadetería.

¿Cuáles considerás que son las claves actualmente para lograr un equipo humano exitoso dentro de una empresa?

Para mí es fundamental el tema de la alineación: hay que tener bien definido cuáles son los objetivos de la compañía para poder alinear los equipos para que los logren. Entender principalmente que no se trata de trabajos individuales, sino de trabajos cooperativos y colaborativos desde diferentes lugares. Se requiere una visión compartida por cada una de las personas que conforman la empresa, para que eso mueva al compromiso y den ganas de trabajar en pos de algo común. También la comunicación es clave, cuando uno tiene información, es mucho más fácil actuar, de tomar decisiones y de comprender por qué se hacen las cosas. Por último, un buen liderazgo también es fundamental.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: