Rafael Valek, gerente Comercial de Sinergia

(Por Pía Mesa) Sinergia es una empresa que se basa en promover el trabajo en comunidad y de modo colaborativo en los cuatro espacios de cowork con los que cuenta actualmente. Su gerente Comercial, Rafael Valek nos acompañó en las entrevistas que realizamos en uno de los apartamentos, equipados por Pop Design, del Desarrollo Estrellas del Sur, de Campiglia Construcciones

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

¿Hace cuánto que comenzaste a trabajar en Sinergia?

Estoy en Sinergia desde hace un año, un año bastante intenso porque cuando empecé teníamos solamente Sinergia Palermo, se venía la apertura de Sinergia Carrasco, enseguida empezamos con los primeros open house de lo que hoy es Sinergia Design y hace poco más de un mes concretamos Sinergia World Trade Center. Es un año súper intenso de apertura permanente, a cada rato aparece un espacio de cowork nuevo.

¿Cuáles son tus principales tareas como gerente Comercial de Sinergia?

La principal tarea es monetizar los espacios de cowork, oficinas cowork libre y cowork fix, que son los formatos que la gente conoce de Sinergia. Y después obviamente encontrar oportunidades y vinculaciones con instituciones, marcas y empresas que entiendan que el mundo de la colaboración y de compartir los espacios físicos es la primera puerta para compartir proyectos que crezcan. Realmente vemos que la colaboración funciona y lo vivimos a diario.

¿Cuánta gente trabaja actualmente en Sinergia?

El equipo de trabajo de Sinergia tiene entre tres y cuatro personas estables por espacio, hay un equipo de gestión y un directorio, estamos hablando de entre 20 y 30 personas armando el equipo de Sinergia. Si después pensamos en lo que son los emprendedores y las empresas que crecen dentro de Sinergia, no te podría decir un número exacto pero sí te puedo decir que tenemos prácticamente un 90% de espacio físico ocupado, estamos hablando de casi 100 oficinas entre los cuatro espacios hoy, con proyecciones de seguir creciendo. Debemos de tener alojadas más de 50 empresas y me quedo corto quizás, lo que sí tenemos es un montón de situaciones y uniones que hacen entre ellos, de Sinergia que se genera entre ellos y que generan emprendimientos y empresas nuevas.

¿Cómo es la relación entre los emprendedores que están trabajando y el equipo de Sinergia? ¿Están al tanto de sus proyectos?

Yo llegué hace un año cuando era muy fácil llegar y saludar a toda la gente y saber en qué estaban trabajando, hoy esa posibilidad se ha complicado porque somos muchos más los que vemos y son muchos más los espacios. Yo que ando de Sinergia en Sinergia, hay veces que al tiempo me entero en qué están trabajando. Nosotros tenemos una incubadora en Sinergia y es un equipo que sí está mucho más en contacto porque además muchos de los que están utilizando espacios e infraestructura de la empresa han entrado por la incubadora y con el sistema de mentoría han crecido dentro de Sinergia.

¿Cómo describirías el presente de Sinergia?

Nunca tenemos presente, vos entrás a Sinergia y leés en algún lugar un cartel que dice “el futuro ya llegó” y realmente es así. Todo el tiempo estamos caminando, cuando te hablan de presente pensás ¿cuál es la foto de hoy? Y la foto de hoy nunca es fija, el presente es dinámico, es adaptarse permanentemente a los requerimientos de un mundo que va más rápido, donde aparecen nuevas plataformas, nuevas cuestiones digitales, nuevas formas de comercializar. Entonces te diría que la palabra que define el momento de Sinergia es la flexibilidad, flexibilidad para estar prontos a lo que nos pidan. Hoy tenemos que estar permanentemente atentos a los requerimientos de los coworkers y saber cuáles son sus principales demandas.

¿Cuáles han sido esos nuevos requerimientos?

Fueron variando con el tiempo, en un inicio era la buena conectividad a Internet, eso ya se resolvió hace tiempo, luego eran lugares para dormir la siesta, y ahora por ejemplo detectamos la necesidad que tenían de poder pasar más tiempo en el lugar y por eso estamos trabajando fuertemente en el proyecto de coliving.

¿En qué consiste el coliving?

El coliving es una muestra del presente y de lo que se viene, junto con todos los otros cowork que hay –porque no somos solo nosotros- cambiamos la forma de trabajar en el sentido del cowork y ahora vamos a ver si podemos cambiar la forma de vivir. Nos dimos cuenta de que hay mucha gente que pasa mucho tiempo en Sinergia, que termina su horario de trabajo y se quedan a un after, que terminan de trabajar y se van a Montevideo Beer Company tanto el de World Trade Center como en Sinergia Design. Nos empezamos a dar cuenta de que la gente quería estar más tiempo, que quería compartir mucho más que el trabajo y los proyectos, quería compartir tiempo, momentos, situaciones.

El proyecto lo están llevando adelante en conjunto con la inmobiliaria ACSA ¿en qué fase están?

Sí, estamos hablando de un edificio que tiene más de cuatro pisos, es un proyecto junto con ACSA, todavía no tenemos armado el plan comercial y ya tenemos reservas de gente, te diría que ya está lleno y aún no hemos inaugurado los planes comerciales. Es un edificio donde van a haber muchos espacios de cowork, de esparcimiento, talleres y espacios para lo académico. La idea es que la gente pueda vivir ahí, que puedan trabajar, vivir, capacitarse y divertirse, es una nueva forma de entender esto. El edificio –si bien estaba abandonado- estaba en muy buen estado, así que estamos trabajando en la parte de diseño de interior y en los detalles. Pensamos que sobre fin de año o en los primeros meses del 2018 lo vamos a tener funcionando. Mucha gente de la que está interesada ya forma parte de la propia comunidad de Sinergia, la gente que se vinculó al concepto y que ya está conviviendo en Sinergia quiere probar.

¿Cómo definirías al público objetivo de Sinergia?

Nosotros nos dimos cuenta que lo que no se puede creer es que Sinergia es para una edad determinada, esto es para una mentalidad, no hay edad para ser coworker, hay quienes piensan que solo es para jóvenes pero sé que no es así porque hay que tener cabeza para poder tener un emprendimiento propio. Hoy la gente quiere estar en un espacio que esté bueno, que sea inspirador, el tema de la inspiración en los espacios de Sinergia es súper importante, que estés motivado, que te guste ir, que lo que respires sea inspiración, motivación y buena energía y los espacios tienen eso.

¿Las actividades de integración que se realizan en Sinergia son impulsadas por el equipo o por parte de los coworkers?

Nuestros encargados de cada local son los responsables cada tanto de armar esto, pero es la misma comunidad la que lo pide. Las jornadas de integración terminan generando un networking distinto y positivo para más cosas.

¿Cómo es el proceso de admisión de nuevos emprendedores y de integración al mundo Sinergia?

La verdad es que formalmente no filtramos a quien viene, sino que se va dando en los hechos, lo que sí hacemos es incluir, invitar o abrirle las puertas a coworkers o a personas que entendemos que tienen algo para aportar en la comunidad, que generen un espacio que inspire. No tenemos cerrada la entrada a la comunidad para nadie, pero tratamos de estimular ciertos perfiles creativos, colaborativos, artísticos, de gente digital, pero no tenemos un comité para decir quién si y quién no. Lo que hemos hecho ahora, porque los mismos espacios generan eso es ir delimitando perfiles según el espacio de cowork que sea más adecuado. Sinergia Design obviamente que va directo a hablarle a la gente que diseña indumentaria, mobiliario, accesorios, pero tampoco impide que en Design haya un estudio de abogados instalado. En Design tenemos tres productoras audiovisuales instaladas, dos empresas de marketing digital. No filtramos formalmente pero tampoco la gente que no es muy Sinergia viene a Sinergia, es un tema real. En Sinergia Carrasco pasa lo mismo, tiene una elegancia propia de un Sinergia que se ubicó en un barrio privilegiado y estéticamente distinto a lo que es Sinergia Palermo por ejemplo, lo ves hasta en cómo van vestidos y eso está buenísimo que pase.

¿Se dan instancias compartidas entre los integrantes de todos los espacios de cowork de Sinergia?

Sí, se dan todo el tiempo además de la cena de fin de año. La semana que viene por ejemplo vamos a tener en Sinergia World Trade Center un evento para todos y seguro van integrantes de cada cowork. Se generó una comunidad, el que se siente parte realmente disfruta de que se abran otros espacios y a la larga también hay posibilidades para que ellos puedan ir.

¿Cuántas solicitudes de nuevos ingresos reciben en promedio por mes?

No lo tenemos medido pero permanentemente está llegando gente nueva. La comunidad coworker creo que a nivel de Montevideo, está creciendo y es una realidad que la gente cada vez más tiende a compartir más espacios porque entiende que compartir espacios –además del beneficio económico- les da la posibilidad de interactuar con gente vinculada a su área o no, pero que le da un plus porque tiene la posibilidad de levantar la mano y encontrar profesionales que lo ayuden.

¿Y cuánto tiempo suelen quedarse en un espacio de cowork? ¿Van por un proyecto puntual o se quedan más tiempo?

El que llega no se va, hay muchos que están desde el primer día, obviamente que la puerta de entrada a Sinergia es un espacio de cowork libre y ahí muchos empiezan a ver crecer su proyecto y se dan cuenta que ese formato les encanta, como también hay de aquellos que ven que su proyecto crece y consideran que necesitan una oficina, pero son cosas distintas y la verdad es que no hemos tenido a nadie que se vaya porque esté disconforme, se van porque crecen.

¿Cuánto cuesta formar parte de Sinergia?

Básicamente tenemos oficinas de 17 m2 desde US$650 más IVA, tenemos oficinas de 15 m2 por US$550 más IVA, ese precio incluye la seguridad, la limpieza, el adsl y determinada cantidad de horas de salas de reuniones. Si eso lo bajás a los precios del mercado, si quisieras alquilarte una oficina por tu cuenta con esos servicios, no llegás y te van a pedir garantías. En esos precios no está incluido todo lo que te da el espacio, y eso depende de cómo cada uno se acomode para sacarle más jugo, pero también entendemos que no es una competencia contra el mundo inmobiliario, para nada, sino que hay mucha gente que apuesta a estar en una comunidad. Ahí es cuando nosotros nos vemos obligados a generar servicios, brindar talleres, las capacitaciones a la comunidad porque claro, estar en Sinergia te da la posibilidad de acceder a todos los beneficios de la comunidad que intentamos que sean muchos, muchas veces tienen que ver con capacitación y no con cosas materiales.

Me comentabas que el presente de Sinergia siempre es dinámico y en constante cambio ¿a nivel comercial cómo buscan el equilibrio ante tanta flexibilidad?

Los espacios físicos nos permiten esa flexibilidad, los espacios físicos están pensados para que lo que es una oficina sea una sala, lo que es una sala de reuniones sea una sala de eventos, lo que es un espacio de cowork movemos todo y hacemos un taller, o hacemos un TEDx igual. Los eventos que estamos haciendo son desde 20 personas a 2.000, los espacios nos permiten ir dimensionando y eso nos permite a nivel comercial poder tener varias ofertas. Además de que recibimos eventos de diversas empresas que no forman parte de Sinergia, pero que de alguna forma u otra entienden que quieren hacer su evento ahí. Comercialmente el desafío es intentar que esa onda que Sinergia tiene por el contenido que genera, se pueda poner al servicio de lo que es la comunidad empresarial tradicional, poder disponer de lugares y oportunidades de flexibilidad física que es lo que tienen nuestros espacios.

¿Cuáles son los desafíos a los que están enfrentados hoy?

Capaz que lo más difícil de Sinergia hoy en día es poder explicar todo lo que hacemos, el desafío es poder contar las actividades que realizamos, creo que la filosofía de Sinregia está clara, pero al tener cuatro espacios de coworks, numerosas salas de eventos, se genera mucha información y muchas actividades que no podemos comunicar como quisiéramos por los tiempos que manejamos.

¿Y cuáles son las estrategias a nivel de marketing y de comunicación que utilizan para sortear esos desafíos?

En la interna de la comunidad manejamos una aplicación que funciona bien, además tratamos de usar todas las redes sociales, tenemos un equipo propio de comunicación, generamos un newsletter pero claro, siempre se nos pierde algo, siempre alguien nos dice “che, no me enteré”, porque se genera mucho contenido, pero bueno, tratamos de mantener una comunicación fluida con la comunidad. Trabajamos mucho en los pizarrones a nivel de la interna porque el espacio juega mucho en los Sinergia, la gente comparte mucho tiempo ahí, entonces tenemos una diseñadora que es especialista en lettering y le pone mucha onda a los carteles pero sí, siempre se nos escapa algo. El desafío es poder comunicar en tiempo y forma para que la gente no se entere de un evento media hora antes de que suceda.

¿Cómo te imaginás a Sinergia en un mediano y largo plazo?

Esta pregunta me la hago a mí mismo muchas veces, mi hijo mayor tiene 12 años y yo me imagino a Sinergia siendo el lugar donde mi hijo cuando tenga la edad de trabajar lo haga ahí. Entiendo que se están terminando las ganas de trabajar en lugares, oficinas y empresas que te tengan ocho horas con gente con la cual no querés estar al lado, eso ha hecho crecer el trabajo freelance y eso acompañado de tecnologías que te permitan trabajar desde otros lugares que no tengan por qué ser las oficinas. Hay multinacionales que hoy mandan a sus empleados a trabajar desde la casa y hay estudios en el mundo que dicen que eso es mejor para la empresa. Entonces me imagino una mezcla de estas cosas, donde los padres empiecen a estimular a sus hijos en estas nuevas tendencias y modalidades. No necesariamente porque te tengan encerrado en una oficina vas a rendir más, y súmale que la gente si puede quiere ser su propio jefe, aunque no es para todos ser emprendedor, hay gente que le gusta tener un jefe y cumplir órdenes y está perfecto, pero me parece que el mundo del cowork va a crecer un montón, ojalá que Sinergia también. El futuro me lo imagino con muchos más espacios de trabajo compartido, con mucha gente compartiendo estructuras para bajar costos porque se supone que no te puede salir caro trabajar, te puede salir caro vivir y disfrutar tu tiempo libre pero para eso tenés que estar en situaciones de trabajo donde puedas compartir en lugar de poseer. Me imagino un futuro mucho más compartido en lo laboral, incluso más transversal en las disciplinas.

¿Cómo ves al ecosistema emprendedor uruguayo?

Me sorprendo cuando veo que hay cada vez más actividades, hasta hace unos un emprendedor era una raza rara y hoy ya nadie tiene vergüenza de decir que es un emprendedor, es una forma de pararse frente al mundo. Lo que yo veo es que actualmente es mucho más fácil hacer que los negocios que están buenos y las ideas que están buenas lleguen afuera, eso te da una escalabilidad que lo vuelve negocio y está buenísimo. Lo que veo en los emprendedores que me rodean todos los días es que cada vez son más jóvenes, que logran ganar plata haciendo lo que les gusta y sin tener un jefe. Veo menos jefes y más compañeros de trabajo.

¿Cuáles creés que han sido los mayores aciertos de Sinergia?

El principal acierto creo que fue apostar a que había un espacio, una necesidad y un segmento de emprendedores y de personas con ganas de trabajar de forma diferente. Llegar a un lugar de trabajo, que puedas ir en bici, ducharte y llevar a tu perro es buenísimo, el principal acierto fue ponerle onda al trabajo, tiene que ver con la energía que le pone cada uno, no solo por Sinergia en sí mismo. Los espacios de Sinergia sin gente con espíritu ganador no son nada, se dio una simbiosis muy interesante entre todos. En Sinergia las ideas se comparten porque es la forma de estar ahí.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: