María Laura Volpi, gerente de Consultoría en Capital Humano en KPMG

(Por Santiago Magni) KPMG llegó a Uruguay en 1946 y es una de las principales firmas que trabajan en auditoría y asesoramiento tributario, legal y de negocios. Su gerente de Consultoría en Capital Humano, María Laura Volpi, participó de nuestra sección en la que nos acompañan Campiglia ConstruccionesEdenred, y esto fue lo que nos contó… 

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Cuál es el presente de la firma?

Somos una de las firmas líderes en el mercado uruguayo. Se mantiene en Uruguay eso de las big four, ese liderazgo. Tenemos otros desafíos en Uruguay, otras empresas más chicas que empiezan a jugar y a trabajar en proyectos como nosotros, pero tenemos cierto liderazgo a nivel del mercado.

¿Qué diferencia a KPMG de otras empresas que brindan los mismos servicios?

La calidad es uno de los puntos que nos diferencian. Trabajamos con calidad en todos los proyectos, sea de auditoría o asesoramiento. Quizás en detenimiento en lo que es el contacto con el cliente, dedicarle tiempo al cliente o al interlocutor que tengamos, porque si estamos trabajando en un proceso de búsqueda de selección también tenemos contacto con los postulantes y eso para nosotros es importante. Que ellos sientan que se les presta tiempo y atención al igual que un cliente.

¿Cuál es la modalidad de trabajo?

Normalmente trabajamos por proyecto. Se componen en muchos casos, cuando trabajamos en proyectos que implican la tecnología, en equipos multidisciplinarios. Ahí trabajamos personas por ejemplo, ingenieros y licenciados en sistemas, programadores, psicólogos, contadores, se trabaja en un equipo multidisciplinario porque el abordaje es complejo, por ejemplo en los proyectos que estamos trabajando hoy de automatización robótica del proceso. Tenemos que tener a alguien de tecnología, alguien de gestión del cambio, que ahí entramos nosotros, y alguien que conozca los procesos de la organización, que ahí es el contador o el licenciado en administración.

¿Cuál es el promedio de edad de sus trabajadores?

El promedio de edad debe estar en unos 30 años, o un poco menor, quizás 28. Tenemos chicos muy jóvenes que son estudiantes y después personas que tienen más experiencia que tienen 30 y pico, 40 o 50 años.

¿Cómo es el ambiente laboral?

El ambiente es muy bueno, creo que es una de las cosas que nos diferencia, no conozco tanto la interna de otras consultoras, pero los clientes nos señalan eso. En muchos casos trabajamos en el cliente, físicamente en sus oficinas, y ellos perciben eso. El ambiente además se genera con el cliente, no sólo en la interna de KPMG, ya que siempre trabajamos con un equipo del cliente, y el clima es con ellos también y tratamos de que sea muy bueno.

¿Cómo es el trabajo en conjunto con los clientes?

Depende del proyecto en que estemos trabajando. Si es un proyecto que involucre tecnología trabajamos con un equipo muy similar de la otra parte. A veces es un equipo espejo, idéntico al nuestro, pero en el cliente y en otro caso son personas que se les asignó ese proyecto y trabajan con nosotros, son una o dos o tres personas que están permanentemente.  Después hay otros que van y vienen, los llamamos en algún momento y los convocamos a alguna reunión.

¿Llevan a cabo instancias de capacitación?

Tenemos reuniones internas permanentemente, desde las reuniones gerenciales a las reuniones por proyecto. Tenemos seguimientos, reuniones de elecciones aprendidas, diferentes tipos de reuniones a medida que va avanzando el proyecto.

Tratamos de formarnos siempre, a veces en forma externa, otras veces son capacitaciones de KPMG internacional, KPMG en otro país que nos capacita, normalmente son los expertos en ese tema y a veces son capacitaciones internas. Alguien mismo de la firma que ya tuvo un proceso de aprendizaje lo replica al resto y capacita al resto.

¿Se encuentran incorporando personal?

Permanentemente estamos incorporando gente, normalmente en las posicionas más junior. Personas que están estudiando y recién ahora van a tener su primera experiencia laboral, más que nada para el sector de auditoría, en el sector de consultoría, que es en el sector donde yo trabajo también. Normalmente se incorporan perfiles de personas que recién están arrancando a nivel laboral.

Al tener trabajadores de distintas edades ¿Cómo se logra cierto equilibrio?

Tratamos en los equipos que conformamos para los proyectos de tener esa combinación. De la persona que tiene más experiencia que va guiando al que tiene menos experiencia. Pero el que tiene menos experiencia en muchos casos aporta algo más actualizado o esa mirada más objetiva, fresca, que quizás a nosotros no se nos hubiese ocurrido, a veces es pensando fuera de la manera en que lo pensamos nosotros.

¿Qué motiva a los trabajadores de KPMG?

Nosotros partimos de que tiene que existir un conocimiento del para qué de lo que hacen, yo al menos con mi equipo lo trabajo de esa manera. Que entiendan qué es lo que están haciendo, qué sentido tiene lo que hacen y eso debería disparar cierta motivación en la persona. Yo soy de las que piensan que la motivación intrínseca es más importante que la motivación externa, tiene que haber una motivación interna muy importante. Por ejemplo, si estamos trabajando con ciertos niveles de calidad y profesionalismo que la persona esté alineada y le interese trabajar en ese sentido con la calidad. Es muy exigente también, pero si a la persona no le interesa alcanzar ciertos niveles de calidad, seguramente se frustre porque no entiendan para qué trabajar así.

Después de que en cada proyecto entiendan, que de repente están haciendo una tarea muy operativa, pero cómo impacta eso en el resultado final del proyecto, creo que eso es importante, a mí al menos siempre me interesó saberlo cuando empecé a trabajar. Qué impacto tienen las cosas que yo hago, aunque sean muy operativas y de repente uno lo ve como muy sencillo, pero saber para qué lo hago.

Después brindar oportunidades de desarrollo, de que se puedan desarrollar no sólo en lo vertical, a nivel de ascensos, sino también esto de trabajar en diferentes proyectos les da un conocimiento que en la práctica es donde se aprende. No lo vas a aprender en la facultad, es en el día a día y hoy trabajás en una encuesta de remuneraciones, mañana en una encuesta de clima, otro día desarrollando un sistema de evaluación de desempeño, como en cosas bien distintas y las personas valoran mucho eso. O en selección también, hacés selección de un cargo más operativo, después podés pasar a un mando medio, a hacer selección de cargos gerenciales, que sean posibilidades reales de ir creciendo si la persona tiene las habilidades para hacerlo.

¿Cuál es la cultura de trabajo de la firma?

Lo que son los valores se hace mucho énfasis en algunos aspectos de trabajo en equipo, profesionalismo, calidad, trabajar en forma íntegra, ser profesionales íntegros. En esto, por ser una firma de auditoría donde está todo muy cuidado y hay que trabajar en forma transparente nos marca a todos los demás que trabajamos en asesoramiento. Eso es parte de la cultura de la organización, junto con el trabajo equipo que sea de la mejor manera, disfrutable y haya buen clima.

¿Hay cierto perfil que deben tener los trabajadores de KPMG?

Una de las cosas que se busca, haciendo énfasis en lo que busco yo en capital humano,  es más que nada el tema de la flexibilidad. Que sean personas flexibles para trabajar en equipo y que sean flexibles para hoy trabajar en un cliente y mañana en otro que es muy distinto, que tienen culturas muy distintas, que tienen interlocutores muy distintos. Ese es uno de los aspectos más importantes para trabajar, y es lo que yo busco cuando selecciono a una persona. Quizás en otras áreas de KPMG puede ser distinto, capaz otros sectores te dicen que para ellos es más importante la atención al detalle, por ejemplo.

¿Cuáles son las claves para formar un equipo de trabajo exitoso?

Para mí una es que el equipo pueda generar sinergia entre sí. Que entiendan bien el rol de cada uno, y que puedan aportar valor. Que no sea que me dicen lo que tengo que hacer y lo hago, que vean más allá de lo que pueden ir. Hay algunas cosas que las tengo que potenciar yo, como responsable del equipo y otras que las mismas personas las van generando. Yo tengo que ver cierta base en el potencial de las personas y después ir potenciándolo. Para que funcione bien el equipo tenemos que estar orientados a dar un buen servicio al cliente y alcanzar un muy buen nivel de calidad, porque sino ahí es cuando empiezan a generarse rispideces internamente. Porque unos se esmeran mucho más que otros, por suerte no se nos ha dado, normalmente todos trabajan alineados en la orientación al cliente.

¿Cuál es la propuesta de valor que ofrecen a sus colaboradores?

La gran propuesta de valor para las personas que se incorporan a los equipos de consultoría es la oportunidad de desarrollo profesional. Adquirir conocimientos que no se pueden adquirir en ningún otro lugar, en ninguna universidad, y las oportunidades de conocer cómo funcionan las empresas, desde chicas, medianas, grandes, multinacionales. Si yo entro a trabajar a una empresa difícilmente tenga ese conocimiento tan general, la consultoría creo que lo que da es eso, de poder conocer la interna de muchas empresas en poco tiempo. De repente en tres años trabajaste con muchas empresas.

¿Qué objetivos tiene la firma para este 2018?

A nivel de la firma lo que buscamos es seguir creciendo en lo que es innovación y en cuanto a proyectos que involucren tecnología. Creo que por ahí va el desafío hoy y esto nos impacta a nosotros desde Capital Humano también. Tenemos el desafío que los clientes están introduciendo tecnología y van a introducir cada vez más tecnología, y cómo nosotros acompañamos ese proceso de cambio. Tanto con la tecnología que el cliente va a incorporar, con la que ya está trabajando o con la que nosotros podamos aportar, porque trabajamos en proyectos donde nosotros desarrollamos las herramientas, por ejemplo en automatización robótica del proceso nosotros no desarrollamos el software pero adaptamos los procesos a través de ese software. Y en otros casos que el cliente ya trabaja con algún software en particular y no necesita nuestra intervención desde tecnología, pero sí desde gestión del cambio, porque no tiene personas capacitadas para eso o necesita reforzar con profesionales externos y nos contratan para trabajar en gestión del cambio en algún proyecto grande.

Gracias a quienes nos acompañan:

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: