Sebastián Torterolo, gerente de Recursos Humanos de Redpagos

(Por Pía MesaRedpagos es una empresa uruguaya que hace 15 años está en el mercado, dedicada al rubro de pagos y cobranzas. Su gerente de Recursos Humanos, Sebastián Torterolo conversó con nosotros en uno de los apartamentos, equipados por Pop Design, del Desarrollo Estrellas del Sur, de Campiglia Construcciones, en la cual también nos acompañan Edenred, Altavista y Rotunda. Leé la entrevista a continuación…

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Hace cuánto que trabajás en Redpagos?

Trabajo en Redpagos hace aproximadamente dos años y medio.

¿Cuáles son tus principales tareas?

Las tareas tienen que ver con liderar todo el área de recursos humanos de Redpagos Casa Central, nosotros tenemos un sistemas de franquicias, entonces la responsabilidad de recursos humanos está concentrada casi que en un 90% en la Casa Central.

¿Cómo gestionan los recursos humanos en el resto las sucursales?

En general los empleados de las franquicias se manejan de forma independiente, nosotros los representamos en las negociaciones de Consejos de Salarios o en alguna otra ocasión puntual, pero nuestro modelo de negocios es de franquicia.

¿Cuánta gente conforma el equipo total de Redpagos?

Trabajan 210 personas aproximadamente y en el área de Recursos Humanos somos cinco.

¿Cómo describirías el presente de Redpagos?

Es un momento muy desafiante por todos los cambios que se están dando en el negocio, aunque a decir verdad hoy en día no sé cuáles son los negocios que no están desafiados. Estamos avanzando cada vez más en definirnos como una empresa de tecnología, nuestro negocio está dominado en este momento por la incursión tecnológica, si bien el modelo presencial va a seguir existiendo, sigue creciendo y se va a seguir desarrollando, hay una nueva modalidad digital que comienza a cambiar la dinámica del trabajo y la modalidad en que las personas quieren ser atendidas. Eso nos va cambiando a nosotros como empresa.

¿Cuáles son esos principales cambios?

Todo lo que respecta a la implementación de nuevos medios digitales, la posibilidad de la gente de contar con cada vez más tecnología y de estar más habituada a utilizarla, eso nos genera cambios.

¿Cuáles son los principales desafíos que estos cambios generan en la empresa?

Se va perdiendo el miedo a la utilización de medios de pago electrónicos, entonces ahí tenemos un desafío, sin descuidar el negocio tradicional y cuidando la red que nos lleva a estar presentes en todos los rincones del Uruguay, que eso es algo muy importante para nosotros. El desafío es poder ir atendiendo cada vez mejor a todos los públicos, al digital y al que prefiere la atención presencial, queremos ir transformándonos cada vez más en una empresa multicanal.

¿Qué cambios genera eso a nivel de Recursos Humanos?

Eso nos cambia porque hay tareas que son más operativas y que tienen que ver con estadíos de la tecnologia anteriores que hoy empiezan a cambiar y que hay que llevar adelante de otra manera. Estamos tendiendo a eliminar el papel y digitalizar todo, nuestro gran desafío es que el crecimiento de la empresa no signifique una disminución de puestos de trabajos, para nosotros el gran desafío es capacitarlos para esa nueva realidad.

¿Qué tipo de capacitación específicamente? ¿Qué tipo de competencias deberán tener los empleados?

La gran competencia hoy en día es una sola y es la capacidad de aprender y desaprender de nuevo, eso es constante y cada vez se va a dar en ciclos más cortos.  La mitad de la gente en la empresa tiene menos de 34 años, tenemos mucha gente joven y muy pocos se van a jubilar haciendo lo mismo que hacen ahora. Hoy las competencias que son necesarias no son las mismas que serán necesarias dentro de cinco años, entonces la capacidad de aprender y desaprender constantemente es crucial. No importan tanto las capacidades técnicas específicas sino la actitud de estar abiertos y dispuestos a los cambios, a dejar ir, soltar y reaprender. Tenemos que generar la actitud para esos cambios.

¿Qué estrategias implementans para generar esa actitud?

La formación continua, trabajando con la gente en temas de innovación, de creatividad, comunicando todo permanentemente como forma de ir derribando los miedos, porque muchas veces son los que paralizan. Tratamos de que todos nuestros empleados y socios estén al tanto de los cambios en los que estamos trabajando, explicarlos y fundamentarlos bien para que entiendan que la incursión tecnológica no viene a amenazar nuestro trabajo sino que es al revés, el adaptarnos a eso es lo que nos va a permitir seguir trabajando.

¿Cuál dirías que es la cultura de trabajo de Redpagos?

Redpagos es una empresa donde la dirección está muy presente, y desde allí emanan una serie de valores claves como la camaradería, el trabajo en equipo, una apertura total, el real interés por la persona, más allá de su característica como trabajador. Esa ha sido siempre la esencia de la empresa, desde que tenía 10 colaboradores hasta ahora. Hay mucho conocimiento, mucha camaradería, se han generado grandes relaciones de amistad y eso termina marcando mucho cómo es el día a día en Redpagos.

¿Tienen mucha rotación?

Tenemos una rotación bastante baja, por debajo del 10% anual, esta es una empresa de aproximadamente 15 años donde la mitad de la gente hace siete años o más que trabaja en la empresa, más allá de que tenemos algunos sectores donde tradicionalmente en el mercado uruguayo se encuentra bastante rotación. Tenemos mucha gente joven, la gente se siente muy bienvenida y lo vemos en las encuestas, la gente entiende que es un muy buen lugar donde empezar a trabajar, se insertan muy bien.

¿Ofrecen posibilidad de crecimiento dentro de la empresa?

Sí, nosotros hacemos mucho foco en el desarrollo interno, un 80% de las posiciones que se van generando en el año se cubren con recursos internos y eso también tiene que ver con que la gente no rota de la empresa pero sí rota de posición.

Dicen que las nuevas generaciones han venido a sacudir y cambiar las tendencias del mercado laboral ¿ustedes lo perciben dentro de la empresa?

Sí, se nota que hay determinados ciclos que empiezan a cortarse, lo que pasa es que ya no se pueden hacer planes de carrera en plazos demasiado largos sino que los jóvenes están buscando cosas más cortas. Ahí la opción es estar preparados para que se vayan y aceptar que está bien que eso pase y que está bien que puedan volver después también. El que se va puede ser un emprendedor, puede terminar siendo tu proveedor, o tu cliente, o puede venir y comprarte, en ese sentido el mundo cambió y hay que adaptarse a eso.

¿O sea que no buscan la retención del talento?

Si uno quiere que la gente se quede en la empresa tiene que empezar a pensar en otro desarrollo de carrera más de tipo horizontal, buscar oportunidades en distintas áreas, trabajar por proyectos. No necesariamente las nuevas generaciones quieren crecer respecto a lo económico, de hecho, empiezan a darle más importancia y prioridad a otras cuestiones. Quizás la motivación de ellos pasa por tener nuevos desafíos, por poder aprender cosas nuevas, sobre todo en el área tecnológica. Además, las nuevas generaciones tienen otro nivel de exigencias con las empresas a nivel de valores, es decir, les importa que lo que la empresa dice que se hace y cómo dice que es, realmente lo sea, que sea coherente, que busque tener un impacto positivo en la comunidad y que el fin no sea únicamente el lucro.

¿Considerás que esa es una de las razones por las cuales tienen una baja rotación?

Sí, porque en ese sentido en Redpagos tenemos una buena mezcla, invertimos mucho en formación, invertimos en la incorporación de nuevas tecnologías, tratamos de buscar planes de carrera que se ajusten un poco a esta cierta inmediatez que hay. Somos una empresa que le agrega valor a la sociedad, que llegamos a lugares donde otros no llegan, que somos muchas veces la cara visible del sistema financiero en localidades muy apartadas. En ese sentido, tenemos un gran compromiso con la sociedad y ese es un combo interesante para que los jóvenes elijan estar en la empresa.

¿Cuáles consideras que son las exigencias que los colaboradores les demandan al área de Recursos Humanos?

Nos demandan apoyo, sobre todo las generaciones anteriores, los trabajadores quieren saber cómo actualizarse y enfrentar los cambios que se vienen y nos exigen ayuda desde recursos humanos para poder enfrentar eso. Ahí nosotros los ayudamos a hacerse dueños de esos cambios, intentamos involucrarlos para que ellos mismos sean quienes lleven adelante la estrategia de cambio y adaptación de la empresa.

¿Qué estrategias a nivel de recursos humanos han implementado para mantener motivados a sus trabajadores?

Hemos incorporado pausas activas, gimnasia a nivel del puesto de trabajo, hacemos meditación, ofrecemos fruta en el lugar de trabajo, tratamos de ir acercándonos a las nuevas tendencias. Asimismo, estamos revisando temas de flexibilidad horaria, algo bueno es que no tenemos jornadas fuera de hora exigente, de todas formas nuestra empresa siempre tuvo una política flexible para poder lograr el equilibrio entre la vida profesional y personal de cada uno.

En materia de gestión humana ¿cuáles son los objetivos para el próximo año?

A fines de este año y principios del 2018 nuestro foco va a estar puesto en el desarrollo y la transformación de nuestros mandos medios, creemos que ellos son la piedra fundamental donde se basa todo este cambio y estas transformaciones. Con ese grupo de gente vamos a trabajar muy fuertemente en desarrollar líderes que puedan llevar adelante esta transformación, ese es el nuevo gran desafío.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: