Noel Caballero, gerente de Administración y Finanzas de Bertoni

Bertoni es una empresa uruguaya de mobiliario y diseño de interiores, con más de 40 años de trayectoria en el mercado local. Su gerente de Finanzas y Administración, Noel Caballero nos acompañó en nuestra nueva sección de entrevistas que realizamos en uno de los apartamentos, equipados por Pop Design, del Desarrollo Estrellas del Sur, de Campiglia Construcciones, en la cual nos acompañan también Edenred, Altavista y Rotunda...

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Hace cuánto que comenzaste a trabajar en Bertoni?

Hace aproximadamente ocho años, estuve de forma interrumpida, al principio trabajé cinco años, luego me fui y ahora ya hace tres que volví a Bertoni nuevamente. Sumando el lapso total hace ocho años que estoy.

¿Cuáles son tus principales tareas?

En Bertoni no tenemos un departamento exclusivo de Recursos Humanos por lo cual soy yo quien se encarga de esa área. Además, me encargo de la coordinación del área administrativa y de las finanzas. Manejamos desde comercio exterior hasta los procesos de gestión de cobranzas entre los clientes también.

¿Cuántas personas trabajan actualmente en Bertoni?

Hoy por hoy en la empresa somos 23 empleados que se dividen entre logística, comercial y el resto somos de administración y finanzas. La competencia ha aumentado mucho en este último tiempo y sumado a la caída de la construcción, el nivel de actividad de la empresa ha bajado un poco, por lo que tuvimos que reacomodarnos a las nuevas demandas del mercado.

¿Cómo tuvieron que reconvertirse?

Tuvimos que reorganizar la empresa para tratar de cumplir con los clientes, antes éramos aproximadamente 90 personas las que trabajábamos en Bertoni y ahora somos 23, fue un cambio importante que se dio aproximadamente en tres años. Tuvimos que acomodarnos al nuevo mercado y al surgimiento de las nuevas empresas competidoras que antes no existían, por lo tanto, el desafío es poder reconvertirnos para poder darle al mercado lo que requiere.

Siguen en el top 3 de las empresas de mobiliario de Uruguay, sin embargo, desde su empresa comentaron que en el último tiempo bajó su presencia de marca en el mercado ¿a qué creés que se debió eso?

Sí, creo que se debió a que disminuimos un poco la atención, tratamos de darle más atención a los grandes clientes y dejamos por detrás a los pequeños clientes que habían sido siempre el principal mercado de Bertoni. Entonces, parte de esta reestructura ha sido llegar a menos clientes, con una menor demanda logística y no la administración de muchos clientes que quizás hacían llegar a tener costos operativos más grandes. Hoy trabajamos el área más que nada de oficinas y corporativo, básicamente hemos tratado de enfocarnos en esas dos unidades de negocio.

En materia de gestión humana y en el marco de esta reestructura ¿cuál es la cultura de trabajo que implementa Bertoni?

Inicialmente la empresa era familiar, luego crecimos mucho y quizás descuidamos la parte familiar del mercado. Actualmente, la idea es implementar un trato familiar, volver a los orígenes, poder tener un ida y vuelta con los empleados, ser flexibles ante sus demandas, brindarles tiempo libre, mejorar la comunicación que es lo más difícil de lograr, y la capacidad de comunicarnos entre las diferentes generaciones que conviven dentro de la empresa. Los valores que queremos transmitir en Bertoni son la transparencia y el ida y vuelta con los clientes, tratar de responder rápido a las consultas, de darle satisfacción a cada uno de los detalles en los que quieren que prestemos atención y brindar un servicio más personalizado.

¿Cómo impactó a nivel del equipo humano el haber tenido que prescindir de tantos puestos laborales?

Afectó mucho al que se fue y al que se quedó. El impacto en el personal fue fuerte y creo que la fortaleza de la empresa para poder atravesar ese momento se debió casi en un 90% al personal que pudo afrontar los cambios, entender lo que la empresa necesitaba, construir y asegurar los puestos de todos. Sin el apoyo del personal hubiese sido imposible.

¿Tienen mucha rotación actualmente?

En cierto momento la empresa pasó por una gran rotación de personal y creo que pasó lo mismo en todo Uruguay alrededor del 2012 y 2014, porque había una fuerte demanda laboral entonces los empleados no tenían la necesidad de conservar el empleo. Hoy por hoy, solo tenemos una rotación del 10% porque hay una desaceleración del mercado y porque el desempleo aumenta, entonces podemos ver que las personas cuidan mucho más su trabajo. Los que se van es porque ya adquirieron la experiencia que buscaban, ya se capacitaron y decidieron ir por otro camino. Cuando la economía uruguaya se vuelva a acelerar y vuelva a crecer, lo difícil va a ser poder mantener los valores de la empresa para no perder personal en el cual invertimos y capacitamos y para poder seguir generando nuevos puestos de trabajo sin tener que contraernos.

¿Qué rango de edades manejan?

Trabajamos con gente de entre 23 y 55 años, tenemos una media de 35 años aproximadamente.

¿Ven diferencias en la forma de trabajo de las nuevas generaciones respecto a las anteriores?

Sí, hay diferencias en la forma de comunicación y la adaptación a la introducción de nuevas formas del trato con el cliente por ejemplo. El vendedor comercial joven hoy básicamente se comunica con el cliente por Whatsapp, le envía una foto del producto, le explica cómo funciona, y eso lo hacen de forma muy natural y está bueno. En cambio nosotros los más veteranos buscamos un mail o tratamos de formalizar la relación con una reunión, mientras que ellos le dan más espontaneidad y muchas veces a causa de eso tienen mayor recepción.

¿Cómo buscan generar el equilibrio entre esas generaciones tan diferentes?

Es difícil porque ellos buscan la respuesta inmediata mientras que nosotros intentamos analizar sus planteos y analizar la solución que les vamos a dar, pero creo que eso es enriquecedor para la empresa, sobre todo porque es necesario para poder seguir reinventándonos. Igualmente, la experiencia por parte de los más veteranos de la empresa también es valorada, los puestos más gerenciales de la empresa tienden a estar ocupados por personas de mayor edad. Muchas veces sirve para mediar entre los impulsos y nosotros que somos más conservadores y que preferimos ir más despacio con cada proyecto que emprendemos, así que el equilibrio está bueno y la relación es muy buena.

¿Es una relación de tipo horizontal o más bien vertical?

En eso hemos venido trabajando, en intentar que todo el mundo que tenga algún tipo de comentario, duda, problema o respuesta pueda decirlo en el momento. La idea es poder tener respuestas rápidas entre todos, tratamos de escuchar a todos de forma rápida desde el primer momento que llegan con una pregunta o con un planteamiento. El ida y vuelta y la comunicación es recíproca ahora, en la empresa trabajamos con un sistema de redes específicamente para eso, para poder vincularnos todos horizontalmente, ese un pro.  

¿Cómo describirías el clima laboral actual que tiene Bertoni?  

Es un clima muy bueno, tratamos de ser flexibles y descontracturados. Intentamos fomentar la relación desde otros aspectos que no sean únicamente los monetarios, si precisan hacer un trámite, ir a buscar al hijo a la escuela o lo que sea, la idea es que se pueda hacer. El objetivo no es poner trabas sino buscar la productividad del empleado en donde se sienta más cómodo, creo que pasa por ahí. Las nuevas generaciones no buscan un mayor sueldo, no ven al trabajo como un fin de vida sino como un medio de vida y es difícil para los más grandes entender eso, es un poco difícil entender las metas y ambiciones de todo, pero es en lo que trabajamos.

Dicen que la motivación en las nuevas generaciones es uno de los factores más importantes a la hora de definir  si se quedan en un trabajo o se van ¿cómo buscan ustedes motivarlos?

Nosotros los motivamos a través del buen clima laboral que ofrecemos y por la capacitación que les damos. Poder hacer un proyecto de equipamiento que sirva para una cadena hotelera no es muy común en Uruguay, trabajar con empresas multinacionales con grandes proyectos no es algo común. Entonces creo que lo que brindamos es capacitación y experiencia, eso es un valor agregado porque entran con un conocimiento teórico y se van con una experiencia vivida que les da la empresa.

¿Cuál considerás que es la clave para lograr un equipo humano y exitoso?

La buena comunicación es la clave, además la voluntad de las personas con quienes vas a trabajar y el compromiso, esas dos cualidades tienen que estar sino ningún equipo funciona. Comunicación y trabajo en equipo es lo más importante, la idea es sumar y no restar así que más allá de eso no veo que nada sea imposible.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: